Familia

7 películas de Navidad típicas para ver con niños

Disfruta la Navidad en familia con estas películas clásicas para niños

películas de navidad para niños
Nuria Capdevila

Nuria CapdevilaMaestra y pedagoga

Con la Navidad a la vuelta de la esquina, los papás y mamás ya empezamos a prepararnos para las vacaciones de los más pequeños de la familia. Es un momento especial del año en el que no solamente vamos a poder pasar tiempo de calidad a su lado, sino que también lo podemos aprovechar para transmitirles valores como la amistad, la empatía, la sinceridad y la humildad. Y, para ello, tenemos una gran cantidad de recursos a nuestro alcance, como pueden ser los villancicos, los cuentos y las películas de Navidad.

Películas de Navidad para niños: Un recurso para disfrutar en familia

De todos los recursos de los que disponemos para educar a nuestros hijos en valores destacan las películas; nos permiten pasarlo bien a la vez que ejemplifican aquellos conceptos poco tangibles que nos cuesta hacer entender a nuestros hijos. Al tener la Navidad tan cerca, nosotros os queremos proponer una serie de películas para ver con ellos.

1. Polar Express (2004)

Sin duda alguna, Polar Express se ha convertido en una de estas películas que nunca pasan de moda y que, además, gustan muchísimo a los más pequeños. Polar Express es el tren con el que los niños siempre han soñado: un tren que les transporta al mágico mundo de Santa Claus. Durante el viaje, los protagonistas no solo se ayudan entre ellos, sino que también descubren cómo es la vida de Santa Claus al lado de sus elfos.

Con esta película de Navidad, los niños sentirán la ilusión y podrán descubrir el mundo de la amistad, incluso cuando hay mucha diferencia entre la personalidad de dos personas. Además, Polar Express está enfatiza la magia de la Navidad, ideal para que nuestros hijos no dejen de soñar en esta época del año.

2. Arthur Christmas: Operación Regalo (2011)

Arthur Christmas es una película que va a encantar a los más chiquitines y es que su protagonista, el hijo de Santa Claus, no está de acuerdo con que algunos niños se puedan quedar sin su regalo de Navidad. Por este motivo, se propone que no se pierda ni un solo regalo.

La determinación y el esfuerzo, juntamente con el trabajo en equipo, son valores que los padres podemos transmitir a nuestros hijos mientras vemos esta película. Además, al conseguir sus propósitos, el hijo de Santa Claus también obtiene su recompensa: la satisfacción de ver la felicidad en la cara de todos los niños del mundo.

3. Klaus (2019)

Klaus es una de las películas navideñas que no podemos dejar de ver con los peques de la familia. Klaus narra la historia de un niño que, aparentemente, lo tiene todo. Sin embargo, pronto se dará cuenta de que la vida es mucho más que posesiones. Su vida da un giro inesperado, el cual lo llevará a mudarse con su padre a otra ciudad. En ella, conocerá a quien será un gran amigo y dónde empezará la historia de Santa Claus. Con pequeños toques de humor, Klaus es una historia llena de sentimientos que llega al corazón de cualquiera desde el primer minuto.

4. Cuento de Navidad (2009)

Otro clásico dentro de las películas de Navidad típicas para ver con niños que no podemos dejar pasar es “Cuento de Navidad”. Esta película está basada en el cuento de Charles Dickens y cuenta la historia de un señor muy egoísta y con una vida bastante mediocre. A lo largo de la noche de Navidad, este recibe la vista de tres espíritus: el de la Navidad pasada, presente y futura. Cada uno de ellos, le muestra partes de su vida, así como su final si no cambia su actitud. El señor Scrooge, una vez se despierta de su sueño, empieza a compartir cuanto tiene con todos los demás y se da cuenta de que dar es mejor que recibir.

Cuento de Navidad es una película que enseña solidaridad y empatía; enseña a los niños a compartir todo cuanto tienen y a ayudar siempre que les sea posible. Además, fomenta la idea de que la felicidad proviene de los pequeños actos hacia aquellos que queremos y que nos necesitan, no de las posesiones que podamos llegar a tener.

5. El Grinch (2000)

La Navidad no es para el Grinch. Este ogro de color verde y un tanto malicioso ama la soledad y la tranquilidad. Los villancicos y la alegría de la Navidad no son para él y, harto de vivir cada año la misma pesadilla, decide robar todos los regalos de Navidad. Sin embargo, sus vecinos no están dispuestos a vivir una triste Navidad. Por ello, crean equipos con una sola misión: recuperar los regalos de Navidad. Y la alegría.

La película del Grinch enseña a los niños la importancia de la amistad y, de nuevo, el valor del trabajo en equipo. El esfuerzo compartido siempre es mucho mejor, siempre da mejores resultados y el camino es más ameno y llevadero. Una película que merece mucho la pena si, además de transmitir valores, queremos reírnos un buen rato al lado de los más peques de la familia.

6. El Cascanueces (2018)

El Cascanueces es un cuento que ha sido adaptado a múltiples formatos: películas para adultos, películas infantiles, óperas, etc. De ahí que se haya convertido en otro clásico navideño. Esta narración cuenta cómo una niña recibe un cascanueces de juguete el cual ayuda a derrotar al Rey de los Ratones y su ejército. Una vez más, en esta película se explotan valores como la cooperación y el trabajo conjunto. Sin embargo, añade un poco de romanticismo y mucha ilusión navideña

7. Elf (2003)

Elf nos cuenta una historia de un bebé, un tanto curioso, que acaba dentro del saco de Santa Claus, quien se lo lleva a su mundo para que crezca con sus elfos. Sin embargo, él no es como los demás ayudantes de Santa Claus. La idea básica de esta película de Navidad es que, a pesar de las diferencias, cuando se trabaja conjuntamente y se es empático, siempre llegan buenos resultados.

Como podéis ver, hay una gran cantidad de películas que podéis ver con los pequeños de la casa y con las que podéis transmitirles valores tan vitales como la amistad, el compañerismo, la solidaridad y la empatía. Aprovechamos, en este punto, para recordaros que los niños aprenden más y mejor cuando se divierten; por ello, las películas son uno de los recursos que merece la pena explotar.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *