El plátano: Un alimento que no debe faltar en la dieta infantil

Descubre 5 beneficios del plátano para los niños

Beneficios del plátano para los niños

Hace poco Lidl realizó un estudio sobre los hábitos de alimentación en España en el cual desveló que el 23% de los niños no consumen fruta fresca a diario y solo el 38% la consumen una vez al día. Se trata de un resultado alarmante, sobre todo teniendo en cuenta que la Organización Mundial de la Salud recomienda incluir tres raciones de fruta en la dieta cotidiana.

Una estrategia para lograr que los niños coman de buena gana más frutas consiste en incluir el plátano en su dieta ya que, según ese mismo estudio, se trata de la fruta preferida de la mayoría de los pequeños. De hecho, es una fruta que se puede insertar muy temprano en la dieta de los bebés y que les reporta varios beneficios para su salud.

Cinco buenas razones para incluir el plátano en la dieta de tu hijo

1. Brinda energía instantánea

Los plátanos son uno de los alimentos preferidos de los deportistas, lo cual se debe a que los hidratos de carbono que contiene se convierten en una fuente de energía instantánea. Como los niños se mantienen muy activos a lo largo del día, pueden fatigarse con facilidad si no siguen una dieta equilibrada. Para evitarlo, puedes darle un plátano cuando regrese de jugar o del deporte, así recuperará fuerzas.

2. Facilita la digestión

La fibra que se encuentra en los plátanos fomenta una buena digestión. De hecho, un solo plátano de tamaño medio puede aportar el 10% de la dosis diaria de fibra recomendada. Los plátanos también contienen una sustancia denominada pectina que es soluble en agua y que sirve para alimentar las bacterias beneficiosas que habitan en el aparato digestivo.

Beneficios plátano

3. Previene la anemia

La deficiencia de hierro, la cual se produce cuando la producción de glóbulos rojos se ve afectada, provoca anemia. Para evitar este problema se recomienda que la dieta infantil contenga alimentos ricos en hierro, ácido fólico, vitamina B12 y cobre, sustancias que intervienen en la formación de los glóbulos rojos. Afortunadamente, los plátanos contienen todos estos nutrientes, por lo que estimulan la producción de hemoglobina y contribuyen a prevenir la anemia.

4. Mejora el funcionamiento del cerebro

Los plátanos son ricos en vitamina B6, la cual mejora las funciones cognitivas. De hecho, un plátano grande puede proporcionar la mitad de la cantidad de vitamina B6 recomendada. En este sentido, un estudio realizado en la Tufts University y publicado en la American Journal of Clinical Nutrition desveló que las personas que tenían una mayor concentración de vitamina B6 obtenían mejores resultados en las pruebas de memoria. Por otra parte, los plátanos también son ricos en magnesio y potasio, dos minerales que intervienen en la transmisión de los impulsos eléctricos en el sistema nervioso.

5. Ayuda a controlar el peso corporal

El plátano es una de las frutas más calóricas, lo cual se debe a su elevado contenido en fructosa. Por tanto, no hacen perder peso, pero debido a su contenido en pectina y almidón resistente brindan una gran sensación de saciedad y retrasan el vaciado del estómago. Esto significa que el niño tendrá menos hambre y será menos propenso a picar entre horas alimentos poco saludables.

¿Cuándo se deben comer los plátanos?

Los plátanos se pueden introducir en la dieta de los niños desde una etapa muy temprana, después de los 6 meses, cuando comience la alimentación sólida. De hecho, son un alimento muy nutritivo para el bebé y prácticamente no tienen riesgo de generar alergia. A partir de los 5 años, los niños pueden comer hasta 5 plátanos maduros al día. Puedes dárselos en cualquier momento, lo mismo en el desayuno que en la merienda o como parte de la comida.

Deja un comentario sobre “El plátano: Un alimento que no debe faltar en la dieta infantil”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Reglas para comentar en Etapa Infantil

Etapa Infantil es un blog plural abierto a los padres, educadores y todas las personas interesadas en la crianza y la educación de los niños. Nos gusta dialogar porque pensamos que el debate enriquece. No obstante, también es necesario mantener cierto orden en la web. Por eso, antes de escribir un comentario, te recomendamos que leas las siguientes normas:

  • No escribas comentarios ofensivos, difamadores, vulgares o que puedan considerarse como un ataque personal. Si vas a expresar una opinión diferente, que sea de forma respetuosa.
  • No envíes SPAM ni hagas comentarios con fines publicitarios. Si vas a incluir un enlace, cerciórate de que realmente aporta valor a la lectura.
  • Asegúrate de que el comentario se corresponde con el tema del artículo. Si no es así, busca el artículo correspondiente. En el blog hemos tratado muchísimas temáticas.
  • Sé breve, no escribas comentarios muy largos. Ten en cuenta que nuestro tiempo es limitado y nos resulta más fácil responder si eres conciso.
  • Utiliza adecuadamente el castellano, recuerda que todos los lectores deben entender lo que escribes.
  • No escribas en mayúsculas, es como si estuvieras gritando y resulta incómodo de leer.

¡Gracias por compartir tus opiniones y experiencias!