7 preguntas para conocer mejor a tus hijos

Podrás descubrir facetas de tus hijos que no conocías…

preguntas conocer hijos

La mayoría de los niños suelen ser muy abiertos durante sus primeros años de vida, pero a medida que crecen empiezan a desarrollar su personalidad y crean su grupo de amigos, de manera que se vuelven más retraídos y distantes. Llegados a este punto, debemos esforzarnos por mantener un vínculo estrecho y una comunicación fluida con los más pequeños ya que de lo contrario podría llegar un día en el que se convirtiesen prácticamente en unos extraños conviviendo bajo el mismo techo.

¿Por qué deberías conocer bien a tus hijos?

Muchos padres piensan que conocer bien a sus hijos es una obligación que forma parte de su rol parental, pero en realidad va mucho más allá de una simple responsabilidad. Mantener una relación estrecha con los hijos y conocer sus sueños y metas, así como sus miedos e inseguridades es la manera más sencilla de forjar un vínculo indisoluble. Es importante tener presente que aunque los lazos de sangre unen, son las interacciones diarias y el vínculo afectivo lo que en realidad construye una relación sólida que resiste el paso del tiempo y los conflictos que inevitablemente llegarán.

Preocuparse por los hijos e interesarse por lo que piensan, quieren y sienten es una manera de validar y apoyar las ideas, los sentimientos y deseos de los niños, lo cual reforzará su autoestima y seguridad en sí mismos. También una forma de ayudarles a aclarar sus pensamientos y/o sentimientos ya que al interesarte por ellos, les motivas a reflexionar sobre diferentes aspectos de su vida. A su vez, es una excelente estrategia para identificar sus fortalezas y debilidades, y ayudarles a gestionarlas de la mejor manera posible.

Interesarse por conocer a tus hijos es también otra manera de hacerles saber cuánto les quieres y cuán importante son para ti, a la vez que abre la puerta a establecer una comunicación más abierta y sincera, la cual sentará las bases para mantener una buena relación a medida que se acerquen a la adolescencia. Además, es una gran oportunidad para rectificar sobre la marcha los errores que hayamos podido cometer durante la educación de nuestros hijos, enfocándonos en ofrecerles lo que en realidad necesitan.

7 preguntas con las que podrás conocerás mejor a tus hijos

1. “¿Cuál es tu película preferida?”

Todos hemos visto alguna vez una película que recordamos con especial agrado y que incluso tiempo después sigue despertando en nosotros determinadas emociones. Ya sea porque nos sentimos identificados con uno de sus personajes, nos hizo recordar algún momento de nuestra vida, nos reveló cómo sería el futuro que soñamos o simplemente porque nos cautivó su trama, lo cierto es que hay películas que nos dejan una huella profunda. A los niños también les sucede, por lo que una buena manera de conocer algunos de sus anhelos y metas y de descubrir lo que en realidad les gusta es preguntándole su título cinematográfico preferido.

2. “Si pudieras pedir tres deseos, ¿cuáles pedirías?”

Los sueños y deseos de los niños son un reflejo de los anhelos más profundos, a la vez que desvelan su personalidad, sus prioridades y valores. Por eso, pedirles a los niños que digan sus tres deseos principales es una buena manera de conocer mejor a tus hijos. Puedes pedirle que te diga tres deseos que quiera en ese preciso instante, pero si quieres sacarle mayor provecho a la pregunta, pídele que te diga los tres deseos que quiere para su vida futura. De esta manera, también podrás descubrir qué quiere tu pequeño para su vida y cómo se ve de adulto.

3. “¿Cuál ha sido tu día más feliz del último mes?”

Las preferencias y las necesidades cambian continuamente, por lo que las cosas que antes hacían felices a tus hijos no tienen que seguir gustándoles. Igual antes era muy feliz con los videojuegos, pero actualmente ya no los disfruta tanto y prefiere pasar un rato divertido con los amigos. Para mantenerte al tanto de las cosas que hacen felices a tus hijos y conocer cómo ha cambiado sus prioridades, puedes preguntarle de manera ocasional cuál ha sido el día más feliz que ha tenido en la última semana o mes. También es una buena manera de hacerle reflexionar y agradecer las cosas positivas que tiene en su vida.

4. “Si pudieras conocer a una persona, viva o muerta, ¿quién sería?”

La mayoría de los niños tienen un ídolo o héroe que representa todo, o casi todo, en lo que quieren convertirse de adultos. Ya sea una persona, viva o muerta, o un personaje ficticio, este ídolo simboliza los sueños y anhelos más profundos de los peques a la vez que es un modelo a seguir. Por tanto, si quieres hacerte una idea del adulto en el que se quieren convertir tus hijos, nada mejor que preguntarles quién es su ídolo, esa persona tan importante para ellos y a la que le gustaría conocer en algún momento de su vida.

conversación hijos

5. “¿Cuál son los mejores y peores recuerdos de tu infancia?”

La infancia es una de las etapas más importantes en nuestras vidas ya que en este momento se forjan las bases de nuestra personalidad, toman forma nuestros valores y nuestros primeros conocimientos sobre el mundo. Por lo general, una infancia feliz se asocia con un desarrollo equilibrado mientras que una infancia negativa se relaciona con problemas a largo plazo. Una buena manera de descubrir cómo perciben tus hijos su propia infancia consiste en preguntarles cuáles han sido sus mejores y peores momentos. Una pregunta para que tanto tú como tus hijos reflexionéis sobre las cosas positivas y negativas que habéis vivido en todos estos años.

6. “¿Qué es lo que más y menos te gusta de ti mismo/a?”

Una cosa es la imagen que tenemos sobre nosotros mismos y otra bien distinta, la imagen que tiene el resto sobre nosotros. En ocasiones, esta imagen coincide, pero la mayoría de las veces no es así. Por eso, una buena manera de conocer lo que piensan tus hijos sobre sí mismos es preguntarles sobre las características que más les gustan y las que detestan de ellos mismos. Una excelente pregunta para hacerles reflexionar sobre sus fortalezas y debilidades que además, te dará una idea de cómo se perciben y cuánta autoestima se tienen.

7. “¿Qué es lo que te diferencia de tus amigos?”

Todos somos personas únicas e irrepetibles y cuanto antes acepten esto los niños más felices serán. Una manera sencilla de hacerles reflexionar sobre esta realidad radica en preguntarles sobre las principales características que les diferencian del resto de sus amigos. Así, también podrás descubrir qué es lo que más y menos valora de sus amigos y qué tipo de relación mantiene con ellos. Si quieres sacarle más provecho a la pregunta, una vez que la responda puedes preguntarles qué cambiarían de sus amigos o de ellos mismos si pudiesen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios