5 recetas de pan casero sencillas y diferentes para hacer con niños

Cómo hacer pan casero con niños

Receta de pan

A la mayoría de los niños les hace mucha ilusión preparar sus recetas en casa. De hecho, es una excusa perfecta para pasar tiempo de calidad en familia y comer más saludable mientras los peques se divierten. Para no caer en la monotonía ni repetir siempre los mismos platos, os proponemos cinco recetas sencillas de pan casero que les hará la boca agua a los más pequeños y que vienen como anillo al dedo para el desayuno, una merienda o acompañar una comida.

Recetas de pan casero para preparar con los peques en casa

1. Hogaza con semillas de sésamo sin amasado

Ingredientes:

  • 500 gramos de harina de fuerza
  • 6 gramos de levadura fresca de panadería
  • 10 gramos de sal
  • 325 mililitros de agua tibia
  • Semillas de sésamo al gusto

Preparación:

  1. En un bol, mezcla la harina de fuerza, la levadura y la sal hasta que los ingredientes estén bien integrados.
  2. Agrega el agua y mezcla lo necesario para los ingredientes se integren, no amases.
  3. Cubre el bol con un film transparente y deja reposar durante 12 horas. Puedes prepararlo el día anterior y pasadas las 12 horas guardar la masa en la nevera. Si es el caso, antes de trabajar la masa al día siguiente, sácala al menos dos horas antes para que pierda frío.
  4. Enharina la superficie en la que vas a trabajar y vuelca la masa. Con la punta de los dedos, estira un poco para formar un rectángulo. Ten cuidado de no presionar demasiado.
  5. Pliega la masa de manera longitudinal, llevando primero un lado y luego el otro hacia el centro, de manera que queden superpuestos. Realiza el mismo procedimiento en el otro sentido, es decir, de manera transversal.
  6. Sobre un paño, preferentemente de algodón o lino, esparce la mitad de las semillas de sésamo. Coloca encima la masa volteada, con el pliegue en la base.
  7. Cúbrela con el resto de las semillas y tapa la masa con el paño. Deja que fermente durante dos horas más o hasta que la masa duplique su volumen inicial.
  8. En tanto, precalienta el horno a 180º con calor arriba y abajo. Aproximadamente, una hora antes de terminar la fermentación de la masa, introduce la cazuela donde vayas a hornear el pan y caliéntala.
  9. Pasadas las dos horas de fermentación, saca la cazuela del horno y, con cuidado de no quemarte, vuelca la masa dentro de la cazuela, de manera que el pliegue quede hacia arriba. Coloca la tapa y hornea durante 30 minutos.
  10. Transcurrido este tiempo destapa y hornea durante otros 20 minutos más. Estará listo cuando el pan se haya dorado y al golpearlo suene hueco. Saca el pan del horno y deja que enfríe antes de consumir.

2. Panecillos de trigo y pasas al curry

Ingredientes:

  • 250 gramos de harina de fuerza
  • 12 gramos de levadura fresca de panadería
  • 4 gramos de sal
  • 2 gramos de curry molido
  • 135 mililitros de agua
  • Uvas pasas sultanas a gusto

Preparación:

  1. En un bol, mezcla la harina de fuerza, la levadura y la sal hasta que los ingredientes estén bien integrados.
  2. Agrega el agua y amasa bien los ingredientes.
  3. En tanto, coloca en otro bol las pasas con 50 ml de agua para que se hidraten.
  4. Una vez se hayan hidratado, incorpora las pasas con el agua y el curry a la masa y mezcla durante unos 10 minutos. Puedes dejarle esta tarea al pequeño para que se divierta.
  5. Deja reposar la masa a temperatura ambiente durante aproximadamente una hora o hasta que aumente su volumen.
  6. Corta la masa en unas ocho porciones de 50 gramos cada una y dales una forma redondeada sin presionar demasiado la masa para que no pierda volumen.
  7. Coloca los panecillos en una bandeja de horno y deja reposar otros 45 minutos.
  8. En tanto, precalienta el horno a 220º con función vapor o con una bandeja con agua en la parte inferior.
  9. Hornea los panecillos unos 20 0 25 minutos hasta que estén bien dorados.
  10. Sácalos del horno, deja enfriar y estarán listos para comer.

3. Schiacciata de cerezas

Ingredientes:

  • 340 gramos de harina de fuerza
  • 100 gramos de harina integral
  • 7 gramos de levadura seca de panadería
  • 25 gramos de azúcar
  • 6 gramos de sal
  • 260 mililitros de agua
  • 30 mililitros de aceite de oliva virgen extra
  • 300 gramos de cerezas
  • 1 cucharada de hierbas provenzales
  • Sal al gusto para el acabado
  • Aceite de oliva virgen extra al gusto para el acabado

Preparación:

  1. En un bol, mezcla la harina de fuerza y la harina integral junto a la levadura, la sal, el azúcar y las hierbas provenzales hasta que estén bien integrados los ingredientes.
  2. Haz una especie de hueco en el centro y añade el aceite de oliva y el agua.
  3. Amasa los ingredientes hasta conseguir una textura homogénea, durante unos 10 minutos. Puedes utilizar un procesador de alimentos o hacerlo de manera manual. Sabrás que está lista la masa cuando esté bien lisa y ligeramente elástica.
  4. Forma una bola con la masa, tapa el recipiente y deja reposar durante unos 60 o 90 minutos o hasta que la masa haya alcanzado el doble de su tamaño.
  5. Pasado este tiempo, trabaja ligeramente la masa. Aplánala con ayuda de un rodillo y forma un rectángulo más o menos grueso. El grosor puede variar dependiendo de si quieres la masa más crujiente o esponjosa, en cuyo caso deberás hacerla más fina o gruesa.
  6. Engrasa la bandeja del horno, coloca la masa y deja reposar durante otros 30 o 45 minutos.
  7. En tanto, precalienta el horno a 200º unos 10 minutos.
  8. Pasado el tiempo de reposo, reparte unas cuantas cerezas partidas por la mitad por encima de la masa. Agrégale aceite de oliva y sal al gusto.
  9. Hornea durante unos 30 o 40 minutos hasta que la masa esté bien dorada.
  10. Saca del horno, coloca sobre una rejilla y deja que se enfríe antes de cortar.
Receta de pan casero fácil

4. Fougasse con aceitunas negras, tomates y romero

Ingredientes:

Para la masa:

  • 400 gramos de harina
  • 8 gramos de levadura de panadería granulada
  • 200 mililitros de agua templada
  • 50 mililitros de aceite
  • 1 cucharadita de sal

Para el relleno:

  • 4 tomates secos
  • 2 tomates maduros pequeño pelados
  • 15 aceitunas negras
  • 2 dientes de ajo
  • 1 rama de romero fresco
  • 1 cuchara de aceite de oliva

Preparación:

  1. En un bol, vierte el agua, el aceite y la levadura. Remueve bien hasta que la levadura se disuelva y deja reposar unos 10 minutos hasta que se forme una espuma ligera.
  2. Agrega la sal y la harina poco a poco y trabaja la masa hasta lograr que adquiera una textura elástica y se despegue con facilidad de las manos.
  3. Tapa la masa y déjala reposar en un sitio templado hasta que doble su volumen.
  4. Pasado este tiempo, desgasifica la masa colocándola sobre una superficie enharinada y hundiendo el puño en el centro de la masa para que pierda volumen.
  5. Corta los tomates frescos cortados y quítales las semillas. Luego, corta los tomates secos, las aceitunas negras, los dientes de ajo y el romero en trozos pequeños.
  6. Añade a la masa los tomates frescos sin semillas y mezcla. Seguidamente, repite el proceso con los tomates secos, las aceitunas negras, los dientes de ajo y el romero.
  7. Una vez hayas integrado los ingredientes, estira la masa con un rodillo y dale forma oval. Debe tener aproximadamente un centímetro de grosor.
  8. Luego, con ayuda de un cuchillo hazle unos cortes en forma de espiga y barnízala con aceite de oliva. Colócala encima de una bandeja de horno y deja reposar otros 30 minutos.
  9. En tanto, precalienta el horno a 220º durante unos 10 minutos.
  10. Hornea a 220º durante unos 30 minutos hasta que empiece a dorarse. Sácala, deja que se enfríe un poco y estará lista para comer.

5. Pan tierno de hamburguesa

Ingredientes:

  • 325 gramos de harina de panadería
  • 5 gramos de levadura seca
  • 10 gramos de azúcar
  • 5 gramos de sal
  • 155 mililitros de leche entera
  • 15 mililitros de aceite de oliva virgen extra
  • 1 huevo M
  • Agua para barnizar
  • Semillas de sésamo para decorar

Preparación:

  1. En un bol, mezcla la harina, el azúcar y la sal hasta que se integren todos los ingredientes.
  2. Coloca en el centro la levadura y añade la leche poco a poco mientras remueves para que se mezclen los ingredientes.
  3. Agrega el huevo ligeramente batido y luego el aceite de oliva. Trabaja la masa hasta que adquiera una textura homogénea y lisa.
  4. Forma una bola, tapa el bol con un paño y deja que la masa repose durante una hora y media aproximadamente.
  5. Pasado este tiempo, coloca la masa sobre una superficie previamente enharinada y desgasifica metiendo el puño o las yemas de los dedos para sacarle el aire.
  6. Corta la masa en ocho partes iguales, de unos 70 gramos de peso cada una. Dale forma de panecillo a cada parte y colócalos sobre una bandeja de horno forrada con papel. Barniza con agua y deja que los panecillos reposen otros 40 minutos.
  7. En tanto, precalienta el horno a 180º con calor arriba y abajo, pero sin aire, durante unos 10 minutos.
  8. Vuelve a barnizar los panecillos con agua, pero esta vez sin presionar demasiado para evitar que la masa pierda volumen. Decora con las semillas de sésamo.
  9. Hornea los panecillos a 180º durante unos 15 minutos. Estarán listos cuando notes que los panes adquieren un ligero tono dorado.
  10. Saca los panecillos y deja que enfríen del todo antes de consumirlos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios