Restaurantes para ir con niños en Cataluña

Los 10 mejores restaurante en Cataluña para ir con niños

Restaurante para comer o cenar con niños Vinya Nova, en El Bruc, Barcelona, Cataluña

En Cataluña existen muchísimas opciones para salir a comer con los niños. De hecho, hay desde restaurantes rurales que rezuman un encanto rústico hasta restaurantes súper elegantes y cafeterías ambientadas en otras épocas que os permitirán emprender un auténtico viaje en el tiempo. Sin embargo, en esta ocasión me gustaría proponeros algunos de los mejores restaurantes de la región para comer o cenar en familia. No os arrepentiréis.

10 restaurantes para disfrutar en familia en Cataluña

1. Vinya Nova

Terraza del restaurante Vinya Nova, en El Bruc, Barcelona, Cataluña

Restaurante Vinya Nova, en El Bruc, Barcelona

Si estáis buscando una opción para disfrutar de una comida o cena en familia, este es el sitio perfecto. Se trata de un restaurante en el que encontraréis buena comida, un entorno natural de una belleza única y espacios para descansar con tranquilidad mientras los niños se divierten. De hecho, cuenta con más de 10 salones diferentes, interiores y exteriores, entre los que podréis elegir dónde comer.

Aunque, sin duda, uno de sus mayores reclamos es su excelente menú en el que podréis degustar desde ensaladas de verduras y croquetas de la abuela hasta carnes asadas y exquisitos pescados a la parrilla. Una de sus mejores cartas de presentación son los ingredientes que utilizan en su cocina ya que son 100% naturales, recogidos de su propio huerto, lo que le añade un sabor extra a sus platos. No obstante, en Vinya Nova no solo se preocupan por la comida sino también por el entretenimiento de sus comensales. Por eso cuentan con un espacio rural en el que los más pequeños podrán estar en contacto directo con la naturaleza.


2. La Bota

Restaurante La Bota, en Roda de Berà, Tarragona

Restaurante La Bota, en Roda de Berà, Tarragona

Este restaurante se caracteriza por su cocina mediterránea clásica con influencias catalanas. Podréis encontrar todo tipo de ofertas culinarias elaboradas con los mejores ingredientes de la región. De hecho, podéis degustar desde arroces y pescados hasta excelentes platos a base de carne, sin pasar por alto recetas tradicionales como la esqueixada de bacalao, la escalibada, el xató, los calçots y los caracoles a la llauna. También podéis disfrutar del solomillo al foie, los espárragos trigueros a la brasa o los pescados frescos a la parrilla que vienen directamente de las lonjas de Tarragona y Vilanova y Geltrú.

No obstante, La Bota también cuenta con platos únicos cuyo sabor no podréis encontrar en ningún otro lugar, como la tempura de gambas, la ensalada tibia de pulpo y verduritas, el carpaccio de langostinos, el bacalao a la miel o el bacalao al alioli de peras. Por supuesto, han confeccionado un menú exclusivamente para los niños en el que hay canelones, patatas fritas, mini-pizza, macarrones y croquetas. Y para que podáis disfrutar de la cena con tranquilidad hay un parque infantil en el jardín en el que los peques pueden jugar mientras los observáis desde la mesa.


3. Can Farell

Masia Restaurante Can Farell, en Santa Eulàlia de Ronçana, Barcelona, Cataluña

Masia Restaurante Can Farell, en Santa Eulàlia de Ronçana, Barcelona

Este restaurante atesora una historia muy antigua que se remonta al siglo XV, lo cual le confiere un encanto especial a sus ocho salones, que hacen gala de una decoración elegante con un toque tradicional. Muestra de ello son los espacios el Menjador Petit, el Menjador Llarg y el Soló Vallés, tres salones en los que podréis disfrutar de una cena tranquila en un ambiente muy acogedor. Aunque si preferís un entorno más rústico, que os recuerde el calor del hogar, podréis apostar por los salones Osona o Segriá.

Por supuesto, los niños también tienen su propio espacio, se trata del Fort Farrell, una zona lúdica que incluye un área con diversos juegos y material para dibujar y un parque infantil exterior en el que podrán correr, saltar y deslizarse por los toboganes. Sin embargo, no podemos obviar que el mayor reclamo de Can Farell es su típica comida tradicional, con un menú que incluye platos que van desde la escudella barrejada, la terrina de foie y los pies de cerdo rellenos hasta el bacalao a la ‘llauna’ con judías del ganxet y las habitas salteadas. ¡Cómo para chuparse los dedos!


4. Masia Fontscaldes

Restaurante Masia Fontscaldes, en Fontscaldes, Tarragona, Cataluña

Restaurante Masía Fontscaldes, en Fontscaldes, Tarragona

Si queréis degustar la cocina catalana más autóctona, este es el sitio perfecto. El Masia Fontscaldes se erige en la comarca de Alto Campo en Valls y es uno de los restaurantes más frecuentados de la región. De hecho, se vanagloria de poseer el Diploma Mestre RomesCaire y el Segundo Premio ‘Fiesta Langostino’ de Vinaroz. Su secreto mejor guardado es el toque tradicional que le aportan a la comida.

De hecho, podréis degustar desde platos a base de arroz, paellas y carnes hasta bacalao, caracoles y setas. Aunque el plato estrella es la Calçotada, una receta a base de Calçots que tiene su origen en la ciudad de Valls. Sin embargo, aunque Masia Fontscaldes le dedica especial atención a la calidad de su comida, también piensa en los más pequeños de casa. Por eso ha ambientado el local para que los más peques puedan entretenerse mientras sus padres disfrutan de la cena o se relajan en la sobremesa.


5. Restaurante Les Piques, en Olivella

Restaurante Les Piques, en Olivella, Barcelona

Restaurante Les Piques, en Olivella, Barcelona

A tan solo 4 kilómetros del encantador pueblo de Olivella y rodeado de un entorno completamente natural, podéis encontrar este restaurante especializado en platos catalanes de temporada, específicamente en la carne a la piedra. En su carta se incluyen recetas que van desde las exquisitas tostadas y los filete de ternera hasta entrecot, magret de pato, cola de rape y espárragos verdes.

No obstante, uno de sus principales atractivos son sus tres comedores independientes: uno más pequeño, ideal para los encuentros íntimos en familia y entre amigos, uno de tamaño mediano, perfecto para celebraciones con hasta 40 invitados y el comedor principal, en el que se realizan grandes banquetes. Por supuesto, Les Piques también piensa en la diversión de los niños, por lo que cuenta con un espacio exterior dotado con columpios y un área de juegos interior con muchísimos entretenimientos. También ofrecen tronas y cuentan con un cambiador en el baño para las familias que tienen bebés.


6. Masia La Roca

Restaurante Masia La Roca, en Taradell, Barcelona, Cataluña

Restaurante Masía La Roca, en Taradell, Barcelona

Este restaurante ubicado en un pequeño pueblo al pie del Montseny, en Taradell, es el sitio perfecto para ir a comer con los niños. Cuenta con un menú muy tradicional que incluye ingredientes 100% naturales que provienen directamente de los agricultores y ganaderos de la región. Su carta incluye recetas que van desde la paletilla de cabrito al horno, el entrecot de ternera y el arroz cremoso de verduras y setas hasta los mejores embutidos de Taradell y la auténtica escalivada echa a la brasa con anchoas.

También tiene postres caseros exquisitos que le harán la boca agua a los niños como la crema catalana, el flan, las siete texturas de chocolate y el requesón con membrillo casero. Y para que los pequeños se diviertan mientras sus padres se relajan, cuenta con un jardín y una sala de juegos con muchísimos entretenimientos que ofrece servicio de canguro los fines de semana y los días festivos.


7. Masia del Pla

Restaurante Masia del Pla, en El Pla de Santa Maria, Tarragona

Restaurante Masia del Pla, en El Pla de Santa Maria, Tarragona

Si queréis alejaros del bullicio de la ciudad y disfrutar de una comida al aire libre con los niños, este es el lugar perfecto. Se trata de un restaurante que se encuentra ubicado a los pies de la sierra de Miramar, rodeado de cultivos y con amplísimos jardines en los que los niños pueden jugar en contacto directo con la naturaleza. Además, tiene una pequeña área de juegos con muchísimos entretenimientos para los más pequeños.

No obstante, su mayor reclamo es su cocina de tradición catalana que combina productos de temporada, autóctonos de la región, con ingredientes gourmets para darle un toque único a cada plato. Entre sus opciones más populares se encuentran: el solomillo y entrecot de ternera, el pollo campero, la butifarra de Valls, las manitas de cerdo gratinadas y el conejo asado. Además, tiene exquisitos postres que le harán la boca agua a los peques, como los tres quesos catalanes, los pétalos de rosa, el flan casero y la clásica crema catalana.


8. El Castillo de las Tinieblas

Restaurante El Castillo de las Tinieblas, en Gavà, Barcelona, Cataluña

Restaurante El Castillo de las Tinieblas, en Gavà, Barcelona

Si queréis pasar una velada diferente con los niños, el Castillo de las Tinieblas es el sitio perfecto. Se trata de un restaurante ubicado muy cerca de la ciudad de Barcelona, apto solo para los pequeños más atrevidos ya que además de la excelente comida les esperan muchas sorpresas que los dejarán sin aliento. Para comenzar la velada podéis apostar por los recorridos guiados a través de los recintos del castillo en los que conoceréis el museo, la celda de los condenados y la taberna de Satán.

También podéis disfrutar de las representaciones teatrales que tienen lugar durante la cena, que os harán sentir dentro de una auténtica película de terror. Y si queréis deleitaos con un verdadero banquete medieval, los domingos es el día perfecto ya que ofrecen bailes, juegos y actividades medievales acompañados por una cena exclusiva. Lo mejor es que en su carta podréis encontrar una gran variedad de ofertas que a los niños seguramente les encantará pues incluyen desde embutidos y pizzas hasta ensaladas de verduras y butifarras acompañadas con legumbres y patatas asadas.


9. Masia Sagués

Restaurante Masia Sagués en Vimbodí-Poblet, Tarragona

Restaurante Masia Sagués en Vimbodí-Poblet, Tarragona

Se trata de un restaurante que se erige en un entorno completamente rural, donde podéis degustar de una comida en familia con total tranquilidad alejados del bullicio citadino. De hecho, Masia Sagués tiene mucho que ofreceros ya que cuenta con un amplísimo espacio natural en el que podéis disfrutar de un paseo luego de la cena mientras los niños juegan en la zona infantil dotada con toboganes, columpios y hasta con un puente de madera.

La especialidad de este restaurante es la comida catalana pero también podéis encontrar muchas otras opciones de la cocina española: hay pastel de setas, cordero a la brasa, pies de cerdo crujientes, ensalada de frutos secos y muchas otras delicias que le harán agua la boca a los más pequeños de casa. Aunque también hay un menú infantil en el que incluyen pollo, patatas fritas, macarrones con queso y para cerrar con broche de oro, un apetitoso postre a base de chocolate.


10. Restaurant Il Picarolo, en Sant Sadurní d’Anoia

Restaurant Il Picarolo, en Sant Sadurní d'Anoia, Barcelona

Restaurant Il Picarolo, en Sant Sadurní d’Anoia, Barcelona

Los amantes de la cocina mediterránea e italiana estarán de enhorabuena en este restaurante, ubicado en pleno corazón del Pendès, en el que se combinan los mejores platos de ambas regiones. Se trata de un restaurante con un diseño moderno y acogedor, que cuenta con varios espacios dedicados al entretenimiento de los más pequeños de casa, dotados con juguetes, lápices de colores, juegos educativos y mucho más.

También tienen tronas y cambiadores para que no echéis en falta ninguna de las comodidades del hogar. Y para que los niños no se resistan a la comida, cuentan con diferentes menús infantiles que incluyen las pizzas, canelones y pastas que tanto les gustan a los pequeños. No obstante, uno de sus mayores reclamos es su carta mediterránea en la que podéis degustar platos que van desde parrillada de verduras de temporada, el carpaccio de buey aderezado con aceite de oliva y limón y las tostadas con butifarra blanca hasta el jamón ibérico recebo y la pierna de cordero al horno.

Un comentario sobre “Restaurantes para ir con niños en Cataluña

  1. Marcos Garrido dice:

    A mí me encanta Masia Fontscaldes, muy familiar y acogedor y buena comida :)
    Los demás he probado sólo uno más y los otros me los apunto que me vendrá bien cuando suba a ver a la family =D

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Reglas para comentar en Etapa Infantil

Etapa Infantil es un blog plural abierto a los padres, educadores y todas las personas interesadas en la crianza y la educación de los niños. Nos gusta dialogar porque pensamos que el debate enriquece. No obstante, también es necesario mantener cierto orden en la web. Por eso, antes de escribir un comentario, te recomendamos que leas las siguientes normas:

  • No escribas comentarios ofensivos, difamadores, vulgares o que puedan considerarse como un ataque personal. Si vas a expresar una opinión diferente, que sea de forma respetuosa.
  • No envíes SPAM ni hagas comentarios con fines publicitarios. Si vas a incluir un enlace, cerciórate de que realmente aporta valor a la lectura.
  • Asegúrate de que el comentario se corresponde con el tema del artículo. Si no es así, busca el artículo correspondiente. En el blog hemos tratado muchísimas temáticas.
  • Sé breve, no escribas comentarios muy largos. Ten en cuenta que nuestro tiempo es limitado y nos resulta más fácil responder si eres conciso.
  • Utiliza adecuadamente el castellano, recuerda que todos los lectores deben entender lo que escribes.
  • No escribas en mayúsculas, es como si estuvieras gritando y resulta incómodo de leer.

¡Gracias por compartir tus opiniones y experiencias!