5 señales que te advierten de que estás criando a un niño mimado

Un niño mimado tendrá una visión distorsionada de la realidad

Señales criando niño mimado

Hay personas que etiquetan a los niños y los llaman ‘niños mimados’, otros quizá se han convertido en ello… Pero los niños mimados se hacen, no nacen siéndolo. ¿Y cómo es posible que los niños se conviertan en niños mimados? Nada tiene que ver con su comportamiento o su personalidad, y sí tiene que ver más con cómo se maneja su comportamiento diariamente.

Consecuencias de estar criando a un niño mimado

Si estás criando sin darte cuenta a un niño mimado, debes saber que habrán consecuencias en su desarrollo que tanto a corto como a largo plazo le traerán problemas tanto internos como con los demás. Algunas de estas consecuencias son:

  • No entenderá la gratificación retrasada. Será incapaz de entender la idea de que la espera le ayudará a cosechar frutos más adelante.
  • Dificultad para la comprensión de los límites. Un niño consentido intentará dejar a un lado los límites, a veces incluso hasta extremos peligrosos y desastrosos.
  • Peligrará el tener una vida social sana. A los niños y los adultos no les gusta dar órdenes a otras personas a su alrededor. Un niño malcriado quiere que otras personas le hagan todo y le den todos sus caprichos.
  • Falta de empatía. Cuando un niño está mimado le costará entender lo que otros sienten.
  • Dificultad para calmarse. Cuando se ignora una rabieta se niega a los niños la capacidad de calmarse por sí mismos, necesitan tu guía para poder hacerlo.

Si tienes dudas y no sabes si realmente estás criando a un niño mimado, entonces sigue leyendo para poder conocer algunas señales que te lo están advirtiendo, solo tendrás que estar atento/a.

Señales que te advierten de que estás criando a un niño mimado

1. Cedes a cada petición de tu hijo

Una de las señales reveladoras para echar a perder a un niño es ceder en todos sus caprichos y deseos… o que solo tenga que lanzar un ataque para después, salirse con la suya. Decir que ‘no’ es necesario para todos los niños. No todo será propicio ni se cumplirán siempre los deseos de tu hijo, la vida no es así. Por ejemplo, quedarse en el parque hasta muy tarde no es adecuado cuando se tiene que ir a casa a hacer la cena… Se pueden hacer negociaciones como 5 minutos más en el parque pero después a casa sin pelear. 

Criando niño mimado

2. Lanzas amenazas vacías

Si lanzas a tu hijo una amenaza por frustración y luego no la cumples o es una amenaza que difícilmente puedas cumplir, es una amenaza vacía. Por ejemplo: ‘Si lanzas el juguete una vez más, te quedas sin ir al parque esta tarde’. Y luego vais al parque por el motivo que sea. Si tu hijo descubre tus amenazas vacías no te tomará en serio.

3. Eres demasiado indulgente en las normas

Las normas son necesarias para todos los niños, establecen orden y les proporcionan seguridad. Es necesario que los niños tengan responsabilidades y que además, puedan seguir hacia adelante con las consecuencias. Ser demasiado indulgente es injusto para tus hijos, les estarás haciendo un flaco favor ya que no le proporcionarás los límites que él necesita realmente. No sabrá cómo debe comportarse o cuáles son las normas que debe seguir.

4. Te pasas con los bienes materiales

Si les das a tus hijos demasiados bienes materiales le estarás impidiendo expresar gratitud y además, estarás elevando unas expectativas poco realistas. También le estarás enseñando a sentirse felices por bienes materiales, y no a causa de relaciones o experiencias… Esta no es la realidad de la vida, ni tampoco de la felicidad.

5. Le sobornas constantemente

Establecer autoridad como padre o madre, significa que tus hijos decidan obedecer sin que debas sobornarles. Si le dices a tu hijo que tendrá un juguete o un caramelo si limpia su habitación es sobornar. Esto prepara a tu hijo para esperar recompensas externas cada vez que tenga que hacer algo que realmente sea su obligación… y esto tampoco es la vida real. En lugar de esto es mejor animar a los hijos a sentir orgullo por un trabajo bien hecho. Siguiendo el ejemplo de limpiar la habitación debe entender que es lo que debe hacer, que podrá disfrutar de un dormitorio limpio y que se sentirá orgulloso de sí mismo.

Deja un comentario sobre “5 señales que te advierten de que estás criando a un niño mimado”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios

INFORMACIÓN LEGAL

Etapa Infantil te informa que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por DICE LA CANCION, SL (Etapa Infantil) como responsable de esta web.

La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog.

Legitimación: Consentimiento del interesado. Como usuario e interesado te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Linode (proveedor de hosting de Etapa Infantil) fuera de la UE en Otros. Linode está ubicado en UE, un país cuyos nivel de protección son adecuados según Comisión de la UE. Ver política de privacidad de Linode. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no atender pueda tu solicitud.

Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@etapainfantil.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.

Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mi página web: etapainfantil.com, así como consultar mi política de privacidad.

REGLAS PARA COMENTAR

Etapa Infantil es un blog plural abierto a los padres, educadores y todas las personas interesadas en la crianza y la educación de los niños. Nos gusta dialogar porque pensamos que el debate enriquece. No obstante, también es necesario mantener cierto orden en la web. Por eso, antes de escribir un comentario, te recomendamos que leas las siguientes normas:

  • No escribas comentarios ofensivos, difamadores, vulgares o que puedan considerarse como un ataque personal. Si vas a expresar una opinión diferente, que sea de forma respetuosa.
  • No envíes SPAM ni hagas comentarios con fines publicitarios. Si vas a incluir un enlace, cerciórate de que realmente aporta valor a la lectura.
  • Asegúrate de que el comentario se corresponde con el tema del artículo. Si no es así, busca el artículo correspondiente. En el blog hemos tratado muchísimas temáticas.
  • Sé breve, no escribas comentarios muy largos. Ten en cuenta que nuestro tiempo es limitado y nos resulta más fácil responder si eres conciso.
  • Utiliza adecuadamente el castellano, recuerda que todos los lectores deben entender lo que escribes.
  • No escribas en mayúsculas, es como si estuvieras gritando y resulta incómodo de leer.

¡Gracias por compartir tus opiniones y experiencias!