Señales que delatan que sufriste padres tóxicos

Señales que delatan que sufriste padres tóxicos

Son muchos los padres actuales que tienen niños y que se dan cuenta con el día a día -aunque no todos quieran admitirlo- que repiten patrones tóxicos heredados de sus padres. Heredados no por la genética, sino por haberlo visto durante décadas de sus vidas en el comportamiento de sus padres. No todo el mundo lo admite, pero si a ti te ha ocurrido, es más que probable que en el fondo de tu corazón sepas que también tuviste padres tóxicos.

Es muy importante tomar conciencia de si se ha tenido o no padres tóxicos porque es una forma de saber si tenemos más probabilidades de repetir un patrón negativo con nuestros hijos. Una vez que hayamos tomado conciencia, entonces tendremos la posibilidad de cambiar ése comportamiento por otro mejor o si es necesario, pedir ayuda para que un profesional nos ayude a mejorar la situación familiar y también la nuestra interna.

Por eso, como es importante saber si has tenido o no unos padres tóxicos, es necesario que te sientes, que cierres los ojos y que después de respirar profundamente, valores si tus padres fueron -o siguen siendo- personas tóxicas en tu vida… y si es así, pon remedio lo antes posible para no serlo tú también en la vida de tus hijos. No te pierdas algunas señales que te lo indican.

Nunca fuiste bueno/a en nada (para ellos)

Tus padres eran tus peores críticos o quizá te decían que tenían un sentido del humor un poco oscuro o que eran personas demasiado sarcásticas. Pero ésta forma de comunicarse tiene mucha hostilidad encubierta y además, es una forma de expresar de forma negativa las capacidades de los niños. Unos padres pueden decir a su hijo que quizá no sea buena idea que se apunte a un club de fútbol sólo porque se apunten sus amigos cuando realmente no le gusta el fútbol, pero no es lo mismo que decirle que no sirve para nada o que siempre estará solo en la vida.

Aún les tienes miedo

Quizá cuando eras pequeño/a les tenías temor y siempre querías complacerles para que estuvieran contentos, aún si eso significaba hacer cosas que no estaban dentro de tus valores… Pero si te das cuenta, quizá ahora, en la vida adulta también sientes que les tienes cierto miedo y sigues intentando complacerles, aunque en el fondo te das cuenta de que tanto su actitud como la tuya, sólo es una retro-alimentación tóxica.

Sufriste padres tóxicos

Te cortaron las alas

Unos padres tóxicos son expertos en cortar las alas a sus hijos. No te permitirán crecer ni alzar el vuelo por tu cuenta, algo que sin duda y desgraciadamente, aún te estará afectando a día de hoy. Tus padres siempre han querido que estés cerca de ellos y han hecho todo lo posible para conseguirlo, aunque eso haya significado sacrificar tus sueños, tus inquietudes y tus deseos… por los suyos.

Siempre han invadido tu espacio y tu vida

Unos padres tóxicos sólo piensan en ellos y en sus necesidades, las tuyas nunca serán importantes porque sólo piensan en las suyas propias. Por este motivo, no serán capaces de ver más allá de su ombligo e invadirán tu espacio personal y querrán saber todo de ti, además, también se inmiscuirán donde no les llaman sólo porque piensan que tienen absoluto poder en tu vida y que tus decisiones son poco importantes. Tus padres te dirán que todo lo que hacen es por ti y porque te quieren, te harán sentir que nada es completamente tuyo e incluso te sentirás mal por tomar tus propias decisiones.

¿Has tenido padres tóxicos en tu vida? ¿Te sientes reflejado en su comportamiento en la actualidad?

Deja un comentario sobre “Señales que delatan que sufriste padres tóxicos”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Reglas para comentar en Etapa Infantil

Etapa Infantil es un blog plural abierto a los padres, educadores y todas las personas interesadas en la crianza y la educación de los niños. Nos gusta dialogar porque pensamos que el debate enriquece. No obstante, también es necesario mantener cierto orden en la web. Por eso, antes de escribir un comentario, te recomendamos que leas las siguientes normas:

  • No escribas comentarios ofensivos, difamadores, vulgares o que puedan considerarse como un ataque personal. Si vas a expresar una opinión diferente, que sea de forma respetuosa.
  • No envíes SPAM ni hagas comentarios con fines publicitarios. Si vas a incluir un enlace, cerciórate de que realmente aporta valor a la lectura.
  • Asegúrate de que el comentario se corresponde con el tema del artículo. Si no es así, busca el artículo correspondiente. En el blog hemos tratado muchísimas temáticas.
  • Sé breve, no escribas comentarios muy largos. Ten en cuenta que nuestro tiempo es limitado y nos resulta más fácil responder si eres conciso.
  • Utiliza adecuadamente el castellano, recuerda que todos los lectores deben entender lo que escribes.
  • No escribas en mayúsculas, es como si estuvieras gritando y resulta incómodo de leer.

¡Gracias por compartir tus opiniones y experiencias!