Alimentación, Familia

¿Qué siente una mamá que no amamanta?

Madre que no puede amamantar a su bebé
Mª José Roldán

Mª José RoldánMaestra y Psicopedagoga

Nadie puede decirte qué tienes que hacer en cuanto a la lactancia materna. Tú eres quien decide sobre como alimentar a tu bebé y sea cuál sea la decisión que tomes, debe ser respetada por todas las personas que te rodean. Hay mujeres que amamantan porque pueden y quieren y otras mujeres que no lo hacen porque no pueden o porque no quieren, ¡y se debe respetar!

No te culpes

Tanto si no puedes como si no quieres amamantar no te debes sentir mal por eso. Disfruta de lo maravillosa que es la maternidad. Si quieres pero no puedes, no tienes que frustrarte ni tampoco obligar a tu bebé a pasar hambre en un pecho en el que no sale la leche que necesita para estar bien alimentado, tú no tienes la culpa de eso y tienes que estar tranquila.

Es cierto que amamantar te permite sentir una conexión con tu bebé casi mística… Pero que no le amamantes no significa que vayas a perder esa conexión, ¡ni mucho menos! Tu conexión empezó desde el momento en que tu bebé era un embrión dentro de tu útero que comenzó a formarse gracias a ti, que fuiste su hogar durante 9 meses y tus brazos lo seguirán siendo durante toda la vida.

Aunque te digan que la leche materna tiene grandes propiedades (que es cierto) y que puede evitar alergias, trastornos y enfermedades en los bebés… También es cierto que la leche de fórmula de hoy en día es muy completa y los bebés también crecen sanos y fuertes. No le diagnosticarán nada malo solo porque no le amamantes, y menos si le das una leche de fórmula de buena calidad.

Si te obligas a amamantar a tu bebé cuando no puedes o no quieres pero te sientes presionada por la sociedad, no podrás disfrutar de la maravillosa maternidad que puedes vivir junto con tu bebé. Tu bebé puede crecer sano, fuerte y feliz aunque no amamante de ti.

madre problemas lactancia materna

Sigue tu instinto

Si el pediatra de tu hijo y otras personas te dicen que es mejor que amamantes pero te sientes mal cada vez que te lo dicen, busca otro profesional que respete tu decisión. Porque sí, es cierto que la lactancia materna es la mejor opción para el bebé, pero no es la única y tú, eres libre de decidir cómo quieres alimentar a tu hijo.

Recuerda que el tamaño de los senos nada tiene que ver con la producción de leche, hay veces que simplemente esto no ocurre, o es difícil por varios motivos como un mal agarre del pezón, rechazo del pecho por parte del bebé, mastitis o grietas en los pezones… y no quieres pasar por eso. No amamantar a tu bebé no te hace mala madre, ¡en absoluto! Ser una buena madre es mucho más que amamantar.

Tienes que asegurarte de que tu bebé tiene un buen estado de salud y de que la leche de fórmula que le das es la adecuada para que tu pequeño crezca. Pero no tienes que forzarte a sufrir estrés ni ansiedad y mucho menos frustración por no amamantar a tu bebé… Porque estas emociones negativas sí que pueden ser perjudiciales para tu bebé y para su desarrollo.

Escoge tú la forma

Aunque entiendas que amamantar tiene muchos beneficios (tanto para los hijos como para la madre), también es cierto que la salud de los bebés amamantados con leche de fórmula no está destinada a competir con la salud de los bebés que se alimentan con lactancia materna. Los bebés pueden crecer fuertes y sanos de ambas maneras y una madre no es mejor ni peor que otra por decidir un tipo u otro de alimentación para su bebé.

Piensa en tus circunstancias y en tus deseos y no permitas que nadie te haga hacer algo que no quieres. Tú siempre tomarás la mejor decisión tanto para ti como para tu bebé. No importa el motivo, es tu decisión y lo que debes hacer antes de nada es no estresarte y disfrutar de lo maravillosa que es la maternidad junto con tu bebé, porque todo pasará demasiado rápido. Lo importante es que estés tranquila y feliz junto con tu pequeño tesoro de amor.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *