Síndrome de Rett en niños: Síntomas y tratamiento

¿Qué es el Síndrome de Rett en los niños y niñas?

Síndrome de Rett

El síndrome de Rett es un trastorno del desarrollo poco habitual entre los niños. De hecho, se conoce que la enfermedad afecta a 1 de cada 10.000 niños en todo el mundo, a pesar de que algunos estudios realizados en Noruega e Italia muestran una incidencia relativamente mayor: 2 por cada 10.000 niños. Por lo general, se trata de un trastorno más común en las niñas y se ha descubierto que no tiene un fuerte componente hereditario ya que el riesgo de tener un segundo hijo con Síndrome de Rett es tan solo del 1%.

Hoy sabemos que este trastorno se debe a una alteración genética que causa las afectaciones cerebrales. Aproximadamente el 80% de los casos tienen en común una mutación en la región codificante del gen MECP2, mientras que el 20% restante está relacionada con mutaciones en otras partes de ese mismo gen, que es el responsable de sintetizar la proteína que regula el desarrollo del cerebro.

Sin embargo, estudios recientes sugieren que el Síndrome de Rett también podría estar vinculado a anomalías del brazo corto del cromosoma 11, que se encarga de la producción de varios patrones hormonales implicados en el desarrollo cerebral.

Los principales síntomas del Síndrome de Rett

Este trastorno se comienza a manifestar a partir de los primeros meses de vida, pero puede diagnosticarse con certeza antes de los 4 años de edad. Su característica principal, que lo distingue del resto de los trastornos del desarrollo, es la aparición de múltiples déficits específicos tras un período de crecimiento normal después del nacimiento. De hecho, los niños con Síndrome de Rett tienen un desarrollo prenatal, perinatal y postnatal aparentemente normal, hasta alrededor de los 5 meses, cuando se comienzan a notar los primeros síntomas.

¿Cuáles son los síntomas más evidentes?

  • Problemas en la coordinación de la marcha y los movimientos del tronco. Estos niños presentan una marcha rígida, temblorosa o inestable, a la vez que muestran flacidez en brazos y piernas.
  • Retraso en el desarrollo del lenguaje expresivo y receptivo.
  • Crecimiento lento de la cabeza, que se acentúa a medida que transcurre el tiempo.
  • Babeo y salivación excesiva, asociados a problemas respiratorios que suelen empeorar durante el día.
  • Discapacidades intelectuales y problemas en el aprendizaje. De hecho, la mayoría de los niños con Síndrome de Rett también tienen un retraso mental que puede llegar a ser grave o incluso profundo.
  • Pérdida de las habilidades manuales anteriormente adquiridas (como el agarre y el movimiento intencionado), que se transforman en movimientos estereotipados.
  • Pérdida del interés y de las habilidades adquiridas en el ámbito de las relaciones sociales.
  • Problemas de salud asociados: convulsiones, estreñimiento, reflujo gastroesofágico, pérdida de los patrones de sueño, escoliosis…
Síndrome de Rett en niños y niñas

Expectativas y tratamiento del Síndrome de Rett

Los estudios han demostrado que las niñas que padecen este problema tienen un pronóstico mejor que los niños. Esto se debe a que los varones, a diferencia de las hembras, no cuentan con un segundo cromosoma X para compensar la afectación genética y, por tanto, son más propensos a la muerte prenatal o muerte prematura. No obstante, cuando un niño (ya hembra o varón) con Síndrome de Rett logra superar las primeras etapas del desarrollo de la enfermedad, tiene elevadas probabilidades de llegar a la adultez. De hecho, se conoce que la expectativa de vida en estos niños puede llegar hasta aproximadamente los 45 años.

Afortunadamente, existen algunos tratamientos que ayudan a los niños y sus padres a lidiar con la enfermedad. Se utilizan técnicas específicas para combatir el estreñimiento y el reflujo; a la vez que se recurre a la fisioterapia para tratar los problemas de la marcha, del movimiento de las manos y la escoliosis. Asimismo, la alimentación suplementaria estimula el crecimiento y desarrollo del niño, mientras el tratamiento farmacológico está dirigido a prevenir las convulsiones y otros problemas de índole neurológica. Últimamente también se está aplicando la terapia génica y la terapia de células madres, soluciones que han encendido la esperanza en muchos padres.

Deja un comentario sobre “Síndrome de Rett en niños: Síntomas y tratamiento”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios

INFORMACIÓN LEGAL

Etapa Infantil te informa que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por DICE LA CANCION, SL (Etapa Infantil) como responsable de esta web.

La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog.

Legitimación: Consentimiento del interesado. Como usuario e interesado te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Linode (proveedor de hosting de Etapa Infantil) fuera de la UE en Otros. Linode está ubicado en UE, un país cuyos nivel de protección son adecuados según Comisión de la UE. Ver política de privacidad de Linode. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no atender pueda tu solicitud.

Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@etapainfantil.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.

Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mi página web: etapainfantil.com, así como consultar mi política de privacidad.

REGLAS PARA COMENTAR

Etapa Infantil es un blog plural abierto a los padres, educadores y todas las personas interesadas en la crianza y la educación de los niños. Nos gusta dialogar porque pensamos que el debate enriquece. No obstante, también es necesario mantener cierto orden en la web. Por eso, antes de escribir un comentario, te recomendamos que leas las siguientes normas:

  • No escribas comentarios ofensivos, difamadores, vulgares o que puedan considerarse como un ataque personal. Si vas a expresar una opinión diferente, que sea de forma respetuosa.
  • No envíes SPAM ni hagas comentarios con fines publicitarios. Si vas a incluir un enlace, cerciórate de que realmente aporta valor a la lectura.
  • Asegúrate de que el comentario se corresponde con el tema del artículo. Si no es así, busca el artículo correspondiente. En el blog hemos tratado muchísimas temáticas.
  • Sé breve, no escribas comentarios muy largos. Ten en cuenta que nuestro tiempo es limitado y nos resulta más fácil responder si eres conciso.
  • Utiliza adecuadamente el castellano, recuerda que todos los lectores deben entender lo que escribes.
  • No escribas en mayúsculas, es como si estuvieras gritando y resulta incómodo de leer.

¡Gracias por compartir tus opiniones y experiencias!