Sueños raros en el embarazo

Si eres madre estoy segura que recordarás bien tu embarazo y seguramente también, tus sueños. Los sueños en el embarazo no son iguales que cuando no estás embarazada, aunque no se sabe por qué ocurre exactamente (se piensa que es a causa de la revolución de hormonas que las mujeres tienen en su interior durante los 9 meses), la verdad es que los sueños pueden ser bastante raros, pero sobretodo, muy vividos.

¿Por qué cambian los sueños?

Si estás embarazada entonces probablemente tengas sueños extraños donde el sexo sea el protagonista (seguramente sin que tu pareja te acompañe en el sueño), animales que hablan, que tu bebé tiene problemas al nacer, que eres mala madre, que sales corriendo, que no estás embarazada, que caes de una gran altura, que tu hijo al nacer es un monstruo, que en lugar de niño es una niña (o a la inversa), etc. Además los experimentarás como sueños vividos (como si realmente te estuviera pasando). Estos sueños pueden reflejar tus pensamientos y sentimientos acerca de estar embarazada y puede cambiar bruscamente dependiendo de tu estado emocional.

Tus emociones pueden ser de ansiedad, miedo, preocupación, alegría, tristeza, entusiasmo… puedes tener un gran torbellino de emociones por los cambios que está teniendo tu cuerpo y por los cambios que habrán en tu vida. Soñar es la forma que tiene el cerebro de presentarte tu subconsciente, de afianzar el aprendizaje de cosas nuevas y de poder dejar atrás los pensamientos que has tenido durante el día.

causas de los sueños raros en el embarazo

¿Cuáles son las causas de los sueños raros en el embarazo?

Aunque las causas no se conozcan a ciencia cierta, por lo general las hormonas influyen aunque también, el cambio en los niveles del sueño durante toda la noche. Si te cuesta dormir o si duermes demasiado es posible que puede que pases de la somnolencia, al estado REM de forma rápida. En la fase REM es cuando las personas experimentamos la mayor parte de nuestros sueños, porque es cuando estamos sumergidos en el sueño profundo. Pero después pasarás por el sueño ligero antes de despertar.

Durante el embarazo hay más probabilidades de que algo te despierte y que perturbe tu sueño, como por ejemplo: dolores, que tienes que ir a orinar, tienes que ponerte cómoda, etc. En estos casos puede ser más difícil conciliar un sueño algo más profundo. Al tener los sueños que se interrumpen con frecuencia, es más probable poder recordarlos, parecerá que tienes más sueños porque eres capaz de recordarlos e incluso parecerá que los hayas vivido o que sean experiencias pasadas.

¿Hay algo que puedas hacer?

Sí hay algo que puedes hacer acerca de tus sueños: disfrutarlos. Los sueños son una forma estupenda de poder escapar de la realidad diaria y de poder comunicarnos con nuestro subconsciente. Puedes escribir tus sueños en un diario para poder recordarlos más adelante y analizar tu subconsciente o comparte tus sueños con tu pareja. Pregunta al padre del bebé si él también tiene sueños extraños o si tiene algún sueño que quiera contarte.

Es cierto que habrán sueños que puedan ser totalmente aterradores, y es que las pesadillas sobre el parto pueden ser muy reales y pasarlo muy mal hasta que te des cuenta que todo era un sueño. Si te sientes preocupada por las cosas que sueñas puedes interpretarlos para saber qué te está diciendo el subcosnciente, ¿estás preocupada por algo y deberías dejar de estarlo? ¿Los miedos que tienes quizá no tengan fundamento? ¿Estás en una situación estresante y deberías empezar a calmarte? Los sueños son más importantes de lo que nos pensamos, y en muchas ocasiones son nuestra guía para estar bien, ¡empieza a hacerle caso a lo que sueñas!

Deja un comentario sobre “Sueños raros en el embarazo”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Reglas para comentar en Etapa Infantil

Etapa Infantil es un blog plural abierto a los padres, educadores y todas las personas interesadas en la crianza y la educación de los niños. Nos gusta dialogar porque pensamos que el debate enriquece. No obstante, también es necesario mantener cierto orden en la web. Por eso, antes de escribir un comentario, te recomendamos que leas las siguientes normas:

  • No escribas comentarios ofensivos, difamadores, vulgares o que puedan considerarse como un ataque personal. Si vas a expresar una opinión diferente, que sea de forma respetuosa.
  • No envíes SPAM ni hagas comentarios con fines publicitarios. Si vas a incluir un enlace, cerciórate de que realmente aporta valor a la lectura.
  • Asegúrate de que el comentario se corresponde con el tema del artículo. Si no es así, busca el artículo correspondiente. En el blog hemos tratado muchísimas temáticas.
  • Sé breve, no escribas comentarios muy largos. Ten en cuenta que nuestro tiempo es limitado y nos resulta más fácil responder si eres conciso.
  • Utiliza adecuadamente el castellano, recuerda que todos los lectores deben entender lo que escribes.
  • No escribas en mayúsculas, es como si estuvieras gritando y resulta incómodo de leer.

¡Gracias por compartir tus opiniones y experiencias!