4 superalimentos a incluir en la dieta familiar

Descubre una lista con superalimentos para añadir a la dieta de los niños

Superalimentos dieta

En la dieta familiar deben haber algunos alimentos diariamente para que todos los componentes de una familia puedan tener una buena nutrición. Pero no podemos olvidar que también hay algunos superalimentos que no nos pueden faltar y que además, los niños también pueden consumir para poder beneficiarse de todas sus ventajas nutritivas. Para un crecimiento óptimo los niños necesitan una variedad de alimentos nutritivos.

Además, cuanto antes los niños empiezan a tener buenos hábitos alimenticios será mejor para su salud en el futuro, puesto que comerán de forma saludable. Cuando los buenos alimentos se ofrecen a los niños a una edad temprana se convierten en mejores comedores. Cuando un niño se niega a tomar un alimento a la primera, no hay que enfadarse ni obligarle a comerlo, simplemente hay que ofrecerlo de nuevo otro día, pueden haber hasta 15 intentos antes de que quieran probarlo de buena gana…

A continuación vas a descubrir algunos superalimentos para que tus hijos aprovechen sus beneficios nutritivos y también, para que aprendan a ser buenos comedores.

Superalimentos para la dieta familiar

1. Harina de avena

La avena es un desayuno saludable y una gran opción para los niños. A diferencia de los cereales de caja, la harina de avena apenas tiene azúcar, es alta en fibra y no tiene ingredientes artificiales. La harina de avena ha demostrado que aumenta el estado de alerta y la energía en las personas por mantener los niveles de glucosa en sangre de forma estable y por más tiempo, esto por tanto, ayudará a los niños a aprender mejor en la escuela.

Además, tiene vitamina B y está compuesto de beta-glucanos, que ayudan a disminuir el colesterol en sangre y el riesgo de enfermedades cardíacas. Puedes darle la harina de avena a los niños en leche o yogur y con un poco de fruta. También puedes hacer puré de avena sin cocer en un batido.

Superalimentos lista

2. Alimentos de colores verde y anaranjados

Cuando se trata de elegir verduras hay que saber bien cuáles escoger. Los vegetales de color verde oscuro y las verduras de color naranja son necesarias en la dieta familiar. Es necesario ofrecer a los niños alimentos como el brócoli, las judías verdes o la col china. En cuanto al color naranja, las zanahorias o las patatas dulces están cargadas de betacaroteno (un nutriente clave para la salud de los ojos y de la piel). El objetivo en la nutrición es ofrecer cuatro porciones de verduras y frutas en niños de 2 a 3 años y cinco porciones para los niños de entre 7 y 9 ños… Y seis porciones para los niños de entre 9 y 13 años. Estas porciones son diarias.

3. Los aguacates

Los aguacates son una fuente de grasas monoinsaturadas, un tipo de grasa saludable que es importante para el crecimiento de los niños, incluyendo el desarrollo del cerebro y la salud de los ojos. Hay muchas maneras para que los niños disfrutan de este alimento tan cremoso, puedes extenderlo en una tostada, en pan, en ensaladas, en platos de pasta… o hacer un rico guacamole.

4. Cremas de frutos secos

Puedes encontrar cremas de almendras, de anacardos o incluso cremas -o mantequillas- de frutos secos variados. Estas opciones son buenas porque aportan proteínas, hierro y zinc, además contienen grasas monoinsaturadas saludables. Además, son una buena alternativa a la carne. Intenta evitar los productos que estén cargados de azúcar. Las cremas o mantequillas de frutos secos están cargados de calorías por lo que tampoco hay que excederse en su consumo, una porción de dos cucharadas al día es más que suficiente. Es importante que estas cremas se utilicen solo en casa porque si lo envías a la escuela y compañeros tienen alergias a los frutos secos puede ser peligroso.

Deja un comentario sobre “4 superalimentos a incluir en la dieta familiar”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Reglas para comentar en Etapa Infantil

Etapa Infantil es un blog plural abierto a los padres, educadores y todas las personas interesadas en la crianza y la educación de los niños. Nos gusta dialogar porque pensamos que el debate enriquece. No obstante, también es necesario mantener cierto orden en la web. Por eso, antes de escribir un comentario, te recomendamos que leas las siguientes normas:

  • No escribas comentarios ofensivos, difamadores, vulgares o que puedan considerarse como un ataque personal. Si vas a expresar una opinión diferente, que sea de forma respetuosa.
  • No envíes SPAM ni hagas comentarios con fines publicitarios. Si vas a incluir un enlace, cerciórate de que realmente aporta valor a la lectura.
  • Asegúrate de que el comentario se corresponde con el tema del artículo. Si no es así, busca el artículo correspondiente. En el blog hemos tratado muchísimas temáticas.
  • Sé breve, no escribas comentarios muy largos. Ten en cuenta que nuestro tiempo es limitado y nos resulta más fácil responder si eres conciso.
  • Utiliza adecuadamente el castellano, recuerda que todos los lectores deben entender lo que escribes.
  • No escribas en mayúsculas, es como si estuvieras gritando y resulta incómodo de leer.

¡Gracias por compartir tus opiniones y experiencias!