Durante siglos los aceites esenciales se han utilizado para prevenir y tratar enfermedades de diversa índole. Los griegos y los chinos solían usarlos para hacer perfumes y medicamentos, aunque no fue hasta el siglo XX, con los trabajos del químico Rene Gettefosse, que la ciencia descubrió que los aceites esenciales realmente tenían efectos curativos y desinfectantes. De hecho, en la actualidad se suelen utilizar para combatir el estrés, reducir la ansiedad y aliviar algunos síntomas físicos como el agotamiento muscular, los dolores articulares e incluso las molestias propias del embarazo. Leer más »