Recuperar la figura después de dar a luz a veces se convierte en todo un reto. Durante las primeras seis semanas tras el parto se suele perder aproximadamente la mitad del peso ganado durante la gestación y luego se pierden más kilos, pero es habitual que queden algunos kilos resistentes más difíciles de eliminar. La rutina cotidiana con un bebé en casa tampoco ayuda mucho ya que la madre invierte gran parte de su tiempo en el cuidado del pequeño, de manera que las horas para sí misma se reducen drásticamente. Leer más »