Alrededor de los 5 años la mayoría de los niños empiezan a mudar los dientes de leche, los cuales dejan paso a los permanentes. Se trata de una transición muy importante en el crecimiento de los pequeños ya que pasan de tener 20 dientes de leche a tener 32 dientes permanentes. Por supuesto, los dientes permanentes son diferentes: son más resistentes que los de leche ya que tienen raíces más grandes y una capa de esmalte más gruesa, lo cual no solo es beneficioso para la masticación sino también para la salud bucal del pequeño. Leer más »