La narcolepsia es un trastorno neurológico del sueño muy poco común en la infancia: se estima que solo el 4,5% de los pacientes presentan sus primeros síntomas antes de los 5 años, un 16% antes de los 10 y un 34% antes de los 15 años. Básicamente, se trata de una alteración que provoca una somnolencia excesiva durante todo el día que puede derivar en episodios súbitos de sueño profundo en los que al niño le resulta imposible controlar las ganas de dormir, sin importar qué hora es o el entorno donde se encuentre. En los casos más severos pueden presentarse episodios bruscos de cataplejía o pérdida de tono muscular sin pérdida de conciencia que, casi siempre, son desencadenados por situaciones emocionales. Leer más »