TDAH: El Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad

Conoce la historia, causas, síntomas y tratamiento del TDAH

TDAH

El Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad, conocido por sus siglas TDAH, es una de las alteraciones más frecuentes entre los niños. Las estadísticas apuntan que alrededor del 3% de los niños menores de 7 años y que cerca del 5% de los niños en edad en edad escolar padecen este trastorno.

No obstante, se debe aclarar que aunque en los últimos años se han diagnosticado más casos, eso no significa que sea un trastorno reciente. De hecho, la primera referencia científica fue realizada por H. Hoffman y data de mediados del siglo XIX.

Por aquel entonces autores como Bourneville, Demoor y Still ya describían los principales síntomas del TDAH, interesados por la constante intranquilidad motora, la dificultad atencional, la actitud destructiva y las alteraciones escolares que presentaban algunos de estos niños.

Sin embargo, no fue hasta décadas más tarde que se comenzó a arrojar luz sobre sus causas. En 1962 se empezó a hacer referencia al sufrimiento perinatal, a disfunciones tronco-encefálicas y a otras lesiones funcionales a nivel de sistema nervioso.

Finalmente, en 1970 la Asociación Americana de Psiquiatría y la Organización Mundial de la Salud publicaron sus respectivos Manuales Diagnósticos y Estadísticos de los Trastornos Mentales e incluyeron el TDAH, que a partir de este momento substituiría el término con el que se conocía antiguamente: “disfunción cerebral mínima”.

¿Cuáles son las causas del TDAH?

En la actualidad la mayoría de los investigadores coinciden en que el TDAH es una alteración neurobiológica compleja que se desarrolla a partir de la conjugación de varios factores. Uno de ellos es la predisposición genética, que se piensa sea responsable de alrededor del 76% de los casos de TDAH infantil. De hecho, el factor genético es una de las causas más directas del TDAH pues los niños que tienen antecedentes genéticos de este trastorno tienen 5 veces más probabilidades de desarrollarlo.

Asimismo, estudios realizados en la Facultad de Medicina de la Universidad de Michigan en Estados Unidos han comprobado que las alteraciones funcionales del cerebro, como algunas lesiones frontales o una conexión neural interna más lenta, también pueden ser una causa del trastorno. También se conoce que el consumo de sustancias tóxicas durante el embarazo, así como un entorno familiar violento o estresante y una dieta infantil rica en azúcares y grasas pueden desencadenar o agudizar los síntomas del TDAH.

¿Cuáles son los síntomas principales?

Por lo general, reconocer a un niño con TDAH no es difícil pues casi siempre le delata su comportamiento inquieto, acompañado de una conducta motora intensa que no le permite mantenerse tranquilo durante mucho tiempo. De hecho, suelen tener problemas para mantenerse concentrados en una misma actividad durante largos periodos de tiempo por lo que se distraen y cambian de tarea, dejando inconcluso lo que estaban haciendo.

TDAH Trastorno Déficit Atención Hiperactividad

También se caracterizan por dar respuestas precipitadas, incluso, antes de que terminen de formularle la pregunta. Además, suelen tener dificultades para esperar su turno en clase o en una fila y, aunque tienen una inteligencia normal o incluso superior a la media, presentan un bajo rendimiento escolar ya que no prestan atención en las clases.

Cuando el TDAH no recibe tratamiento, los síntomas pueden empeorar y el niño puede mostrarse desobediente y problemático. No acata las órdenes y a los padres les resulta cada vez más difícil lidiar con esa situación, por lo que el clima familiar termina resintiéndose.

El tratamiento del TDAH

No existe una cura definitiva para el TDAH pero hay diferentes opciones para mantener sus síntomas bajo control. Lo más usual es recurrir a la terapia farmacológica y el tratamiento conductista y, aunque ambos pueden ser eficaces por separado, la mejor alternativa es conjugarlos.

El tratamiento farmacológico se basa en el uso de dos tipos esenciales de fármacos: los estimulantes como el metilfenidato y los no estimulantes como la guanfacina y la atomoxetina. El psiquiatra valorará la dosis y el medicamento más adecuado para cada caso.

Por otra parte, el tratamiento conductista se dirige a controlar la conducta del niño, por lo que también incluye sesiones de entrenamiento para los padres. La terapia directa con el pequeño está dirigida, fundamentalmente, a enseñarle habilidades sociales, ayudarle a resolver problemas, a distinguir los estímulos que lo distraen y a mejorar su concentración en clases y en las actividades de la vida cotidiana.

15 comentarios sobre “TDAH: El Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad

  1. Victoria dice:

    El infante comenzó el tratamiento, solo tres años a 8 años. En la edad adulta tendrá consecuencias negativas si no lo utilizo más , por secuela neurológica leve; es solo una pregunta y si hay consecuencias que se debe hacer. Gracias.

  2. belkis beatriz dice:

    Tengo un niño de 7 años y el neurólogo le mando Strattera de 10mg y ahora tengo a un niño que sufre de cambios de humor brusco y no me deja hacer nada, todo le molesta, etc. Vivo en Venezuela en el tigre estado anzoategui, lo que vivo a diario es horrible.

    • carolina dice:

      Yo no soy experta, pero si te puedo decir que si el medicamento que toma tu niño tiene efectos secundarios, es mejor suspender el tratamiento y llevarlo con otro especialista para tener una segunda opinión.

    • desiree zerpa dice:

      No siempre la reacción al medicamento es la optima, pero sugiero no cambiar cada vez de especialista, por el contrario, buscar un equipo de trabajo neurólogo psicologo psicopedagogo e incluso terapista ocupacional si es necesario o de lenguaje que te apoye no solo en cambiar la medicación si no resulta, si no también en el entrenamiento del niño y sus padres, en la parte conductual. Mi hijo ya tiene 10 años y solo fue medicado de los 6 a los 8 en paralelo con el entrenamiento y hoy en día es un niño que se regula eficazmente, su desarrollo escolar es muy bueno y sus relaciones sociales también, siempre hay días malos pero yo he visto el progreso, cuando cambias y cambias es empezar de cero cada vez, y estos niños sobre todo necesitan estructura y perseverancia, que mucho o poco da excelentes resultados.

      • SOFIA ROMERO dice:

        Mi hijo acaba de cumplir 9 años, fue tratado con fármacos 3 años y el neurólogo en su ultimo informe refleja que no tiene trastorno en el presente. Esta en 3er grado y es muy inteligente, pero muy flojo, no quiere estudiar porque dice que ya se lo sabe y es cierto, pero al momento de presentar la evaluación dice a la maestra que no sabe nada que se le olvido todo y después de haber sido un niño de A esta sacando C. Quisiera comentarios al respecto y alguna estrategia eficaz para esto. Gracias.

  3. Analy Martinez Lozano dice:

    Yo tengo una niña de 12 años, a los 6 diagnosticada con TDAH, llevó tratamiento homeopático durante 4 años, ahora solo es de control y se desarrolla perfectamente mi hija, les recomiendo la homeopatía.

    • karina dice:

      Hola, yo tengo un niño de 8 años que tiene este trastorno y esta medicado, pero me pareció interesante el tratamiento que recibió tu hija. Por favor me podrías pasar la dirección a donde la llevaste. Muchas gracias.

  4. LILIANA dice:

    Mi hijo tiene 17 años, a los 7 le diagnosticaron déficit de atención y no lo medique, qué consecuencias puede tener ahora a esta edad y si es recomendable hacerlo ver con un neurólogo?

  5. PAOLA SANTAMARIA dice:

    Mi hijo tiene 6 años, esta en segundo y tiene problemas de déficit de atención. Hace 2 años esta en terapias de lenguaje y ocupacional y eso le ha ayudado mucho, no he tenido necesidad de medicarlo, eso me da miedo. Eso lleva tiempo y estar puntual a cada terapia y lo estamos logrando, no falta las notas de que se distrae en clase y otras que esta mejorando.

  6. katri maría dice:

    Uno de mis 8 hijos lo padeció de niño, NUNCA fue empastillado, SI fue acompañado por maestros, profesores y yo, su madre, PASO a PASO hasta su educación terciaria, y SE PUEDE SIN EMPASTILLAR, SE REQUIERE DE MUCHO esfuerzo, tiempo y DEDICACIÓN y se puede en ESCUELA PUBLICA.
    HOY TIENE 35 AÑOS, y sabe pedir ayuda, porque además no tiene memoria a largo plazo su vida está basada en rutinas desde que era bebé, HOY ES PAPÁ, que cumple el rol de mamá también y esta aprendiendo con su hija, COMO SI FUERA LA PRIMERA VEZ, y continúa practicando su deporte que comenzó hace 31 años.

  7. Florelba Rodriguez dice:

    Mi hijo fue diganosticado a los 5 años desde entonces esta medicado ya tiene 13 años y le ha ido muy bien con VYVANSE, cada dos meses tiene consulta con la Psiquiatra y esta asistiendo a terapia una vez a la semana, juega Baseball, esta en 7th grado en Escuela Publica donde también recibe ayuda, es un estudiante de B y A, y le mantenemos una rutina diaria la cual el ya sigue automáticamente .. Es un trabajo de equipo y constante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Reglas para comentar en Etapa Infantil

Etapa Infantil es un blog plural abierto a los padres, educadores y todas las personas interesadas en la crianza y la educación de los niños. Nos gusta dialogar porque pensamos que el debate enriquece. No obstante, también es necesario mantener cierto orden en la web. Por eso, antes de escribir un comentario, te recomendamos que leas las siguientes normas:

  • No escribas comentarios ofensivos, difamadores, vulgares o que puedan considerarse como un ataque personal. Si vas a expresar una opinión diferente, que sea de forma respetuosa.
  • No envíes SPAM ni hagas comentarios con fines publicitarios. Si vas a incluir un enlace, cerciórate de que realmente aporta valor a la lectura.
  • Asegúrate de que el comentario se corresponde con el tema del artículo. Si no es así, busca el artículo correspondiente. En el blog hemos tratado muchísimas temáticas.
  • Sé breve, no escribas comentarios muy largos. Ten en cuenta que nuestro tiempo es limitado y nos resulta más fácil responder si eres conciso.
  • Utiliza adecuadamente el castellano, recuerda que todos los lectores deben entender lo que escribes.
  • No escribas en mayúsculas, es como si estuvieras gritando y resulta incómodo de leer.

¡Gracias por compartir tus opiniones y experiencias!