Técnica del sándwich: asertividad para el cambio de conducta en niños

Una técnica eficaz para eliminar los comportamientos inadecuados en los niños

Técnica del sándwich

Eliminar los comportamientos inadecuados de los niños no es una tarea sencilla, requiere de una buena dosis de paciencia y otra de perseverancia. La clave radica en disciplinar con cariño y hacerles saber lo que se espera exactamente de ellos. De hecho, existen determinadas conductas que los padres no deberían pasar por alto y a las que deberían ponerles coto cuanto antes. Un método muy eficaz para eliminar esos comportamientos es la técnica del sándwich.

¿En qué consiste la técnica del sándwich?

La técnica del sándwich se puede aplicar con los niños mayores de 5 años y es muy efectiva en los pequeños rebeldes. Su objetivo principal es lograr un cambio de comportamiento a través de una crítica constructiva, haciendo que los niños reflexionen sobre la conducta inadecuada.

El método también fomenta la receptividad en los niños para que logren cambiar otras conductas en el futuro, a la vez que fortalece la autoestima infantil y facilita la comunicación entre padres e hijos. A través de esta técnica los padres también pueden hacerles saber a sus hijos lo que esperan de ellos y les enseñan a ser mejores personas.

¿Cómo se aplica la técnica del sándwich?

La técnica del sándwich es muy fácil de aplicar ya que consta de tres pasos principales: el primero consiste en ofrecer una auténtica retroalimentación, elogiando una conducta, actitud o cualidad del niño, a lo que le sigue la petición del cambio de comportamiento y, por último, un mensaje positivo que lo motive a mejorar.

Por ejemplo, si quieres que el pequeño sea más bondadoso con sus amigos y le preste sus juguetes, debes hacerle saber primero cuán orgullosa te sientes de la relación que mantiene con sus amigos. Puedes decirle: Sabes, me enorgullece mucho que tengas tantos amigos y que se lleven tan bien, es muy gratificante verlos jugar juntos y saber que les ayudas cuando te necesitan. Creo que sabes cómo ser un buen amigo y eso me hace muy feliz.

A continuación, puedes incluir la crítica: Sin embargo, he notado que a veces no quieres prestarles tus juguetes y eso no está bien. Sería bueno que compartas tus cosas con ellos, sobre todo porque ellos lo hacen contigo.

Por último, debes transmitirle un mensaje positivo que lo motive a cambiar su comportamiento y que le deje un buen sabor en la boca tras la crítica que acaba de recibir. En este caso, puedes comentarle: Prestarles los juguetes a tus amigos te convierte en un niño más bondadoso y fortalece vuestra amistad. Además, me haría muy feliz ver cómo se llevan mejor cada día.

En este punto, puedes preguntarle qué piensa al respecto o simplemente dejar que reflexione sobre lo que le has dicho.

Técnica sándwich cambiar conducta niños

¿Cuándo aplicar esta técnica?

La técnica del sándwich puede aplicarse en cualquier circunstancia, aunque lo ideal es que aproveches para hablar con tu hijo después de haber tenido la conducta que quieres eliminar, de manera que sea plenamente consciente de lo que ha hecho. No obstante, si notas que el pequeño está enfadado o demasiado eufórico, será mejor que esperes a que se calme, de lo contrario, es probable que haga oídos sordos a la crítica.

También es importante que emplees la técnica con mesura. Si la utilizas con frecuencia puedes crear un precedente negativo en el niño, quien puede asumir los elogios como la antesala de una crítica. En este caso, el método no solo perdería su efectividad sino que sería contraproducente, de manera que podrías reducir el efecto positivo de los elogios, afectar la autoestima de tu hijo y hacer que pierda la confianza que ha depositado en ti.

Deja un comentario sobre “Técnica del sándwich: asertividad para el cambio de conducta en niños”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Reglas para comentar en Etapa Infantil

Etapa Infantil es un blog plural abierto a los padres, educadores y todas las personas interesadas en la crianza y la educación de los niños. Nos gusta dialogar porque pensamos que el debate enriquece. No obstante, también es necesario mantener cierto orden en la web. Por eso, antes de escribir un comentario, te recomendamos que leas las siguientes normas:

  • No escribas comentarios ofensivos, difamadores, vulgares o que puedan considerarse como un ataque personal. Si vas a expresar una opinión diferente, que sea de forma respetuosa.
  • No envíes SPAM ni hagas comentarios con fines publicitarios. Si vas a incluir un enlace, cerciórate de que realmente aporta valor a la lectura.
  • Asegúrate de que el comentario se corresponde con el tema del artículo. Si no es así, busca el artículo correspondiente. En el blog hemos tratado muchísimas temáticas.
  • Sé breve, no escribas comentarios muy largos. Ten en cuenta que nuestro tiempo es limitado y nos resulta más fácil responder si eres conciso.
  • Utiliza adecuadamente el castellano, recuerda que todos los lectores deben entender lo que escribes.
  • No escribas en mayúsculas, es como si estuvieras gritando y resulta incómodo de leer.

¡Gracias por compartir tus opiniones y experiencias!