Educación

Cómo criar a un niño con carácter fuerte

Entendiendo y moldeando temperamentos intensos: Estrategias y herramientas para guiar a niños con carácter fuerte hacia un crecimiento equilibrado

Criar a un niño con carácter fuerte
Mª José Roldán

Mª José RoldánMaestra y Psicopedagoga

Si tienes un hijo o una hija con un carácter fuerte es normal que sientas que la crianza es todo un desafío. Pero déjanos decirte, que por muy difícil que te resulte a veces, también es una experiencia enriquecedora, no solo como padre o madre que eres, sino también como persona. No estás solo/a en este camino, son muchos los padres y las madres que se sienten de esta forma, por eso, vamos a explicarte algunos puntos que te resultarán de interés. 

Guía para criar a un niño con carácter fuerte

Si has intentado de todo y aún te sientes perdido, a continuación vas a encontrar una pequeña guía para ayudarte a que tu hijo tenga un desarrollo positivo y equilibrado, y sobre todo, a que tú no pierdas la cabeza en su crianza.

Comprende su carácter

Observa a tu hijo detenidamente y con paciencia. Presta atención a sus reacciones y comportamientos en diferentes situaciones. ¿Qué le motiva? ¿Cuáles son sus intereses y pasiones? ¿Qué situaciones parecen desencadenar su comportamiento más desafiante? 

Al comprender mejor su personalidad, podrás anticipar y abordar los desafíos con mayor eficacia… Aprenderás a anticiparte antes de la explosión emocional por lo que tu hijo, casi sin darse cuenta, aprenderá a regularse. 

Establece límites claros

Los límites aportan seguridad y estructura a los niños, y son especialmente importantes para aquellos con un carácter fuerte. Establece reglas claras y expectativas realistas a tus hijos. Comunica las reglas de manera consistente y asegúrate de que comprendan las consecuencias de no seguirlas. 

Siempre mantén la calma cuando debas corregir su comportamiento y utiliza las consecuencias a su comportamiento con moderación, centrándote en el aprendizaje y no en la retribución. Recuerda esta popular y sabia frase: «Se felicita en público, se corrige en privado«.

Céntrate en el refuerzo positivo

El refuerzo positivo es una herramienta poderosa para motivar a los niños con carácter fuerte. Cuando reconoces y elogias sus logros y esfuerzos, les estás mostrando que valoras sus acciones y habilidades. 

Elogia específicamente lo que han hecho bien y evita compararlos con otros niños. Celebra sus avances, incluso los pequeños, para fortalecer su autoestima y construir una relación positiva contigo. Esto no significa que seas indulgente, simplemente que sepas escoger los momentos para elogiarle… evita hacerlo de manera indiscriminada o perderá el valor.

Enseña habilidades de autorregulación 

La autorregulación es una habilidad esencial para la vida que todos los niños deben aprender, tanto si tienen carácter fuerte como si no lo tienen. Aunque puede ser especialmente desafiante para aquellos con mucho carácter. Enseña técnicas de respiración profunda para calmarse, cómo contar hasta diez antes de reaccionar impulsivamente y la importancia de hablar sobre lo que sienten. 

Ayúdales a identificar sus emociones y a expresarlas de manera adecuada, ya que esto les ayudará a evitar estallidos emocionales y a tomar decisiones más racionales. Los cuentos, las meditaciones infantiles o simplemente hablar en casa sobre las emociones son herramientas poderosas.

Fomenta la toma de decisiones 

Permitir que los niños tomen decisiones apropiadas para su edad les da un sentido de control y responsabilidad. Ofrece opciones limitadas y relevantes en situaciones cotidianas. Por ejemplo, podrías preguntarles qué quieren merendar o qué ropa quieren ponerse entre varias opciones que tú has pensado con anterioridad. 

Al tomar decisiones, aprenden a asumir las consecuencias de sus acciones, lo que les ayudará a desarrollar habilidades de resolución de problemas y toma de decisiones más sólidas a medida que crecen.

Potencia las actividades positivas 

Los niños con mucho carácter suelen tener una gran energía, y es importante canalizarla hacia actividades constructivas. Descubre sus intereses y talentos y ofréceles oportunidades para desarrollarlos. 

Puedes apuntarles a clases de música, arte, deportes o cualquier actividad que les apasione. El ejercicio físico también es una excelente manera de liberar su energía, mejorar su concentración y aumentar su bienestar emocional. Eso sí, es fundamental que la actividad que elijan les motive.

Crianza en hijos con carácter fuerte

Fomenta la empatía y el respeto 

Enseñar empatía y respeto es esencial para cultivar relaciones saludables con los demás en niños con carácter fuerte. Modela comportamientos empáticos y respetuosos para que puedan imitarlos. Anímales a ver las cosas desde la perspectiva de los demás y a considerar cómo se sentirían en determinadas situaciones. 

Enséñales a resolver conflictos de manera pacífica y a entender que sus acciones tienen un impacto en los demás. Trabajar la asertividad desde edades tempranas es necesario para que aprendan a establecer límites sin necesidad de conflicto y sobre todo, teniendo en cuenta las emociones de los demás. 

Trabaja las emociones desde casa

Para los niños con carácter fuerte, el trabajo en emociones es esencial para desarrollar habilidades de inteligencia emocional. ¿Por qué es tan importante centrarse en esto en la crianza? Te lo contamos: 

  • Enseñar estrategias de manejo emocional: capacitarlos con técnicas para gestionar sus emociones de manera constructiva, como la respiración profunda y el tiempo para calmarse antes de reaccionar, es fundamental para su bienestar emocional.
  • Modelar la gestión emocional: tu ejemplo es poderoso. Mostrar cómo manejas tus propias emociones positivamente les brinda una guía sobre cómo enfrentar las suyas.
  • Practicar la empatía: fomentar la empatía les ayuda a comprender las emociones de los demás, desarrollar relaciones más saludables y ser compasivos.
  • Resolver conflictos de manera constructiva: enseñarles a resolver desacuerdos de forma pacífica y respetuosa les permite mejorar sus habilidades sociales y manejar mejor el estrés.

El trabajo en emociones es una herramienta valiosa para que los niños con carácter fuerte desarrollen una inteligencia emocional sólida, lo que les permitirá enfrentar los desafíos de la vida con mayor comprensión, resiliencia y éxito en sus relaciones con los demás.

Si es necesario busca apoyo 

La crianza de un niño con mucho carácter puede ser estresante, y es importante reconocer cuándo necesitas apoyo. Habla con otros padres que puedan estar pasando por situaciones similares. Participa en grupos de crianza o busca asesoramiento profesional si sientes que te estás agotando o necesitas orientación específica para lidiar con ciertos comportamientos.

Recuerda que educar a un niño con carácter fuerte es un proceso de aprendizaje continuo. Mantén la paciencia, la comprensión y el amor en todo momento. Con el tiempo y el esfuerzo, verás cómo tu hijo desarrolla su carácter fuerte en una cualidad positiva que le ayudará a enfrentar los desafíos de la vida con valentía y determinación.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *