Se estaba portando bien hasta que llegaste…

niños portan mal madre

Ser madre no es nada fácil, independientemente de que seas madre soltera o que tengas pareja o al padre de tus hijos al lado. Una madre educa a sus hijos de la mejor manera posible, desde el corazón y con todo su cariño. Los hijos saben que su madre es la persona que más les ama en el mundo… porque además de que su mamá se lo dice cada día, también lo demuestra con sus actos.

Se portan bien hasta que llega mamá

Aunque de repente, te dice tu pareja, tu madre o la canguro de tus pequeños que cuando llegas a casa o a dónde están tus hijos, justo después comienzan a comportarse mal. Parece que tus pequeños saben comportarse bien y como angelitos hasta que llegas tú, y una vez que estás allí… todo se desmorona.

Esas personas que te advierten de este comportamiento, se piensan que tus hijos se comportan así porque están malcriados o porque les mimas demasiado, pero nada más lejos de la realidad, esto no es así en absoluto.

Guardan sus emociones

Lo que ocurre, es que los niños guardan sus emociones más fuertes o complicadas hasta que llega la madre. ¿Por qué ocurre esto? Porque los niños saben que con su madre estarán más seguros tanto física como emocionalmente y podrán mostrarse como son. Se sienten en confianza y saben que estarán contenidos y atendidos tal y como necesitan para estar bien.

niño porta mal mama

Por esto mismo, las personas que piensan que los niños se comportan “peor” cuando está la madre porque están malcriados o porque son consentidos por ella, están muy equivocados. Simplemente los niños saben que con su madre podrán encontrar la tranquilidad que tanto necesitan. Saben que su madre nunca les va a fallar y que estará a su lado para poder cuidarles, protegerles y luchar por ellos cada día de su vida. Mientras una madre tenga aliento, hará todo lo posible por y para que sus hijos estén bien.

A los adultos nos pasa igual

Solo tienes que pensar en cómo te comportas tú con las diferentes personas que te rodean. Habrán personas que te harán sentir mejor y otras que te harán sentir peor. En este sentido, no te comportarás igual con todas las personas porque no te nacerá hacerlo. Habrá con quienes seas capaz de mostrar más confianza y otras con quienes mostrarás menos.

Y por supuesto, cuando estés con tus padres te sentirás siempre en casa, sentirás que cuando estás a su lado todo está bien, porque en cierto modo, es la forma en la que has crecido… sabiendo que tus padres, y en especial tu madre, estarán a tu lado pase lo que pase. Pues a tus hijos les pasa exactamente igual contigo. Eres su madre y siempre, dónde estés tú, estará su hogar.

Deja un comentario sobre “Se estaba portando bien hasta que llegaste…”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios