Juegos para enseñar los adjetivos a los niños

Enseñar adjetivos a niños

Los adjetivos son una de las primeras partes de la oración que enseñan a los niños en la escuela. Así aprenden a calificar los sustantivos, ya sea describiendo características concretas, como el color, el tamaño o la forma, o cualidades abstractas que hacen referencia a valores que no se pueden percibir físicamente.

Se trata de un gran salto educativo, no solo desde el punto de vista lingüístico sino también cognitivo ya que esto significa que los niños desarrollan su pensamiento abstracto. Es por eso que a veces puede resultarles difícil aprender los adjetivos y su clasificación. Sin embargo, en realidad no tiene por qué ser complicado, existen algunos juegos a través de los cuales podemos enseñar los adjetivos a los niños de una forma divertida.

5 juegos para que los niños aprendan los adjetivos

1. Oración encadenada

Se trata de un juego muy entretenido para practicar los adjetivos y desarrollar la creatividad infantil. El objetivo consiste en que los pequeños digan tantos adjetivos como sea posible refiriéndose a un mismo sustantivo. Para ello, se comienza diciendo una oración, por ejemplo: “El balón es…”, para que los niños tengan que completarla con adjetivos que describan a ese sustantivo, en este caso, el balón.

Para hacer el juego más interactivo también se puede jugar en familia, de manera que cada quien mencione un adjetivo hasta que se agoten las ideas. Luego, se comienza con una nueva oración y así sucesivamente.

2. Comparado conmigo

Este juego es perfecto para enseñar los adjetivos a los niños de forma divertida, a la vez que se fortalece su autoconocimiento e identidad. Los niños deben comparar distintos objetos consigo mismos recurriendo a diferentes cualidades físicas o abstractas.

Para empezar se les puede pedir, por ejemplo, que se comparen con un balón para que así mencionen los rasgos que les distinguen: “Es más pequeño que yo, más redondo, más rojo, menos pesado…”. También se puede jugar a la inversa, es decir, poniendo a los niños como patrón de comparación, en ese caso, tendrían que decir: “Soy más grande, menos redondo, menos rojo y más pesado que el balón”.

3. Dominó de adjetivos

Es un juego excelente para enseñar a los niños los adjetivos mientras se divierten en familia. La idea consiste en escribir sustantivos en al menos 14 tarjetas y en otras 14 cartas adjetivos relacionados, es decir que por cada tarjeta con un sustantivo debe haber una con un adjetivo.

Luego, se podrá jugar siguiendo la misma esencia que en el dominó. Tras repartir las tarjetas, uno de los jugadores saca la primera ficha, que puede ser un adjetivo o un sustantivo, mientras que el resto de jugadores deben elegir una tarjeta que se relacione con la anterior y así sucesivamente. Si algún jugador no tiene ningún adjetivo o sustantivo vinculado con las tarjetas en la mesa, se salta su turno. Al final gana quien se quede sin tarjetas primero o quien tenga menos al terminar el juego.

Adjetivos

4. Asociación libre

Este juego, también conocido como asociación de palabras, es un juego muy popular entre los niños, y aquellos que no lo son tanto, que se puede adaptar para enseñar los adjetivos a los más pequeños de casa. En el juego tradicional se dice una palabra y los demás participantes deben mencionar otros términos relacionados, pero en este caso se pide a los niños que solo se refieran a sustantivos y adjetivos.

Por ejemplo, si la primera palabra es “balón”, la secuencia puede seguir con: “Rojo, sofá, grande, elefante, gris, invierno…” y así sucesivamente. La idea es relacionar cada palabra con la anterior, haciéndola coincidir además en género y número.

5. Encuentra el tesoro

Este es un juego muy divertido que a los niños les encantará. El objetivo consiste en encontrar los objetos que describen los adjetivos, por eso lo ideal que podáis jugar en un espacio donde haya muchos objetos para que el juego sea más complicado.

Para empezar, alguien debe mencionar tres adjetivos que caractericen a un objeto de la habitación y el resto de jugadores deben adivinar de qué se trata. Por ejemplo, “Alto, delgado y luminoso. La lámpara de pie de la habitación”. Así, quien primero lo adivine, toma el turno y dice otros tres adjetivos, y así sucesivamente.

Deja un comentario sobre “Juegos para enseñar los adjetivos a los niños”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios