¿Qué son las metáforas? Algunos ejemplos para reconocerlas

Que es una metafora

Las metáforas son uno de los recursos lingüísticos más utilizados en la lengua española. No solo son una herramienta perfecta para la poesía, sino que también ayudan a explicar mejor algunos conceptos, por lo que suelen estar presente en nuestra comunicación cotidiana. Sin embargo, aprender qué son las metáforas y utilizarlas no suele ser fácil para los niños.

En parte, esto se debe a que su aprendizaje requiere un cierto nivel de desarrollo del pensamiento lógico y abstracto, por lo que usualmente hay que esperar a que los pequeños consoliden sus habilidades cognitivas antes de enseñarles qué son las metáforas. Cuando los niños estén preparados para comprender la función de las metáforas, es importante explicarles con claridad qué son y cómo reconocerlas.

¿Qué son exactamente las metáforas?

Las metáforas son una figura retórica que expresa una realidad o concepto por medio de una realidad o concepto diferentes con los que guarda cierta semejanza. En otras palabras, se trata de un uso figurado del lenguaje que expresa una comparación entre dos realidades o conceptos similares entre sí, como la expresión “piel de porcelana” para referirse a una piel blanca y suave.

Básicamente, las metáforas están formadas por tres partes fundamentales: el término real, el imaginativo y la conexión. El término real hace referencia a la realidad o concepto que quiere describirse y el imaginativo a la realidad o concepto con el que se compara. Por su parte, la conexión es la relación vehicular entre el término real y el imaginativo, es decir, el término que permite la comparación.

A diferencia del símil, otro recurso comparativo que relaciona dos términos mediante un nexo, la metáfora no utiliza nexos, es decir, el término imaginativo representa y sustituye a la vez al término real. Por ejemplo, un símil sería “su piel es como la porcelana” mientras que la metáfora de la misma frase sería “su piel de porcelana”. Por eso, suele utilizarse a menudo en la poesía como recurso para darle un toque más elegante y creativo al verso.

Los principales tipos de metáforas

Atendiendo a su composición, existen diferentes tipos de metáforas:

  1. Metáfora común. También conocida como metáfora simple o impura, relaciona de manera directa el término real con el imaginativo. Como por ejemplo en los casos: “es un manojo de nervios” o “el tiempo es oro”.
  2. Metáfora pura. En este tipo de metáfora el término imaginativo sustituye completamente al término real. Ejemplo de esta metáfora son: “tiene una piedra en el pecho” o “atardecer de la vida”.
  3. Metáfora preposicional. En estas metáforas, el término real está relacionado al término imaginativo por medio de una preposición, como en los casos: “ojos de fuego” o “cabellos de oro”.
  4. Metáfora aposicional. Se trata de una expresión metafórica en la que no existe nexo entre el término real y el imaginativo. Ejemplos de estas metáforas son: “juventud, divino tesoro” o “la lluvia, llanto del cielo”.
  5. Metáfora negativa. Básicamente, las metáforas negativas son aquellas que incluyen un adverbio de negación. Ejemplos son estos casos: “niños no, ángeles” y “estrellas, no ojos”.

3 ejercicios para que los niños ejerciten las metáforas

Una vez que los niños dominan la teoría sobre las metáforas, es importante proponerles actividades con los que puedan ejercitar sus conocimientos. He aquí tres ideas que pueden serte útiles:

1. Encontrar las metáforas en un texto

Aprender a reconocer las metáforas es una de las habilidades básicas que los niños deben desarrollar. Un ejercicio ideal para entrenarles consiste en pedirles que señalen todas las metáforas que encuentren en un texto. Ya sea marcándolas en el texto o escribiéndolas en un papel, el objetivo es que los peques aprendan a reconocerlas y diferenciarlas de otros tipos de comparaciones. Para facilitarles el trabajo a los peques se puede recurrir a textos que ya conozcan, de manera que les resulte más sencillo identificar las metáforas.

2. Interpretar metáforas

Otro ejercicio excelente para familiarizar a los niños con las metáforas consiste en preguntarles su significado. Para ello puedes utilizar las propias metáforas que extrajo del texto o algunos de los ejemplos que facilitamos más abajo. Si quieres hacerlo más divertido, puedes organizar una especie de juego familiar en el que cada miembro deba describir el significado de una metáfora, una manera de motivar a los niños a estudiar y hacer que mejoren su vocabulario y expresión oral.

3. Crear nuevas metáforas

Sin duda, la mejor manera de que los niños aprendan qué son las metáforas es creando nuevas expresiones metafóricas. Pueden basarse en su entorno, una lectura o incluso, en sus dibujos animados preferidos, la idea es que recurran a su creatividad para crear metáforas que describan las cosas que les rodean. Si quieres ir un paso más allá, puedes pedirles que las escriban sobre un papel y luego clasificarlas, atendiendo a su composición. Otro ejercicio igual de efectivo consiste en pedirles que creen una poesía en la que utilicen metáforas para describir sus ideas.

metafora ejemplos

30 ejemplos de metáforas para que los niños aprendan a reconocerlas

  1. Tiene aspecto de oso y carácter de ratón.
  2. Está que echa chispas.
  3. Lo tienen bajo la lupa.
  4. Me golpeó la noticia.
  5. Eres la luz de mi vida.
  6. Miré las perlas de su boca.
  7. Dos esmeraldas brillaban en sus ojos.
  8. Estoy entre la espada y la pared.
  9. Me robó una sonrisa.
  10. Las nieves del tiempo platearon su sien.
  11. Ese proyecto está en pañales.
  12. Llovía endemoniadamente.
  13. El sol iluminaba una calle triste.
  14. Es una tumba.
  15. Lágrimas de cocodrilo.
  16. Su corazón es un desierto.
  17. Esas hermanas son dos gotas de agua.
  18. Mi primo es un sol.
  19. Sus palabras me tocaron el alma.
  20. Se escuchaba el lamento de las guitarras.
  21. Un sapo gordo como un camión.
  22. Al aprobar, sintió tocar el cielo con las manos.
  23. Sentir mariposas en el estómago.
  24. Su corazón es un pozo infinito.
  25. Aquella situación le ahogaba.
  26. La tierra era gris como el arrepentimiento.
  27. Lloró ríos de lágrimas.
  28. Tiene el ánimo por el suelo.
  29. Le tienen bajo lupa.
  30. Poner negro sobre blanco.
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios