Enséñales a los niños a plantar semillas de aguacate en 5 pasos

Descubre cómo sembrar un hueso de aguacate en casa

plantar aguacate

Plantar semillas en casa es una estrategia excelente para pasar tiempo de calidad en familia y despertar la curiosidad de los más pequeños de casa. También es una buena manera de estimular su creatividad y ayudarles a comprender el origen de la vida en la naturaleza de forma más sencilla y divertida. El hecho de ver germinar una semilla y acompañar la planta durante todo su crecimiento será una experiencia que seguramente no olvidarán.

¿Por qué elegir semillas de aguacate para sembrar?

Existen muchísimas variedades de semillas que se pueden elegir para mostrar a los niños cómo brotan y crecen las plantas, pero las semillas de aguacate son especialmente fáciles de manejar y crecen con relativa facilidad. Al ser semillas bastante resistentes, no necesitan demasiados cuidados y, una vez germinadas se pueden plantar en el jardín o el patio de casa para cosechar deliciosos aguacates que luego podéis consumir en casa.

¿Qué es el aguacate?

Una manera sencilla de motivar a los niños a sembrar semillas de aguacate consiste en explicarles qué es este fruto, de dónde proviene y qué propiedades tiene. Puedes contarles que el aguacate es el fruto del aguacatero, una planta que pertenece a la familia de las lauráceas, una especie de plantas leñosas que crecen en climas cálidos. Su nombre deriva del término azteca “ahuacatl” que significa “testículo”, el cual se debe seguramente a su forma ovalada.

Originario de Centroamérica, fue denominado por los españoles a su llegada a América como “pera de las Indias”. Esto debido a su forma de pera, con la piel dura y oscura que alberga en su interior una única semilla de gran tamaño. Una de sus mayores distinciones es su pulpa cremosa, de color verdoso o amarillento, cuyo sabor evoca ligeramente a la avellana.

Vale destacar que en la actualidad la planta también se cultiva en España y, como existen tantas variedades con diferentes épocas de recolección, es posible encontrar aguacates tanto en invierno como en verano. Un fruto que no solo es apreciado por su delicioso sabor y versatilidad en la cocina,  sino también por sus múltiples propiedades y beneficios para la salud.

Propiedades del aguacate

De hecho, ¿sabías que el aguacate contiene muchísimas grasas saludables? El 23% de esta fruta es grasa, pero también es rica en vitamina E, provitamina A y aporta hasta el 22% de las necesidades diarias de vitamina C. Además, contiene minerales como el calcio, el potasio, el magnesio, fósforo, cobre y cinc, indispensables para mantener un buen estado de salud. Por eso, es un excelente aliado para mejorar la salud cardiovascular, evitar el estreñimiento, saciar el apetito y aportar una dosis extra de energía.

Sembrar semillas de aguacate, paso a paso

No es necesario ser un botánico o científico para sembrar semillas de aguacate, de hecho, estas semillas apenas necesitan cuidados por lo que incluso si no tienes muchas habilidades con las plantas es probable que consigas que la semilla germine. Eso sí, si quieres enseñar bien a los niños cómo sembrar una semilla de aguacate, te recomendamos que sigas los siguientes pasos y que lo hagáis juntos desde el inicio.

1. Prepara la semilla de aguacate

Algunas semillas necesitan secarse antes de poder plantarse, pero con las semillas de aguacate no es necesario. De hecho, puedes utilizar la semilla de un aguacate que hayáis comprado en casa. Tras retirar la pulpa, lava bien la semilla y déjala secar durante la noche para evitar que el moho prolifere. Al día siguiente, clava cuatro palillos finos de forma perpendicular en los lados opuestos de la semilla, formando una especie de cruz.

plantar semilla aguacate

2. Colócala en un recipiente con agua

Utiliza un vaso o un frasco que no sea demasiado ancho y llena aproximadamente ¾ de su capacidad con agua fresca. Coloca la semilla con la parte plana hacia abajo y apoya los palillos en el borde del recipiente, de manera que la semilla quede suspendida en el agua. Asegúrate de que el agua cubra un tercio de la semilla para que pueda germinar. Si no es suficiente, puedes añadirle un poco más de agua.

3. Espera a que salgan las raíces y corta el tallo

Mantén la semilla en semisombra, es decir, en un lugar en el que no esté expuesta a la luz directa. Cuando notes que el agua empieza a cambiar de color, cámbiala para evitar que el moho prolifere en las raíces de la planta. Si cambias el agua con regularidad, las raíces se mantendrán bien hidratadas y crecerán más rápido.

germinar aguacate

De hecho, tras algunas semanas notarás que las raíces empiezan a crecer dentro del agua y que en la parte superior de la semilla brota el tallo. Espera unos días y, cuando el tallo haya alcanzado unos 15 centímetros de altura, córtalo a la mitad para estimular el crecimiento de la planta y hacer que se fortalezca.

4. Cambia la planta a un sitio con suficiente luz

Tras cortar el tallo, mantén la planta en un sitio en el que no reciba la luz directa hasta que las raíces hayan engrosado y el tallo vuelva a alcanzar unos 15 centímetros de altura. En este momento, cambia la planta de sitio. Ten en cuenta que las plantas necesitan de los rayos del sol para hacer el proceso de fotosíntesis y crecer. Por tanto, esta vez elige un lugar en el que reciba la luz directa y espera a que broten las primeras hojas.

5. Planta la semilla en la tierra

Cuando las hojas de la planta empiecen a crecer, estará lista para plantarse. Ten en cuenta que en el interior de casa la planta crecerá, pero no dará frutos, así que si quieres que continúe con su crecimiento deberás plantarla en tierra. Si tienes jardín o patio será genial, de lo contrario puedes sembrarla en una maceta para trasplantarla más adelante.

planta aguacate árbol

Teniendo cuidado de no dañar las raíces, haz un agujero en la tierra y coloca la planta en el interior. Cubre con tierra y presiona ligeramente para que la planta gane estabilidad. Lo ideal es sembrarla en una zona soleada y mantener la tierra siempre húmeda. Cada mes, corta un poco el tallo o algunas hojas para que la planta crezca con más fuerza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios