Familia

Talla de zapatos infantiles: ¿cómo elegir la adecuada?

El calzado infantil y su relevancia en la salud y desarrollo de los niños. Cómo una elección adecuada puede marcar la diferencia.

Talla de zapatos infantiles
Jennifer Delgado

Jennifer DelgadoEducadora, psicóloga y psicopedagoga

La elección del calzado infantil es mucho más importante de lo que imaginamos. Esto ya que durante los primeros años de vida los pies de los niños son muy delicados y, por tanto, mucho más vulnerables a sufrir malformaciones que en otras etapas del desarrollo ya que están en pleno crecimiento. Por eso es fundamental elegir un buen calzado, cómodo y flexible, que se ajuste perfectamente a la talla infantil para evitar que le haga daño al caminar o afecte su pisada. Sin embargo, elegir la talla de zapatos adecuada para los niños no siempre es fácil, sobre todo cuando se trata de calzado confeccionado en otro país.

La talla de zapatos en España, el resto de la UE y EU

La talla de zapatos suele variar de un país a otro. Por lo general, la talla del calzado en España suele ser una más o menos que la de los países de su entorno como Italia, Portugal o Francia. Sin embargo, en estos casos no suele ser un problema encontrar la talla más adecuada ya que lo más habitual es que al comprar calzado dentro del marco de la Unión Europea, se especifique la talla de los distintos países donde se vende dicho calzado. De esta manera, aunque compres un calzado italiano o portugués debes encontrar la talla habitual en España en alguna zona de la caja.

Sin embargo, resulta un poco más complicado encontrar la talla infantil adecuada cuando el calzado procede de países de fuera de la Unión Europea como es el caso de Estados Unidos. ¿El motivo? En estos países suele utilizarse un sistema de medición distinto y, por tanto, las tallas difieren mucho de lo que estamos acostumbrados en España. ¿Cuáles son las diferencias que debes tener en cuenta?

1. Unidad de medida

Mientras en España la talla de zapatos se calcula según la longitud del pie en centímetros en países como Estados Unidos se mide en pulgadas. Por eso, es habitual que la talla del calzado estadounidense parezca más pequeña que la talla española, pero en realidad se debe a que se utiliza una unidad de medida diferente.

2. Sistema numérico

Otra diferencia importante que debes considerar en las tallas de calzado en España y Estados Unidos es el sistema numérico que utilizan los fabricantes de uno u otro país. Mientras que en España la talla suele comenzar a partir del número 15 o 16 para los bebés ya que tiene en cuenta la longitud del pie en Estados Unidos comienza en el número 0 y va aumentando progresivamente.

3. Método de medición

El calzado en España suele medir en centímetros la longitud del pie. En cambio, los zapatos en Estados Unidos utilizan un sistema de medición más específico que no solo tiene en cuenta la longitud del pie, sino también el ancho y el arco del pie. Además, incluye medias tallas, una característica difícil de encontrar en España. 

¿Cómo elegir unos zapatos adecuados para los niños?

Aunque en un principio pueda parecernos difícil elegir la talla de zapatos adecuados para los niños, en realidad es mucho más sencillo de lo que imaginamos. El primer paso consistirá en medir el pie del pequeño, de ser posible apoyado sobre el suelo ya que de esta manera el pie se expandirá completamente. Para conseguirlo puedes proponerles a tus hijos jugar a dibujar su pie sobre un papel y, con ayuda de un marcador, ir marcando el pie sobre un folio. Luego, podrás medir el pie con más facilidad. Con esta medida en mano podrás elegir la talla que mejor se adapte. Ante la duda, decántate siempre por la talla superior ya que al menos debería quedar un dedo de distancia entre el dedo gordo del pequeño y la punta del zapato.

¿Quieres elegir una talla de calzado estadounidense? Prueba a sumar 15 y/o 17 a la talla estadounidense. Por ejemplo, si la talla en Estados Unidos es 7, la talla equivalente en España sería 22 o 24. Esta pequeña diferencia equivale a las disimilitudes que puedes encontrar entre los distintos fabricantes del país. No obstante, en la actualidad cada fabricante suele proporcionar una tabla de conversión que te brinda una medida más precisa sin que tengas necesidad de hacer estos cálculos. Asimismo, en muchos casos también pueden facilitarte una unidad de medida que suele ser una especie de pegatina que se coloca en el suelo para que el niño ponga el pie encima. 

En cualquier caso, la mejor opción para elegir una talla será siempre probarle los zapatos a los pequeños para verificar que son fáciles de poner y que le quedan cómodos al caminar. De esta manera, los niños más grandecitos también podrán darte su opinión al respecto.

Otros aspectos que debes tener en cuenta al elegir un calzado infantil

Más allá de la talla adecuada, existen otros aspectos que también debes tener en cuenta al elegir un par de zapatos para los niños. Por supuesto, es fundamental que te cerciores de que están confeccionados con material de buena calidad. Lo ideal son los zapatos de cuero o de tela transpirable que se adaptan muy bien al pie. En cualquier caso, se recomienda evitar los zapatos sintéticos que además de generar humedad, pueden provocar malos olores y la aparición de alteraciones en la piel infantil.

También debes asegurarte de que el calzado sea lo suficientemente flexible como para permitir el movimiento natural del pie y que, además, proporcione el soporte adecuado sobre todo para la zona del arco. Asimismo, debes verificar que los zapatos tengan una buena amortiguación. Para ello, una buena opción son los zapatos con plantillas acolchadas y suelas de goma que absorben mejor los impactos al caminar.

Por supuesto, también es importante elegir un calzado con un buen ajuste y cierre. Ten en cuenta que los zapatos deben ajustarse al pie infantil, pero en ningún caso deben presionarlo demasiado. En estos casos, los cierres con velcro o con cordones ajustables suelen ser una buena opción. Y, por último, verifica que las costuras y detalles estén bien diseñadas y no interfieran en los movimientos del pie. Evita los zapatos con costuras, etiquetas o decoraciones que irriten o friccionen la piel al caminar.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *