Cosas que pensabas que eran educar con respeto y no lo son

Educar con respeto

Educar con respeto a los hijos es una forma correcta de que se desarrollen y de que sean capaces de tener una buena personalidad que les ayude a crecer y a ser personas íntegras y de éxito cuando lleguen a la vida adulta. Pero en ocasiones podemos sentirnos con la duda sobre qué es exactamente educar con respeto y qué no lo es. Puede que hagas cosas pensando que estás educando con respeto y que la realidad es que te estés pasando de permisividad.

La permisividad excesiva no tendrá buenas consecuencias en la educación de tus hijos, por lo que es muy importante saber encontrar el equilibrio entre la flexibilidad y los límites. Esto es educar en respeto… Para educar desde el respeto hay que saber decir que no y también poner límites y normas en la educación de nuestros hijos. Las normas y los límites son necesarios para que los niños crezcan en seguridad y en confianza con sus padres.

Que las críticas no te amedrenten

Quizá si has decidido criar a tus hijos desde el respeto hayas recibido algunas críticas por parte de otras personas. Es posible que hayas escuchado alguna vez que si crías a tus hijos desde el respeto te crecerán siendo niños malcriados y consentidos, que cuando crezcan no serán capaces de lidiar con sus propias frustraciones o de poder desenvolverse bien en el mundo adulto actual.  

Hay una idea equivocada y demasiado generalizada sobre la educación con respeto. Muchas personas -incluso aquellas personas que piensan que educan a través del respeto a sus hijos- piensan que educar con respeto y con apego es sinónimo de dejar a los niños hacer lo que quieran, no ponerles límites o no decirles ‘no’ a ninguna de sus imposiciones… Y nada más lejos de la realidad.

Por este motivo, es importante que si decides criar a tus hijos desde el respeto mutuo, tengas en cuenta algunas cosas que no son educar con respeto y que muchas personas piensan que sí lo son. Ha llegado el momento de cambiar estos pensamientos distorsionados para dar paso a una crianza con respeto de calidad y que realmente favorezca a los niños.

Cosas que pensabas que eran educar con respeto y no lo son

Nunca dar negativas a los niños

No vivimos en un mundo idílico donde la negativa no exista. Muchas personas piensan que por decir que no a sus hijos pueden crearles un trauma o herir sus sentimientos y lo evitan a toda costa. Pero los niños deben aprender a que la palabra ‘no’ existe y es necesario decirla en su educación. Es importante que escuchen esta palabra y que entiendan que en ocasiones, es necesario decirla y que hay que aceptar recibirla.

Cuando se le da una negativa a un niño es habitual que se desencadene una rabieta, pero es necesario ser flexible y actuar con calma, explicarle el por qué del no y darle alternativas diferentes para que pueda tener un mínimo control sobre su entorno. Decir muchas veces ‘no’ a un niño es igual de negativo que no decirlo nunca. Hay que saber elegir los momentos adecuados.

Evitarles las frustraciones

La falta de límites en una crianza no les hará evitar la frustración, más bien les hará sentirse inseguros y tener aún más frustración. Los niños necesitan frustrarse para aprender a enfrentarse a la vida y a no depender de los demás para superar obstáculos. No se trata de evitar las frustraciones, ni tampoco de potenciarlas… Simplemente que si el niño cae en ella, que aprenda a manejarla. Aprender de la frustración para que pueda sacar lo bueno y de paso, que saque provecho de la situación.

Una vida sin límites

Además, los límites existen y deben estar razonados y en muchas ocasiones pactados. Los niños necesitan saber qué sí y qué no, y también, ser conscientes de que ellos también tienen voz y voto. Que entiendan cuáles son las consecuencias naturales de sus actos y que existen unos límites y normas que se deben cumplir para poder vivir en armonía, siendo un ganar-ganar para todos.

Educar desde el respeto no es sobreproteger, es acompañar.

Deja un comentario sobre “Cosas que pensabas que eran educar con respeto y no lo son”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios

INFORMACIÓN LEGAL

Etapa Infantil te informa que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por DICE LA CANCION, SL (Etapa Infantil) como responsable de esta web.

La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog.

Legitimación: Consentimiento del interesado. Como usuario e interesado te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Linode (proveedor de hosting de Etapa Infantil) fuera de la UE en Otros. Linode está ubicado en UE, un país cuyos nivel de protección son adecuados según Comisión de la UE. Ver política de privacidad de Linode. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no atender pueda tu solicitud.

Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@etapainfantil.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.

Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mi página web: etapainfantil.com, así como consultar mi política de privacidad.

REGLAS PARA COMENTAR

Etapa Infantil es un blog plural abierto a los padres, educadores y todas las personas interesadas en la crianza y la educación de los niños. Nos gusta dialogar porque pensamos que el debate enriquece. No obstante, también es necesario mantener cierto orden en la web. Por eso, antes de escribir un comentario, te recomendamos que leas las siguientes normas:

  • No escribas comentarios ofensivos, difamadores, vulgares o que puedan considerarse como un ataque personal. Si vas a expresar una opinión diferente, que sea de forma respetuosa.
  • No envíes SPAM ni hagas comentarios con fines publicitarios. Si vas a incluir un enlace, cerciórate de que realmente aporta valor a la lectura.
  • Asegúrate de que el comentario se corresponde con el tema del artículo. Si no es así, busca el artículo correspondiente. En el blog hemos tratado muchísimas temáticas.
  • Sé breve, no escribas comentarios muy largos. Ten en cuenta que nuestro tiempo es limitado y nos resulta más fácil responder si eres conciso.
  • Utiliza adecuadamente el castellano, recuerda que todos los lectores deben entender lo que escribes.
  • No escribas en mayúsculas, es como si estuvieras gritando y resulta incómodo de leer.

¡Gracias por compartir tus opiniones y experiencias!