5 hábitos de las mamás muy felices

Tú también puedes ser una madre muy feliz

Hábitos mamás felices

Hay personas que piensan que la felicidad es una meta, es decir, que hasta que no se consiguen algunos objetivos en la vida la felicidad no puede estar presente. Nada más lejos de la realidad. La felicidad no se alcanza cuando se es madre, cuando se tiene un buen puesto de trabajo, cuando toca la lotería… Ni mucho menos. La felicidad se alcanza viviendo el presente y sabiendo disfrutar de los pequeños momentos.

Quizá alguna vez hayas visto a alguna madre muy feliz y te hayas preguntado cuál es su secreto para estar así de bien. ¿Será su mente optimista la que te da envidia porque rezuma alegría y amor por todas partes? La realidad es que el secreto de la felicidad está en la mente de cada uno… Pero, ¿cuáles son los hábitos de las mamás muy felices? Una vez que los conozcas, no podrás tener excusa para estar radiante de felicidad cada día.

Hábitos de las madres MUY felices

1. Piden ayuda cuando la necesitan

Las madres felices no tienen miedo de pedir ayuda a familiares y amigos siempre que lo necesitan. En cambio, las mamás más estresadas y martirizadas no son capaces de pedirla o de contratar a una canguro porque se echan a su espalda toda la responsabilidad de la maternidad. Las madres felices sí saben pedir las cosas ¡y después devuelven el favor! Saben cuidarse de sí mismas y por eso piden ayuda cuando necesitan también tiempo para ellas.

2. Salen de casa a tomar aire fresco

¿Has salido de casa hoy? Si solo has ido del trabajo a casa es probable que te sientas muy cansada de todo. El aire fresco, la luz del sol y la naturaleza son potenciadores de tu estado de ánimo y por tanto, si quieres estar mejor y sentirte con más energía, no dudes en salir a respirar aire fresco.

3. Comen, duermen y piensan en su propia felicidad (y no solo la de los demás)

No dormir bien es algo habitual cuando se tiene un bebé, pero en cuanto puedas volver a dormir tus 8 horas seguidas, no dudes en hacerlo. Dormir bien te proporcionará la energía que necesitas para estar bien. Necesitas un buen descanso y además, tener una dieta saludable que te haga sentirte bien tanto por dentro como por fuera. Todo esto te hará sentir que la felicidad está de tu lado porque tendrás un estado de ánimo mucho más óptimo cada día.

Mamás felices

4. Son flexibles con las reglas y las normas

Ser demasiado estricta en las normas, reglas y límites del hogar solo puede llevarte a frustraciones y enfados constantes. Ser flexible no significa ser permisiva, más bien significa escoger bien las batallas y las que realmente no tienen importancia, ser flexible para encontrar acuerdos comunes donde todos salgan beneficiados.

Por eso, una de las mejores cosas que se puede hacer para mantener una buena felicidad en el hogar es doblar las reglas de vez en cuando. Por ejemplo, puedes permitir que tu hijo se coma una chuche antes de cenar si ha tenido un buen comportamiento, o que juegue con un juguete en la hora del baño o que vean la televisión 15 minutos más.

5. Perdonan y olvidan

Todos queremos estar a la altura de nuestros ideales de crianza y hacer las cosas bien todo el tiempo. Pero al final se pierde la compostura, se es inconsistente, se sobornan a los niños e incluso el temperamento parece tambalear en algunas ocasiones. Cuando esto ocurre te sentirás muy culpable… Pero las madres felices saben que deben pedir perdón en esos días más complicados donde los nervios vencen a la templanza. Saben pedir perdón, perdonar y buscar los errores cometidos para mejorar su propio comportamiento y sus emociones en el futuro.

¿Cuáles son tus secretos para ser una madre muy feliz?

Deja un comentario sobre “5 hábitos de las mamás muy felices”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Reglas para comentar en Etapa Infantil

Etapa Infantil es un blog plural abierto a los padres, educadores y todas las personas interesadas en la crianza y la educación de los niños. Nos gusta dialogar porque pensamos que el debate enriquece. No obstante, también es necesario mantener cierto orden en la web. Por eso, antes de escribir un comentario, te recomendamos que leas las siguientes normas:

  • No escribas comentarios ofensivos, difamadores, vulgares o que puedan considerarse como un ataque personal. Si vas a expresar una opinión diferente, que sea de forma respetuosa.
  • No envíes SPAM ni hagas comentarios con fines publicitarios. Si vas a incluir un enlace, cerciórate de que realmente aporta valor a la lectura.
  • Asegúrate de que el comentario se corresponde con el tema del artículo. Si no es así, busca el artículo correspondiente. En el blog hemos tratado muchísimas temáticas.
  • Sé breve, no escribas comentarios muy largos. Ten en cuenta que nuestro tiempo es limitado y nos resulta más fácil responder si eres conciso.
  • Utiliza adecuadamente el castellano, recuerda que todos los lectores deben entender lo que escribes.
  • No escribas en mayúsculas, es como si estuvieras gritando y resulta incómodo de leer.

¡Gracias por compartir tus opiniones y experiencias!