Familia

¿Tu hijo te ama? 9 indicadores de su amor por ti

Saber que nuestro hijo nos ama es uno de nuestros motores vitales

señales hijo ama
Nuria Capdevila

Nuria CapdevilaMaestra y pedagoga

El amor de un hijo, sus muestras de afecto y verlo crecer es una motivación para los padres: ¿cuántas veces llegamos a casa después de un mal día y nuestros peques nos sacan una sonrisa con tan solo mirarnos? Estos pequeños detalles nos llenan; nos muestra su amor hacia nosotros. Aun así, sabemos que hay días en los que podemos dudar de ello y, para que esto no te suceda a ti, te mostramos 9 indicadores con los que tus hijos te demuestran lo mucho que te aman.

¿Quieres saber si tu hijo te ama? Localiza estas 9 señales

Los niños son muy expresivos: sus caritas, sus gestos les delatan. Pero, la manera en la que se comportan con nosotros, nos indica cuan profundo es su amor hacia nosotros.

1. Niños agradecidos por todo

Los niños, por lo general, no suelen ser agradecidos en su etapa infantil. Para ellos, todo se ha convertido en una costumbre. No pasa nada. Es correcto. Sin embargo, un niño que ama a sus padres, con la edad, empieza a darse cuenta del esfuerzo que estos hacen para su bienestar. Así, resulta fácil ver ciertos gestos en ellos con los que nos demuestran este agradecimiento: abrazos, besos, sonrisas, …

Pero, lo mejor de todo, es cuando su madurez es suficiente y empiezan a usar la frase que todos los padres esperamos oír: “Te quiero, mamá”, “Te quiero, papá”, “Gracias por estar a mi lado”. ¿La edad en la que vas a empezar a oír estas palabras? Dependerá de lo abiertos que hayamos sido nosotros con ellos, lo mucho que hayamos sido ejemplo de ello y lo mucho que les hayamos demostrado nosotros: no hay una edad establecida para ello, pero con 9 o 10 años, los niños pueden empezar a sorprendernos mucho.

2. ¿Fechas importantes? Tu cumpleaños, el primero

Mientras que hay niños más detallistas y observadores, quienes se acuerdan de todas las fechas señaladas del año, hay otros niños que son más despistados. Sin embargo, un niño que ama a sus padres, nunca se va a olvidar de sus cumpleaños, del Día de la Madre o del Día del Padre. No obstante, este punto debe cogerse con cuidado: para valorarlo como señal de amor hacia nosotros, hay que tener en cuenta la edad y la madurez de nuestro niño.

3. Conversaciones activas y atentas

Otra señal que nos indica que nuestros hijos nos quieren es cuando pasan tiempo conversando con nosotros. No hace falta mencionar en este punto que esta es una habilidad que se debe trabajar desde muy pequeños y que es nuestra obligación darles las herramientas adecuadas para que puedan comunicarse adecuadamente. Sin embargo, cuando nuestros hijos nos aman, las conversaciones suelen ser muy frecuentes, abiertas y sinceras. Además, son fluidas, atentas y activas.

4. Te ayuda en todo

Cuando nuestros hijos se prestan a ayudarnos en todo, en aquellas tareas que ni tan solo les hemos pedido que hagan, es una señal inequívoca de que nos aman. Y, aún más, cuando vemos que nos preguntan sobre cómo nos encontramos o si estamos muy cansados. El hecho de que nuestros hijos se interesen por nosotros, por nuestro estado de ánimo, por nuestro día a día, es una de las mayores muestras de amor que nos pueden ofrecer.

5. Quieren conocer tu opinión sobre cualquier tema

Cuando nuestro hijo, sin importar su edad, nos hace partícipes de su vida y nos deja formar parte de sus decisiones, nos está demostrando no solo lo mucho que nos quiere, sino también la admiración y el respeto que sienten hacia nosotros. Por este motivo, cuando tu hijo te pida opinión, dásela. Sé del todo sincero y, sobre todo, justifícale el porqué de tus palabras. No hay nada que los niños aprecien más que la sinceridad de los padres, aunque esto pueda molestarles en un momento dado. Recuerda que tu hijo se va haciendo mayor y, con esta madurez, también llega la reflexión.

hijo ama padres

6. A la defensiva de los papis, siempre

Cuando los niños saltan a la defensa de sus papás es que, realmente, los aman y les admiran. Así, resulta fácil encontrarnos con situaciones en las que alguien no esté de acuerdo con nuestras opiniones. Nuestros hijos, siempre nos defenderán. Aun cuando no tengan conocimiento del tema que se trata. Ellos, lo que digan papá y mamá. Más que respeto, esto es admiración. Y cuando hay admiración, el amor es profundo.

7. Las muestras de cariño son constantes

Cualquier momento es bueno para acercarse a mamá o papá y darle un enorme beso. O, un gran abrazo. Incluso, los más pequeños pueden decirnos frases como: ¡Yo te quiero mucho más! ¿Os suenan? Estas frases, estos gestos, son señal, inequívoca, de que nuestros hijos nos aman. Y nos lo quieren demostrar a su manera; por ello, cuando les mostremos nuestro amor, ellos magnificarán nuestros actos para que sepamos que ellos “nos quieren más”.

8. Los papás, su primera preocupación

Los niños que aman a sus papás se preocupan por ellos. Es así. Aunque creamos que nosotros somos los que más nos preocupamos por ellos, os aseguramos que ellos pueden mostrar la misma preocupación. ¿Os habéis dado cuenta de que, cuando papá o mamá está malo, no hay manera de separarlo? Siempre quiere estar a su lado. Y, por mucho que les digamos que no porque, quizá, se puedan contagiar de la gripe, ellos van a buscar la manera de colarse en la habitación. O, por ejemplo, nos duele la espalda y estamos tumbados en el sofá: ¿cuántas veces vienen a ponernos bien la almohada? Eso es amor. Sin duda.

9. Buscan atención constante, apartan a otros niños

Aunque pueda parecer celos, el hecho de que los niños no quieran que nos acerquemos a otros niños, que busquen nuestra atención constante o que no les haga gracia que juguemos con otros niños, es una muestra de amor. Una de las mayores. Somos suyos. “Pelean por estar con nosotros”. Bien llevada, esta actitud nos demuestra que somos lo que más aman y que nos quieren solo para ellos.

La importancia de amarlos y demostrárselo a diario

Todas estas señales indican que los más pequeños de la familia nos aman. Sin embargo, también es cierto que para verlas, los padres debemos ser ejemplo. Ellos se reflejan en nosotros: si nosotros no somos capaces de mostrarles afecto, pruebas de amor, ¿cómo podemos esperar que ellos hagan lo mismo? Es importante hacerles crecer desde la gestión de las emociones, los valores y el cariño de la familia.

Siempre hay señales que nos indica que nuestros hijos nos aman: solo es necesario saber dónde debemos poner nuestra atención. Si lo hacemos, pronto nos daremos cuenta de lo mucho que se esfuerzan para demostrarnos su amor, atención y admiración.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *