Quería una niño pero estoy embarazada de una niña

esperaba niño y es niña

Quizá pienses que esto no puede ocurrirle a ninguna persona, que cualquier bebé que llegue al mundo será bienvenido independientemente del sexo que tenga. En cierto modo, es cierto, pero algunos padres no pueden evitar sentirse decepcionados cuando se enteran del sexo del bebé y preferían tener el otro.

Quizá una familia ya tenga dos niñas y esperan la llegada en el tercer embarazo de un niño, pero también llega una niña al mundo. Es posible que quieran el niño para poder vivir la experiencia de ser padre/madre de un niño o simplemente porque así lo prefieren. Las circunstancias por las que una familia prefiere un niño o una niña pueden ser muchas y muy variadas, pero cuando esto ocurre, puede haber sentimientos de decepción o frustración al no ser cómo realmente se deseaba.

Es importante remarcar que sentir decepción no significa ni mucho menos no querer al bebé en camino. Ya se sabe que a los hijos se les quiere con toda el alma, el sentimiento de decepción nada tiene que ver con el sentimiento de amor que se siente desde lo más profundo del corazón.

Expectativas

En realidad, muchas personas tienen cierta idea de cómo será la paternidad. Quizá siempre asumieron que tendrían todo niños o todo niñas o que tendrían de ambos sexos, pero en realidad esto no se puede escoger, porque la naturaleza junto con la genética deciden por ti para darte una bonita sorpresa. Como ocurre con la mayoría de las cosas en la vida, lo que planificas no siempre es lo que tienes.

no quiero una niña

Muchas personas fantasean con ser padres o madres de un niño o de una niña, pero a causa de esta cultura llena de estereotipos de género, puede que la persona se sienta frustrada por ser difícil cambiar la forma de pensar cuando tienes que aceptar algo que de forma subconsciente estabas evitando.

La normalidad de la decepción de género

Si siempre soñaste con tener un niño, pero estás teniendo una hija, es natural sentirse decepcionado. No siempre puedes controlar tus sentimientos y emociones, especialmente cuando estás embarazada. No eres una mala persona por sentirte así. Cualquier persona puede sentirse tal y cómo te estás sintiendo ahora mismo.

Pero que sea normal no significa que debas anclarte en estos sentimientos para siempre. Es necesario que cuando te des cuenta de que tienes este tipo de emociones, también comiences a superarlas.

Por qué querías una niño o un niña

La mayoría de las personas tienen una razón específica para querer a un niño o una niña. Tal vez te preocupa tener un hijo si solo has crecido con hermanos. O tal vez tener un niño significaba repetir la misma dinámica difícil de padre-hijo que tuviste al crecer en caso de que seas el padre. Son muchas las razones por las que pueden hacer que prefieras un género sobre el otro.

Los nuevos padres deberían centrarse en por qué, exactamente, estaban tan interesados en criar a un hijo o una hija e identificar los comportamientos específicos que les preocupaban. A menudo, las personas pueden verse atrapadas en la idea de lo que es tener un niño o una niña y sentirse decepcionadas de no poder hacer ciertas cosas con su hijo si no es de un género específico. Esto son estereotipos demasiado arraigados en la sociedad que deben desterrarse. Que tengas un hijo no significa que no puedas trasmitirle tu amor por el baile.

Cómo superar la decepción

Cómo te comunicas y cómo te comportas tendrá que ver mucho con tu personalidad y con la forma en que socializas en tu familia con tu género concreto. En este sentido, considera la relación que quieres tener con tu hijo/a y comienza a tener comportamientos con tu pequeño desde que son pequeños en base a eso. Es necesario comenzar con una relación de confianza, comunicación y respeto mutuo, para que sea así siempre.

Desarrolla una relación saludable con tu hijo/a sin importar el género con el que ha llegado al mundo. Te darás cuenta que sin importar si es niño o niña es lo más maravilloso que te ha ocurrido en la vida junto con tus otros hijos.

Deja un comentario sobre “Quería una niño pero estoy embarazada de una niña”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios