Cuarto mes de embarazo

Conoce los cambios y síntomas durante el cuarto mes de embarazo

Cuarto mes de embarazo síntomas

Después del primer trimestre del embarazo llega un mes muy tranquilo para la madre. En este momento el riesgo de abortar es muy bajo y la mayoría de las mujeres dejan atrás las incómodas náuseas y vómitos típicos de los primeros meses de la gestación. Al cuarto mes la barriga ya se nota y la futura mamá comienza a disfrutar a plenitud de su gestación.

¿Qué cambios experimenta la madre?

En el cuarto mes de embarazo la barriga ha crecido lo suficiente como para salir de los huesos de la pelvis, de manera que el útero deja de comprimir la vejiga con tanta fuerza y las ganas persistentes de ir al baño desaparecen, aunque volverán durante el último trimestre del embarazo. Sin embargo, el crecimiento del útero hará aflorar ligeros dolores en la zona pélvica que, a no ser que se acompañen de pérdidas de sangre, no representan ningún peligro.

No obstante, ese no será el único síntoma nuevo, una extraña sensación de tener la nariz obstruida, que se conoce con el nombre de “rinitis del embarazo”, también empezará a manifestarse en este mes. Esto se debe, por una parte, al aumento del flujo sanguíneo en las mucosas y por otra, a los cambios hormonales que están teniendo lugar en ese momento. Algunas mujeres pueden perder incluso un poco de sangre por la nariz, es completamente normal.

En esta etapa los senos de la madre siguen creciendo y preparándose para la lactancia. Las glándulas mamarias se comienzan a activar y aumenta considerablemente el flujo sanguíneo a las mamas por lo que las venas se pueden ver a través de la piel. Algunas madres pueden comenzar a producir el calostro, un líquido muy parecido a la leche que es vital durante los primeros días de vida del bebé ya que tiene la función de inmunizarlo y preparar su sistema digestivo para asimilar la leche materna.

Cambios y síntomas durante el cuarto mes de embarazo

¿Qué cambios ocurren en el bebé durante el cuarto mes de embarazo?

Cuando comienza el cuarto mes de embarazo el feto pesará entre 14 y 21 gramos y medirá unos 6.5 o 7.5 cm, pero al llegar a la semana 16 ya estará pesando unos 80 gramos y habrá alcanzado los 12 centímetros de longitud. Todavía le falta mucho por crecer, pero ya tiene el aspecto de un bebé en miniatura.

Durante estas semanas sus huesos seguirán endureciéndose, sus brazos y piernas crecen rápidamente y el cerebro empieza a controlar poco a poco los movimientos del cuerpo. De hecho, a mediados del cuarto mes es probable que el bebé ya pueda chuparse el dedo, abra y cierre el puño y flexione o mueva de forma “voluntaria” sus extremidades. Algunos serán capaces incluso de hacer expresiones como fruncir el ceño y hacer muecas.

Por otra parte, en este mes el páncreas también comienza a producir insulina, una hormona esencial para regular los niveles de azúcar en sangre después del parto. La placenta ya se encarga de proporcionarle todos los nutrientes que necesita y también permite que la madre le transfiera sangre a través de su torrente sanguíneo. A partir de la semana 15, aumenta el líquido amniótico que lo cubre y protege, lo que le permite moverse con más facilidad.

En este mes, los huesos del oído ya han comenzado a endurecerse, por lo que el feto será capaz de escuchar los latidos del corazón de la madre, así como su respiración e incluso cuando habla. También podrá percibir la luz exterior ya que aunque sus párpados aún están pegados y no puede abrirlos, su piel es casi transparente.

Alrededor de la semana 14 ya es posible definir el sexo del bebé pues en este período se terminan de formar los genitales externos. De hecho, las niñas ya tendrán unos dos millones de óvulos en sus pequeños ovarios. Por otra parte, su corazón sigue sonando como si fuera cientos de caballos desbocados pues aún late al doble de la velocidad del corazón adulto.

Deja un comentario sobre “Cuarto mes de embarazo”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Reglas para comentar en Etapa Infantil

Etapa Infantil es un blog plural abierto a los padres, educadores y todas las personas interesadas en la crianza y la educación de los niños. Nos gusta dialogar porque pensamos que el debate enriquece. No obstante, también es necesario mantener cierto orden en la web. Por eso, antes de escribir un comentario, te recomendamos que leas las siguientes normas:

  • No escribas comentarios ofensivos, difamadores, vulgares o que puedan considerarse como un ataque personal. Si vas a expresar una opinión diferente, que sea de forma respetuosa.
  • No envíes SPAM ni hagas comentarios con fines publicitarios. Si vas a incluir un enlace, cerciórate de que realmente aporta valor a la lectura.
  • Asegúrate de que el comentario se corresponde con el tema del artículo. Si no es así, busca el artículo correspondiente. En el blog hemos tratado muchísimas temáticas.
  • Sé breve, no escribas comentarios muy largos. Ten en cuenta que nuestro tiempo es limitado y nos resulta más fácil responder si eres conciso.
  • Utiliza adecuadamente el castellano, recuerda que todos los lectores deben entender lo que escribes.
  • No escribas en mayúsculas, es como si estuvieras gritando y resulta incómodo de leer.

¡Gracias por compartir tus opiniones y experiencias!