Dermatitis infantil

Síntomas, tipos y tratamiento de la dermatitis infantil

La dermatitis infantil es una enfermedad de la piel bastante frecuente que afecta aproximadamente al 10% de los niños. Por lo general, aparece durante el primer año de vida aunque puede mantenerse hasta los cinco años. Se reconoce con facilidad porque desencadena una erupción roja y pruriginosa en la piel sobre todo, en la zona del pañal y la cabeza.

Hasta el momento, no se conoce cuál es su causa, aunque diversos estudios afirman que se trata de un trastorno multifactorial en el que intervienen las condiciones hereditarias y varios factores desencadenantes como el estrés, la alergia, la piel seca y el contacto con sustancias u objetos específicos.

Los principales síntomas que delatan una dermatitis infantil

En la mayoría de los casos resulta fácil detectar una dermatitis infantil pues sus síntomas son muy evidentes:

  • Enrojecimiento e inflamación de la piel.
  • Ampollas que supuran y llegan a convertirse en costras.
  • Comezón, de carácter intenso y persistente.
  • Piel seca con ligeras protuberancias.
  • Cambios de coloración, casi siempre un tono más o menos del habitual.
  • Secreción o sangrado ocasional.
  • Zonas en carne viva o con una apariencia de cuero, debido al rascado.

Vale aclarar que, la combinación de los síntomas, así como la edad en la que aparecen, pueden variar en dependencia del tipo de dermatitis.

Dermatitis infantil

Los distintos tipos de dermatitis infantil

Dermatitis del pañal

Este tipo de dermatitis es muy frecuente durante los primeros meses de vida del bebé y se caracteriza por el enrojecimiento intenso y repentino en la zona del pañal. Se debe a la acción irritante de la orina sobre la piel y a la humedad que se acumula debajo del pañal, que hace que proliferen las bacterias y otros microorganismos patógenos.

Dermatitis atópica del lactante

La dermatitis seborreica, como también se le conoce, suele comenzar a partir de los cinco meses de vida y es muy fácil de reconocer porque van apareciendo lesiones eritematosas y edematosas, fundamentalmente en el cuero cabelludo, alrededor de los ojos, la nariz y la boca. También es común que se extienda a las orejas, el dorso de las manos y a las extremidades. Por lo general, se debe a una hiperactividad de las glándulas sebáceas.

Dermatitis atópica infantil

La dermatitis atópica infantil suele afectar a los niños mayores de dos años y es la más difícil de curar. Provoca un intenso picor en la zona donde aparecen las vesículas y las lesiones eccematosas, lo que conlleva que los niños se rasquen y, por ende, se hagan más daño. Casi siempre, este tipo de dermatitis comienza debido a factores desencadenantes puntuales y a medida que avanza la enfermedad, se hace visible en los codos y las rodillas aunque, después se suele extender a otras zonas.

El tratamiento de la dermatitis infantil

Por lo general, el tratamiento más habitual para la dermatitis infantil son las cremas tópicas que se aplican directamente sobre las lesiones. Las más utilizadas son a base de cortisona, esteroides e inmunomoduladores, aunque también son eficaces las cremas que contienen ceramidas y alquitrán de hulla.

De la misma forma, los antihistamínicos pueden ser de gran ayuda para aliviar la comezón y controlar la alergia, así como los antibióticos, cuando existe además una infección. No obstante, también es importante implementar algunas medidas higiénicas para evitar la propagación de la dermatitis y mantener la zona lo más aislada posible.

  • Corta las uñas del niño para evitar que se haga más daño sobre la piel afectada.
  • No utilices jabones, champús, geles y otros productos de higiene para el baño que sean demasiado fuertes.
  • Evita que el niño esté demasiado tiempo en el agua.
  • Seca la piel con mucho cuidado, evitando lastimar el área dañada.
  • Cerciórate de que la zona afectada por la dermatitis se mantenga limpia y fresca todo el día.

Deja un comentario sobre “Dermatitis infantil”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Reglas para comentar en Etapa Infantil

Etapa Infantil es un blog plural abierto a los padres, educadores y todas las personas interesadas en la crianza y la educación de los niños. Nos gusta dialogar porque pensamos que el debate enriquece. No obstante, también es necesario mantener cierto orden en la web. Por eso, antes de escribir un comentario, te recomendamos que leas las siguientes normas:

  • No escribas comentarios ofensivos, difamadores, vulgares o que puedan considerarse como un ataque personal. Si vas a expresar una opinión diferente, que sea de forma respetuosa.
  • No envíes SPAM ni hagas comentarios con fines publicitarios. Si vas a incluir un enlace, cerciórate de que realmente aporta valor a la lectura.
  • Asegúrate de que el comentario se corresponde con el tema del artículo. Si no es así, busca el artículo correspondiente. En el blog hemos tratado muchísimas temáticas.
  • Sé breve, no escribas comentarios muy largos. Ten en cuenta que nuestro tiempo es limitado y nos resulta más fácil responder si eres conciso.
  • Utiliza adecuadamente el castellano, recuerda que todos los lectores deben entender lo que escribes.
  • No escribas en mayúsculas, es como si estuvieras gritando y resulta incómodo de leer.

¡Gracias por compartir tus opiniones y experiencias!