Mitos sobre las mascotas y la salud mental de los niños

mascotas salud mental

Una mascota puede ser una de las mejores formas de terapia asequible para quienes luchan con su salud mental. ¿Pero es esto tan cierto para los niños como para los adultos? Te vamos a contar los mitos que muchas personas creen y que es necesario desterrar para poder disfrutar realmente de las mascotas en el hogar como parte de la familia.

Es un hecho desafortunado de la vida que los problemas de salud mental en los niños están en aumento, pero a menudo todavía se pasan por alto. Muchos olvidan que los niños pueden desarrollar depresión, trastornos de conducta y enfermedades psiquiátricas al igual que los adultos. Estos problemas pueden ser difíciles de reconocer porque el cerebro de un niño todavía está en desarrollo. 

Hay padres que todavía creen algunos mitos y son reticentes a tener una mascota en el hogar, pero quizá a partir de ahora lo vean como una buena solución y por supuesto, verán a su mascota como una parte más de la familia.

Mito 1: la mascota de un niño es responsabilidad de los padres

Muchos padres suponen que un niño es demasiado pequeño para ser responsable del cuidado de una mascota. Los padres pueden ser reacios a permitir que sus hijos tengan una mascota porque creen que terminarán haciendo la mayor parte del trabajo. En realidad, una mascota es una de las mejores formas de inculcar un sentido de responsabilidad en los niños, y a la mayoría se les puede enseñar a mantenerse al día con el cuidado de un animal.

Muchas mascotas, incluidos peces dorados, tetras y nano peces, tienen requisitos de mantenimiento sencillos que los niños pueden aprender rápidamente. Antes de darle una mascota a tu hijo, es responsabilidad de los padres asegurarse de que el niño esté al tanto del trabajo que implica cuidarlo. El niño debe entender que el cuidado de las mascotas no es solo diversión y juegos.

Mito 2: la muerte de una mascota es demasiado para que la manejen los niños

Es lamentable que muchos padres les permitan a sus hijos una mascota pequeña con la expectativa de que no durará mucho. Por otro lado, los padres pueden temer que la muerte de una mascota sea demasiado para un niño, especialmente un niño con problemas de comportamiento. Al preparar a tu hijo para una nueva mascota, es importante que comprenda que las mascotas no viven tanto como las personas. Se les debe dar una idea aproximada de cuánto tiempo estará su nuevo amigo.

beneficios mascotas salud mental niños

Si un niño sabe que su mascota no estará para siempre, lo motiva a apreciar cada momento que tenga. Al mismo tiempo, querrán cuidar lo mejor posible de su nuevo amigo para asegurarse de que estarán cerca por mucho tiempo.

La muerte de una mascota es a menudo la primera experiencia de un niño con la muerte. Esta desafortunada realidad del cuidado de mascotas abre momentos de enseñanza en lo que respecta a lidiar y procesar el dolor.

Mito 3: el niño se aburrirá de la mascota

Cuidar a una mascota es un compromiso, no importa cuán grande o pequeño sea el animal. Si una mascota es tratada como un juguete o como algo ‘desechable’, el niño lo considerará como tal. Se debe establecer una nueva mascota como miembro vivo e importante de la familia.

Los padres deben centrarse en el compromiso por años con una mascota como algo positivo. Es más probable que el niño se canse si solo lo ve como un trabajo. Si se ve de manera positiva, el tiempo y el esfuerzo involucrados en mantener a su nuevo amigo feliz y saludable se verán como una experiencia gratificante. Los niños con problemas sociales se beneficiarán de la compañía de una mascota si se les anima a ver al animal como su amigo. Cuidar de una mascota también fomenta la interacción social con otros dueños y comunidades de mascotas.

Aquellos con problemas de salud mental a menudo se sienten validados sabiendo que su mascota nunca les juzgará y siempre estará a su lado. En resumen, cuanto menos se trate a una mascota como una molestia agotadora, es menos probable que tu hijo se aburra de cuidarla.

Permitir que un niño tenga una mascota, cualquier mascota, no es una decisión que deba tomarse a la ligera. Sin embargo, el cuidado de mascotas trae sus propias recompensas para un niño con problemas mentales. Los beneficios para la salud mental del cuidado de mascotas se aplican tanto a los niños como a los adultos. El sentido de responsabilidad y beneficio que tu hijo obtendrá al cuidar a su propia mascota es algo que no puede obtener en ningún otro lado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios