Noveno mes de embarazo

Descubre los cambios y síntomas durante el noveno mes de embarazo

Noveno mes de embarazo síntomas

En el noveno mes, el embarazo ha llegado a término. El bebé aún es prematuro pero si naciera, su vida no correría grandes riesgos porque todos sus sistemas y órganos están formados y funcionan bastante bien. A partir de la semana 36 el bebé puede llegar en cualquier momento, de hecho, la mayoría de los nacimientos ocurren entre las semanas 37 y 40 del embarazo. Por otra parte, el organismo de la madre comienza a prepararse para el momento del parto, de manera que ocurren cambios significativos, sobre todo en la zona baja de la pelvis y las caderas.

¿Qué cambios experimenta la madre?

Se avecina el momento del parto y es natural que la madre se muestre más preocupada y ansiosa, sobre todo si es primeriza. En estas últimas semanas algunas madres pueden aumentar hasta un kilo más de peso, pero lo más habitual es que el peso se mantenga estable. Su barriga también estará más baja de lo normal debido a que el bebé empieza a descender a la pelvis, lo cual puede reducir considerablemente los dolores de espalda y abdominales. No obstante, en estas semanas puede intensificarse la sensación de cansancio y fatiga que la madre ha experimentado a lo largo de los meses anteriores, un fenómeno que se conoce como agotamiento súbito.

En este mes persiste la falta de sueño debido a las molestias que sufre la futura mamá. También aumenta la inflamación de las piernas, los calambres, los problemas estomacales y las ganas constantes de ir al baño. En algunos casos puede aparecer un dolor de espalda continuo, que no se debe al peso del bebé en el vientre sino al hecho de que el útero está comprimiendo algún nervio. En estas últimas semanas los cambios hormonales también suelen afectar a las articulaciones volviéndolas más débiles, lo cual puede provocar un poco de dolor.

A finales del noveno mes es usual que el tapón mucoso, una sustancia de aspecto gelatinoso y color oscuro que se encarga de bloquear la entrada al útero y evitar las infecciones, se desprenda, ya sea de forma parcial o total, a veces acompañado de un poco de sangre debido a la rotura de algunos capilares. A la vez, el cuello del útero empieza a dilatarse para favorecer el parto y aunque solo el 4% de las mujeres se ponen de parto en la fecha prevista, el momento de dar a luz es inminente.

Cambios y síntomas durante el noveno mes de embarazo

¿Qué cambios ocurren en el bebé durante el noveno mes de embarazo?

Durante el último mes de embarazo el bebé continuará creciendo pero a un ritmo mucho más lento. Sus órganos ya están formados, incluidos los pulmones, que se piensa son uno de los órganos claves para desencadenar el parto. De hecho, cuando los pulmones alcanzan su punto máximo de maduración estimulan la segregación de una proteína en el líquido amniótico que afecta los niveles hormonales y estimula la producción de oxitocina, la hormona encargada de regular las contracciones uterinas y de mitigar el dolor.

Por otra parte, el sistema inmunológico del bebé también está madurando para poder combatir las infecciones que le aguardan fuera del vientre materno. A finales de este mes, su piel habrá cambiado totalmente, ya no quedará rastro del lanugo, su textura será más tersa y suave y su cabeza se llenará de pelo. Sus huesos también serán más fuertes, excepto los del cráneo, que se mantendrán flexibles para pasar por el momento del parto.

En las últimas semanas, es probable que el bebé ya haya cambiado de posición y esté colocado con la cabeza sobre la pelvis esperando el momento adecuado para nacer. En esta posición no suele moverse mucho ya que su peso y tamaño apenas le dejan libertad de movimiento pero una vez que se desencadene el parto, empezará a presionar haciendo todo lo que esté en sus manos para salir.

Deja un comentario sobre “Noveno mes de embarazo”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Reglas para comentar en Etapa Infantil

Etapa Infantil es un blog plural abierto a los padres, educadores y todas las personas interesadas en la crianza y la educación de los niños. Nos gusta dialogar porque pensamos que el debate enriquece. No obstante, también es necesario mantener cierto orden en la web. Por eso, antes de escribir un comentario, te recomendamos que leas las siguientes normas:

  • No escribas comentarios ofensivos, difamadores, vulgares o que puedan considerarse como un ataque personal. Si vas a expresar una opinión diferente, que sea de forma respetuosa.
  • No envíes SPAM ni hagas comentarios con fines publicitarios. Si vas a incluir un enlace, cerciórate de que realmente aporta valor a la lectura.
  • Asegúrate de que el comentario se corresponde con el tema del artículo. Si no es así, busca el artículo correspondiente. En el blog hemos tratado muchísimas temáticas.
  • Sé breve, no escribas comentarios muy largos. Ten en cuenta que nuestro tiempo es limitado y nos resulta más fácil responder si eres conciso.
  • Utiliza adecuadamente el castellano, recuerda que todos los lectores deben entender lo que escribes.
  • No escribas en mayúsculas, es como si estuvieras gritando y resulta incómodo de leer.

¡Gracias por compartir tus opiniones y experiencias!