Ocio

Los 5 mejores parques infantiles de Barcelona

Encuentra un parque donde ir con los niños en BCN ciudad

Parque Barcelona
Jennifer Delgado

Jennifer DelgadoEducadora, psicóloga y psicopedagoga

Con el verano a la vuelta de la esquina, ya va siendo hora de empezar a organizar planes en familia al aire libre. En este sentido, los parques infantiles se pueden convertir en una excelente opción para disfrutar de una actividad diferente con los niños mientras estos hacen nuevos amigos, juegan y se divierten a sus anchas. Afortunadamente, en Barcelona existen muchísimos espacios infantiles donde ir con los más pequeños de casa a pasar un rato entretenido. Estos son algunos de los parques que los peques seguramente adorarán.

Cinco parques infantiles donde divertirse en Barcelona

Si buscas espacios al aire libre donde pasar un rato diferente con los más pequeños de casa, en Barcelona y sus alrededores encontrarás muchísimas opciones al alcance de tu mano. La mayoría cuenta con juegos para que los niños se diviertan, así como con zonas verdes para estén en contacto con la naturaleza sin alejarse demasiado de la ciudad.

1. Parque del Laberinto de Horta

Parque del Laberinto de Horta, en Barcelona

Tanto si buscas un parque donde disfrutar de la naturaleza en familia como un espacio de esparcimiento para los niños, este parque ubicado en el distrito de Horta-Guinardó es una excelente alternativa. Considerado el jardín más antiguo de la ciudad, se encuentra en la antigua finca de la familia Desvalls, en una ladera de la sierra de Collserola. Sin duda, su mayor atractivo es su laberinto vegetal, donde los niños pueden divertirse intentando encontrar la salida. No será difícil ya que los árboles no son muy altos y además, hay muchas brechas entre ellos, con lo que es muy sencillo orientarse entre tanta vegetación.

Sin embargo, el parque también atesora otros secretos que merece la pena descubrir. Cuenta con una impresionante riqueza arquitectónica, dentro de la que destacan los templetes de columnas toscanas y el pabellón en honor a las nueve musas, así como su pequeño estanque que le da un toque precioso al entorno. Y, para que los peques puedan derrochar toda su energía, dispone de una zona de juegos infantiles en el exterior muy cerca de la entrada, donde podrán jugar libremente.

2. Parque del Fòrum

Parque infantil del Fòrum, en Barcelona
Foto de Mammaproof

Se trata de un parque público situado entre la ciudad de Barcelona y San Adrián del Besós, donde se puede pasar un día en familia muy divertido. Dividido en diferentes secciones, el parque dispone de varios espacios en los que se realizan actividades de toda índole, por lo que es una excelente opción para llevar a los niños a las ferias y eventos que allí se celebran. De hecho, puedes encontrar las diferentes opciones de entretenimiento en el sitio oficial del parque o visitar la página del ayuntamiento para mantenerte actualizado de la cartelera.

No obstante, el Fòrum también dispone de varias zonas de juegos infantiles donde los peques pueden jugar a su antojo mientras se divierten con los diferentes entretenimientos que incluyen desde toboganes y estructuras para escalar hasta columpios. Estas zonas se encuentran distribuidas por todo el parque por lo que no será difícil encontrarlas durante el paseo. Y, para los que prefieren conjugar ocio y aprendizaje, el parque también cuenta con un museo con exposiciones temporales que se puede visitar.

3. Parque de La Pegaso

Parque de La Pegaso, en Barcelona
Foto de Tripadvisor

En el distrito de Sant Andreu encontrarás otro de los parques infantiles más populares de Barcelona, el Parque de La Pegaso. Se trata de un espacio con una vegetación exuberante y zonas de juego para los niños, serpenteadas por un canal sinuoso y diversos puentes de inspiración japonesa que permiten pasar de una orilla a la otra con facilidad. Sin duda, su atracción estrella es su estructura robótica gigante, diseñada por niños y dotada de toboganes, escaleras, zonas para trepar, espejos y hasta especies de telescopio donde el aburrimiento no tiene cabida.

La Pegaso cuenta además con otras áreas llenas de juegos infantiles en las que los peques pueden correr y divertirse en los toboganes y casitas elevadas, así como con diversas zonas verdes en las que la vegetación cobra vida. De hecho, dispone de diversos espacios verdes donde es posible hacer un picnic, una manera diferente de pasar un rato de calidad en familia.

4. Parque de las Glòries

Parque infantil de las Glòries, en Barcelona
Foto de El Periódico

Situado en la plaza de las Glorias Catalanas, en el distrito de Sant Martí, este es otro de los parques infantiles en Barcelona que no puedes dejar de visitar con los niños. El parque cuenta con unos 1200 metros cuadrados destinados exclusivamente al entretenimiento infantil, donde los niños pueden entretenerse en los toboganes, mesas de ping pong y el gran espacio revestido de caucho con ondulaciones muy divertidas.

El parque también dispone de nodos de biodiversidad, que no son más que pequeños refugios de naturaleza, donde los peques podrán adentrarse entre la vegetación mediterránea, a la vez que tiene una hectárea de césped, conocida como La Gran Clariana, donde se puede hacer un picnic o pasar un rato divertido sobre la hierba con toda la familia. Sin duda, es una excelente alternativa para pasar un día de fin de semana o una tarde cualquiera.

5. Parque de Diagonal Mar

Parque de Diagonal Mar, en Barcelona

Se trata de un parque público situado en el barrio de Diagonal Mar i el Front Marítim del Poblenou, en el distrito de Sant Martí, ideal para pasar un día con los más pequeños de casa. Considerado el segundo parque más grande de Barcelona, dispone de una gran variedad de espacios de entretenimiento para todas las edades y gustos. Sin duda, una de las áreas que más gustará a los peques son sus enormes toboganes, donde podrán escalar y deslizarse a su antojo. Eso sí, para ello es necesario ir equipados con cartones pues al ser de metal, en verano suelen calentarse mucho debido a las altas temperaturas.

El parque también dispone de un gran lago, con colinas cubiertas de césped y una vegetación exuberante donde pueden correr y divertirse en contacto directo con la naturaleza o, si lo prefieres, organizar un picnic en familia. Además, a todo lo largo de todo el recinto, es muy fácil encontrar todo tipo de estructuras y entretenimientos para que los niños puedan poner a prueba sus habilidades físicas, a la vez que incluye espacios más relajados donde sentarse a tomar o comer algo con tranquilidad.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *