Parques naturales para visitar con los niños

Los mejores parques naturales de España para ir con niños

Escapada barata Parque Nacional de Picos de Europa

España es un verdadero paraíso natural donde se conjugan playas perfectas para relajarse con cordilleras verdes, lagos de ensueño y ríspidas formaciones montañosas. Se trata de un país que atesora paisajes de belleza inigualable, capaces de dejar sin aliento incluso al viajero más curtido. Por eso, planificar una visita a uno de sus tesoros naturales será una experiencia única que los más pequeños de casa no olvidarán. Además, es una oportunidad excelente para salir de la ciudad y apostar por actividades más dinámicas en contacto directo con la naturaleza. Os hará bien a todos.

Cinco parques naturales donde pasar un día en familia

1. Parque Nacional de Picos de Europa

Parque Nacional de Picos de Europa

Situado en la Cordillera Cantábrica, entre Asturias, León y Cantabria, se erige este paraje declarado Parque Nacional desde 1918. Se trata de uno de los parques más importantes de la península española ya que atesora la mayor formación caliza de Europa Atlántica, no en vano ha sido declarado Reserva de la Biosfera. En el parque podréis admirar los impresionantes macizos con sus grutas y los diversos ecosistemas propios del bosque atlántico, aunque probablemente lo que más sorprenderá a los pequeños son los enormes lagos glaciares. Subíos al teleférico de Fuente Dé con los niños, desde donde podréis disfrutar de unas vistas panorámicas únicas. Si vais sin prisas incluso podréis disfrutar de las más de 100 especies de aves que habitan en el parque, ver a los animales en su hábitat natural o recorrer los preciosos pueblos rurales que se encuentran en los alrededores, como Potes y Llanes. Si os atrevéis, podéis emprender una de las 33 rutas de senderismo señalizadas para desvelar las maravillas naturales que emergen prácticamente de cada pico calizo.


2. Parque Nacional del Teide

Parque Nacional del Teide

Sobre la zona más alta de la isla de Tenerife se erige este parque, el mayor y más antiguo parque nacional de las Islas Canarias y el tercero más antiguo de España. Se trata del parque natural más visitado en Europa, declarado Patrimonio de la Humanidad desde 2007 e incluido entre los 12 tesoros de España. Uno de sus mayores atractivos es su enorme volcán, el tercero más grande del mundo, con una altura de 3.718 metros y unos conos volcánicos y coladas de lava impresionantes. No obstante, el parque también cuenta con muchas otras atracciones: los peques podrán emprender uno de los más de 37 itinerarios de diferente dificultad y longitud en los que podrán ir disfrutando de las disímiles especies de plantas endémicas que resaltan por su colorido y peculiaridad, como el tajinaste rojo y la violeta del Teide. Si preferís experiencias más atrevidas, podéis subiros al teleférico, una aventura muy excitante que dura aproximadamente 8 minutos y que le permitirá a los niños disfrutar de los paisajes del parque en toda su extensión.


3. Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido

Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido

Ubicado en el Pirineo Oscense, este parque recibe cada año alrededor de 600.000 visitantes, que se dirigen hasta allí solo para disfrutar de sus preciosos paisajes. Se trata del parque nacional más antiguo de Aragón y el segundo de España, declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. El parque atesora más de 1.400 especies de plantas, muchas de las cuales son exclusivas del Pirineo, así como una amplia variedad de animales en su hábitat natural que los niños podrán conocer. Los más atrevidos podrán llegar hasta las cimas de Las Tres Sorores: el pico de Monte Perdido, Cilindro y Añisclo, así como a las Gargantas de Escuaín. También podréis hacer senderismo a través del Valle de Ordesa, el Valle Bujaruelo o en el Valle de Pineta, un paisaje de contrastes marcado por estratos, ríos, fajas, valles, montañas y una diversa vegetación ideal para disfrutar de una jornada activa en familia.


4. Parque Nacional de Sierra Nevada

Parque Nacional de Sierra Nevada

Entre las provincias de Granada y Almería se erige este parque de empinadas cimas y bellísimas praderas matizadas de pueblos y caseríos. De hecho, cuenta con picos de montaña que sobrepasan los 3.000 metros de altura, los cuales se coronan de blanco durante el invierno para dar paso a un espectáculo de siemprevivas, dedaleras, violetas y amapolas durante la primavera. No obstante, uno de sus mejores atributos es la amplia diversidad de especies vegetales ya que cuenta con alrededor de 2.100 especies, de las cuales cerca de 116 son endémicas y algunas se encuentran en peligro de extinción, por lo que si tenéis la oportunidad de verlas será una experiencia única. Otro tanto sucede con la gran variedad de especies animales autóctonas que habitan en estos parajes, entre las que podéis encontrar gatos salvajes, cabras montesas y tejones caminando tranquilamente a vuestro lado. Además, en invierno podéis practicar esquí de travesía, emprender paseos en trineo tirado por perros y realizar descensos en trineos. En verano la diversión cambia: podéis recorrer diferentes rutas de senderismo, emprender paseos a lomo de caballo y practicar montañismo.


5. Parque Nacional de Cabañeros

Parque Nacional de Cabañeros

Este parque, situado en los Montes de Toledo, en pleno corazón de la Península Ibérica entre las provincias de Toledo y Ciudad Real, es uno de los parques nacionales más grandes de España, y no es para menos ya que abarca casi 41.000 hectáreas. Además, está catalogado como un Lugar de Importancia Comunitaria y una Zona de Especial Protección para Aves ya que en sus parajes habitan algunas especies animales en peligro de extinción como el buitre negro y el águila imperial. Aunque también podéis encontrar otros animales muy curiosos como la cigüeña negra, el jabalí y los ciervos que prácticamente se acercan a saludar a cada visitante. Si vais sin prisas, podéis desandar las diversas rutas de senderismo que zigzaguean por toda la región o atreveros a emprender una de las rutas de bicicleta o vehículos 4×4 por el interior del parque. Y si os quedáis con ganas de más, podéis apostar por las actividades de multiaventuras que se realizan cada jornada y que incluyen batallas de paintball, tiro con arco, escalada en familia y paseos en kayak.

Deja un comentario sobre “Parques naturales para visitar con los niños”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Reglas para comentar en Etapa Infantil

Etapa Infantil es un blog plural abierto a los padres, educadores y todas las personas interesadas en la crianza y la educación de los niños. Nos gusta dialogar porque pensamos que el debate enriquece. No obstante, también es necesario mantener cierto orden en la web. Por eso, antes de escribir un comentario, te recomendamos que leas las siguientes normas:

  • No escribas comentarios ofensivos, difamadores, vulgares o que puedan considerarse como un ataque personal. Si vas a expresar una opinión diferente, que sea de forma respetuosa.
  • No envíes SPAM ni hagas comentarios con fines publicitarios. Si vas a incluir un enlace, cerciórate de que realmente aporta valor a la lectura.
  • Asegúrate de que el comentario se corresponde con el tema del artículo. Si no es así, busca el artículo correspondiente. En el blog hemos tratado muchísimas temáticas.
  • Sé breve, no escribas comentarios muy largos. Ten en cuenta que nuestro tiempo es limitado y nos resulta más fácil responder si eres conciso.
  • Utiliza adecuadamente el castellano, recuerda que todos los lectores deben entender lo que escribes.
  • No escribas en mayúsculas, es como si estuvieras gritando y resulta incómodo de leer.

¡Gracias por compartir tus opiniones y experiencias!