Vacaciones en la nieve con niños

Las mejores vacaciones en la nieve con niños en España

Estación de esquí Vall de Núria, en Queralbs, Girona

Con la llegada del invierno muchos padres ya están organizando planes en la nieve con los niños. Algunos incluso deciden comprar billetes para los países nórdicos, donde se puede disfrutar de la nieve en todo su esplendor. Sin embargo, en España también se puede disfrutar de la nieve ya que existen diferentes estaciones de esquí que ofrecen actividades y servicios para toda la familia y que además cuentan con hoteles cercanos donde podéis alojaros sin gastar demasiado o recorrer cientos de kilómetros en avión.

7 lugares para escaparse con los niños a la nieve

1. La Molina

Estación de esquí La Molina, en Girona

Estación de esquí La Molina, en Girona

Se trata de una estación de esquí ubicada en el Pirineo Oriental, específicamente en la comarca de la Cerdaña. Su mayor atractivo son sus diversas rutas esquiables que se encuentran distribuidas en 54 pistas de diferentes niveles aptas para grandes y niños. No obstante, también cuenta con otros servicios familiares: ofrece excursiones en motos de nieve, en trineos tirados por perros y con raquetas de nieve, así como descensos nocturnos con antorchas, excursiones de caminatas nórdicas y en segway. Si preferís experimentar emociones más intensas solo debéis sumaros a las batallas con láser, las competencias de motos de nieve y las actividades que se realizan cada día en el parque de aventura en los árboles.

La estación también cuenta con dos pistas de tubbing y un circuito de conducción 4×4 para los que tienen el alma más aventurera. Y para los pequeños hay un gran snowpark con muchísimas atracciones, así como el súper pipe más grande de los Pirineos. Además, hay una sala de juego bajo techo donde podéis divertíos con los niños cuando el frío sea muy intenso. Y si queréis pasar más días en este paraíso invernal, podéis reservar en alguno de los hoteles de los alrededores.


2. Aramón Formigal

Estación de esquí Aramón Formigal, en Huesca

Estación de esquí Aramón Formigal, en Huesca

Esta popular estación de esquí española se encuentra en pleno corazón del Valle de Tena y cuenta con muchísimas atracciones pensadas para toda la familia. Tiene alrededor de 137 kilómetros de pistas de esquí divididos en cuatro grandes sectores: Crestas, Portalet, Sarrios y Anayet. Además, tiene una pista de trineo, un circuito de raquetas de nieve, un área de tobogganing y una divertida ruta de descenso en trineo, la Snake Gliss. También hay múltiples atracciones fuera de las pistas, como el gran jardín de nieve infantil que incluye todo tipo de juegos.

Para los más pequeños también hay múltiples opciones: la Skity Pista, un circuito de esquí exclusivo para niños, el Bosque Animado, un espacio para interactuar con la naturaleza, y Anayet Kids, un sector con muchísimos juegos donde cada jornada organizan talleres de maquillaje y fiestas con bailes, música y animación. Y si no queréis salir corriendo apenas se pone el sol, podréis encontrar alojamiento en alguno de los hoteles de la zona, que siempre acogen con los brazos abiertos a las familias.


3. Sierra Nevada

Estación de esquí de Sierra Nevada, en Granada

Estación de esquí de Sierra Nevada, en Granada

Se trata de la estación de esquí de mayor altitud en España, escenario de importantes competiciones de deportes de invierno. De hecho, cuenta con descensos vertiginosos que le quitan el aliento incluso a los esquiadores más experimentados. Sin embargo, también tiene espacio para los principiantes y los más pequeños de casa. De las 124 pistas de esquí con las que cuenta la estación, 19 son pistas verdes, es decir que su accesibilidad es muy fácil, lo que las convierte en espacios perfectos para esquiar junto a los niños. No obstante, la estación también tiene dos pistas específicas para la familia: la Pista del Mar y la Pista del Bosque, dos áreas en las que podéis disfrutar de diversas actividades familiares.

Por supuesto, la diversión infantil también está garantizada, Sierra Nevada cuenta con una zona recreativa “La Fuente del Mirlo Blanco”, en la que los niños podrán deslizarse en roscos por los toboganes, patinar sobre hielo, subirse a un trineo ruso y divertirse en los castillos hinchables. Los pequeños también tendrán a su disposición el “Dream Land”, un parque infantil de nieve dotado de 3 alfombras transportadoras y muchos otros entretenimientos, así como el “Jardín Alpino”, un parque para niños en el que podrán jugar en la nieve mientras aprenden a esquiar. Además, hay dos programas infantiles, el “Family Kids”, pensado para el entretenimiento de los peques de 3 a 12 años, y el “Diver Ski”, que cuenta con servicio de recepción, clases de esquí y una amplia gama de entretenimientos.


4. Candanchú

Estación de esquí Candanchú, en el Pirineo Aragonés

Estación de esquí Candanchú, en el Pirineo Aragonés

Esta estación de esquí, ubicada en pleno corazón del Pirineo Aragonés y la más antigua de España, dispone de una de las mejores ofertas para disfrutar de unas vacaciones en la nieve con los niños. La estación cuenta con 9 pistas verdes, con acceso muy fácil para los niños y homologadas por la FIS, desde las cuales los padres pueden ver cómo sus hijos aprenden a esquiar en la nieve. De hecho, hay una escuela de esquí para principiantes en la que pueden inscribirse tanto adultos como niños para aprender cualquiera de las modalidades de este deporte.

No obstante, en Candanchú también hay muchísimas opciones para que los niños se diviertan mientras sus padres disfrutan esquiando por las pistas más complejas. La estación dispone de una zona lúdica, en la que los peques pueden jugar en la nieve, divertirse en hinchables e incluso subirse a un trineo para realizar el remonte de la pista deslizándose por una cinta transportadora de uso fácil. Además, tiene un jardín de nieve, “Candanchulandia”, un espacio lúdico de estilo nórdico pensado para que los pequeños entre 2 y 7 años disfruten de su primer contacto con la nieve y tengan sus primeras experiencias en la práctica de esquí.


5. Vall de Núria

Estación de esquí Vall de Núria, en Queralbs, Girona

Estación de esquí Vall de Núria, en Queralbs, Girona

La estación Vall de Núria, ubicada en pleno corazón del Pirineo Oriental, en uno de los puntos más elevados del Vall de Ribes, es un auténtico paraíso para las familias que quieren disfrutar de unas vacaciones en la nieve. Sin embargo, sus bellísimos paisajes naturales no son su único atractivo, la estación también cuenta con una oferta gastronómica muy completa, alojamientos de lujo, diversas pistas de esquí y, por supuesto, una amplia variedad de actividades para los más pequeños de casa. De hecho, posee un “Parque Lúdico” dotado con pistas de trineo para los niños y sus padres, así como un trineo cross, un rocódromo para los pequeños, una tirolina y un recorrido de juegos de equilibrio en altura.

Fuera de los entornos del parque infantil, Vall de Núria también tiene diversos espacios para disfrutar en familia. Hay un telesilla, dos telesquís y una telecabina a través de las cuales podéis acceder a las pistas verdes y azules, las pistas de menor dificultad y en las que los niños podrán dar sus primeros pasos en la nieve. También cuenta con el “Cau de la Marmota”, un espacio pensado para los niños de 4 a 10 años en el que los peques podrán participar en actividades de tiro con arco, talleres de cuentos y maquillaje e incluso, darle vida a su primer muñeco de nieve.


6. Astún

Estación de esquí Astún, en el Pirineo Aragonés

Estación de esquí Astún, en el Pirineo Aragonés

Esta estación, situada en pleno corazón del Pirineo Aragonés, es una de las mejores opciones para ir de vacaciones con los más pequeños de casa en invierno. Astún dispone de unos 50 kilómetros de pistas esquiables, con algunos descensos vertiginosos y unas vistas naturales de una belleza única. No obstante, también cuenta con algunas pistas de baja dificultad: 5 pistas verdes y 18 pistas azules, en las que podéis esquiar tranquilamente en familia. Además, tiene una escuela de esquí y snowboard en la que tanto los niños como sus padres podrán tomar clases en estos deportes.

Sin embargo, uno de los grandes atractivos de esta estación son sus telesillas, aptas incluso para los bebés, desde donde podréis disfrutar de una de las vistas panorámicas más increíbles de la región. La estación también cuenta con un amplio programa de actividades dirigido a las familias en el que incluyen descensos en trineo, excursiones familiares, experiencias gastronómicas y muchos otros entretenimientos pensados para los más pequeños de casa. Además, posee varias zonas en las que los niños pueden jugar con completa tranquilidad y disfrutar de su primera experiencia en la nieve.


7. Pal Arinsal

Estación de Esquí Pal Arinsal - Vallnord

Estación de Esquí Pal Arinsal – Vallnord

Es un sector dentro de la popular estación de esquí de Vallnord, una de las más visitadas de España. Esta zona se encuentra situada muy cerca de la capital de Andorra y cuenta con atracciones exclusivas para las familias. De hecho, hay una zona de donuts, el Tubbing, donde los niños podrán divertirse muchísimo, así como un circuito de motos de nieve para que los pequeños tengan la oportunidad de conducir su propia moto. Además, tiene una pista de trineo infantil, la Pedres Blanques II, y un área de salto donde podrán liberar toda su energía.

Para los más pequeños hay un parque que tiene diversos juegos en la nieve y también cuenta con servicio de guardería para que los padres puedan divertirse o relajarse sabiendo que sus hijos están en buenas manos. No obstante, si preferís descubrir el entorno natural que rodea la estación, cada jornada se organizan paseos mushing para grandes y niños. Y si os quedáis con ganas de más, podéis reservar en algunos de los hoteles cercanos.

Deja un comentario sobre “Vacaciones en la nieve con niños”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Reglas para comentar en Etapa Infantil

Etapa Infantil es un blog plural abierto a los padres, educadores y todas las personas interesadas en la crianza y la educación de los niños. Nos gusta dialogar porque pensamos que el debate enriquece. No obstante, también es necesario mantener cierto orden en la web. Por eso, antes de escribir un comentario, te recomendamos que leas las siguientes normas:

  • No escribas comentarios ofensivos, difamadores, vulgares o que puedan considerarse como un ataque personal. Si vas a expresar una opinión diferente, que sea de forma respetuosa.
  • No envíes SPAM ni hagas comentarios con fines publicitarios. Si vas a incluir un enlace, cerciórate de que realmente aporta valor a la lectura.
  • Asegúrate de que el comentario se corresponde con el tema del artículo. Si no es así, busca el artículo correspondiente. En el blog hemos tratado muchísimas temáticas.
  • Sé breve, no escribas comentarios muy largos. Ten en cuenta que nuestro tiempo es limitado y nos resulta más fácil responder si eres conciso.
  • Utiliza adecuadamente el castellano, recuerda que todos los lectores deben entender lo que escribes.
  • No escribas en mayúsculas, es como si estuvieras gritando y resulta incómodo de leer.

¡Gracias por compartir tus opiniones y experiencias!