Cómo conseguir que salir a cenar con un bebé sea menos estresante

Y que se convierta en una agradable velada

En nuestra cultura y sociedad nos gusta salir a comer fuera ya sea en pareja, con amigos, en familia e incluso solos. Es algo que nos gusta hacer desde siempre y que cuando nos convertimos en padres no es algo de lo que queramos renunciar mientras la economía nos lo permita. Pero la realidad es que estamos acostumbrados a que el hecho de salir a cenar debe ser algo tranquilo y relajante, para desconectar y pasar un buen rato, pero es posible que si tienes un bebé, sea una cena de todo menos relajada.

Pero no hay ninguna razón por la que debas dejar el bebé con tus padres o con la canguro. Y si no tienes la posibilidad de dejar a tu bebé con nadie por la noche, ¿te tienes que quedar en casa? De eso nada. Aunque es cierto que defiendo que los padres deben priorizar las necesidades del niño y eso de salir cada día para romperle las rutinas tampoco es lo más adecuado, no podemos negar que habrán días especiales dignos de celebrar, ¡también con tu bebé! Así que si decides salir a cenar con tu bebé, no te pierdas estos consejos para que puedas disfrutar del restaurante, de tu familia y del momento.

Elige el lugar adecuado

Es necesario que antes de aventurarte a ir a cualquier restaurante puedas escoger uno que sea adecuado. Un restaurante pequeño, con pocas mesas y pasillos estrechos no será una buena opción para ir con tu bebé (que necesitarás espacio para el carrero, las mochilas o si debes alimentarle). Antes de que llegue el día de la cena podéis ir al restaurante si no lo conocéis a echar un vistazo y ver si es adecuado o no. Una idea estupenda es buscar un restaurante que tenga acuarios, cuadros con colores brillantes… así tu bebé estará entretenido, pero olvida a toda costa los restaurantes con luz tenue, velas o cosas así.

Lleva todo lo que necesitas

Puede resultar realmente estresante para los padres cuando se encuentran en la situación que deben tener algo a mano y se les ha olvidado en casa. ¿Te imaginas que tu bebé necesita ser cambiado de pañal y que se te hayan olvidado en casa o que quizá la crema para su culito irritado tampoco está en el bolso? ¿Y qué pasaría si se te olvida el biberón si no le das lactancia a tu bebé? Olvidarse cosas esenciales para el bebé puede ser todo un problema, por lo que antes de salir escribe en una lista todo (absolutamente todo) lo que necesitáis para que tu bebé esté atendido en todo momento. Si necesitáis que el bolso sea algo más grande, buscad uno adecuado. ¡Y que no se te olviden sus mordedores y juguetes!

salir a cenar con un bebé

Respeta sus horarios dentro de lo posible

Aunque puedes salir con tu bebe por la noche para cenar, tampoco es adecuado que le rompas las rutinas por completo y salgáis para estar hasta la madrugada, tu bebé tiene unas rutinas que debes cumplir. Aunque en un día en concreto debas ser algo flexible con sus rutinas, intenta respetarlas dentro de lo posible y que su hora de comer sea la de siempre y su hora de dormir también (puede dormir en el carrito de paseo mientras cenáis).  Esto es fundamental para poder pasarlo bien vosotros y no entorpecer demasiado las rutinas de tu bebé.

Y por supuesto, algo importante que no puedes pasar por alto, es que debes estar mentalizada en que no será una cena como las que tenías antes de ser madre, pero si sabes hacerlo bien y mantener la calma ante cualquier contratiempo, podrá ser incluso mejor.

Deja un comentario sobre “Cómo conseguir que salir a cenar con un bebé sea menos estresante”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Reglas para comentar en Etapa Infantil

Etapa Infantil es un blog plural abierto a los padres, educadores y todas las personas interesadas en la crianza y la educación de los niños. Nos gusta dialogar porque pensamos que el debate enriquece. No obstante, también es necesario mantener cierto orden en la web. Por eso, antes de escribir un comentario, te recomendamos que leas las siguientes normas:

  • No escribas comentarios ofensivos, difamadores, vulgares o que puedan considerarse como un ataque personal. Si vas a expresar una opinión diferente, que sea de forma respetuosa.
  • No envíes SPAM ni hagas comentarios con fines publicitarios. Si vas a incluir un enlace, cerciórate de que realmente aporta valor a la lectura.
  • Asegúrate de que el comentario se corresponde con el tema del artículo. Si no es así, busca el artículo correspondiente. En el blog hemos tratado muchísimas temáticas.
  • Sé breve, no escribas comentarios muy largos. Ten en cuenta que nuestro tiempo es limitado y nos resulta más fácil responder si eres conciso.
  • Utiliza adecuadamente el castellano, recuerda que todos los lectores deben entender lo que escribes.
  • No escribas en mayúsculas, es como si estuvieras gritando y resulta incómodo de leer.

¡Gracias por compartir tus opiniones y experiencias!