Razones por las que las parejas discuten cuando son padres

Si eres padre o madre estoy segura de que alguna vez has discutido con tu pareja e incluso has pensado que si no hubieseis sido padres esas discusiones no habrían tenido lugar entre vosotros. Pero ser padres es lo más maravilloso que existe en el mundo, pero no podemos negar que viene acompañado de preocupaciones para toda la vida y de posibles discusiones con la pareja.

Es común que se discuta más

Es muy común que las parejas discutan más después de la llegada de un nuevo bebé. Existen investigaciones que muestran que los padres primerizos discuten un 40% más después de que nazca su hijo. Aunque hay parejas que quieran negarlo para mostrar al mundo una relación perfecta, es normal que esto ocurra porque es la realidad.

Los padres al nacer los hijos se sientan bajo más presión, tienen menos tiempo libre (o ninguno), duermen menos y los desacuerdos ocasionales forman parte de esta ecuación de la maternidad / paternidad.

Discutir no tiene que ser motivo de divorcio

Pero si todas las parejas que tienen hijos y discuten en el mundo se divorciaran o se separaran… no quedarían parejas estables. Si las discusiones por ser padres puede crear una ruptura en la pareja, vale la pena dar un paso atrás y pensar en cómo manejar las cosas de forma diferente para que la pareja no se rompa… un hijo es el fruto del amor, no es un motivo de ruptura. Pero, ¿cuáles son las razones más comunes de discusión en una pareja que acaban de ser padres?

parejas discuten cuando son padres

Razones por las que las parejas discuten más al ser padres

La falta de sueño

La falta de sueño es el motivo principal por el que las parejas discuten día a día cuando empiezan la aventura de ser padres. Hay personas que sienten que el sueño es algo preciado y que la pareja está compitiendo por dormir más o quizá se resientan porque uno duerme más que el otro o incluso pueden encontrarse en la situación en que discutan por a quién le toca levantarse de la cama por enésima vez cuando el bebé llora.

Esto suele ocurrir durante las primeras seis semanas pero hay formas de evitar que la situación se vuelva más difícil. Intenta pensar que tu pareja está pasando por lo mismo que tú y que las emociones son similares. Podéis hacer turnos para levantarse o acordar que una noche se ocupe uno y otra noche el otro para poder descansar mejor.

El sexo

Cuando llega un bebé a la vida, nuevas tareas sorprenden a las parejas: cambiar pañales, calmar llantos, alimentar, pasear con el carro, intentar descansar en 5 minutos libres, reponerse (las mamás) del parto o de la cesárea… etc. Es posible que con tantas nuevas cosas que hacer y tan pocas horas en el día, el sexo quede en un segundo plano en la vida de pareja.

Es comprensible que durante la recuperación el sexo no sea posible, pero es necesario que cuando la mujer se sienta bien de nuevo, el sexo vuelva a ser prioridad en la vida en pareja. Es necesario ocuparse de encontrar momentos de intimidad donde se pueda conectar y que el vínculo emocional no se quiebre. A veces, los masajes o las caricias pueden ser una forma de mantenerse cerca de la pareja sin necesidad de llegar al sexo completo. Es necesario cuidar a la pareja en ambas direcciones.

Además, otros motivos por los que las parejas pueden discutir son el dinero, el papel que tienen en la vida del niño, la parte justa para realizar en las tareas como padres o domésticas… pero lo que es necesario para que los conflictos no se vuelvan un problema más grande, es saber comunicarse abiertamente y buscar soluciones en que todas las partes salgan beneficiadas.

2 comentarios sobre “Razones por las que las parejas discuten cuando son padres

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Reglas para comentar en Etapa Infantil

Etapa Infantil es un blog plural abierto a los padres, educadores y todas las personas interesadas en la crianza y la educación de los niños. Nos gusta dialogar porque pensamos que el debate enriquece. No obstante, también es necesario mantener cierto orden en la web. Por eso, antes de escribir un comentario, te recomendamos que leas las siguientes normas:

  • No escribas comentarios ofensivos, difamadores, vulgares o que puedan considerarse como un ataque personal. Si vas a expresar una opinión diferente, que sea de forma respetuosa.
  • No envíes SPAM ni hagas comentarios con fines publicitarios. Si vas a incluir un enlace, cerciórate de que realmente aporta valor a la lectura.
  • Asegúrate de que el comentario se corresponde con el tema del artículo. Si no es así, busca el artículo correspondiente. En el blog hemos tratado muchísimas temáticas.
  • Sé breve, no escribas comentarios muy largos. Ten en cuenta que nuestro tiempo es limitado y nos resulta más fácil responder si eres conciso.
  • Utiliza adecuadamente el castellano, recuerda que todos los lectores deben entender lo que escribes.
  • No escribas en mayúsculas, es como si estuvieras gritando y resulta incómodo de leer.

¡Gracias por compartir tus opiniones y experiencias!