Qué es el embarazo ectópico

Los síntomas y causas del embarazo ectópico, ¿qué puedes hacer al respecto?

¿Alguna vez has escuchado qué es un embarazo ectópico? ¿Sabes de qué trata o por qué ocurre? Que una mujer tenga un embarazo ectópico no es lo más habitual,  pero es algo que puede ocurrir (ocurre 2 de cada 100 casos de embarazo) y es necesario que las mujeres sepan de qué trata o qué es exactamente para poder estar alerta en el caso de que lo sufran. Si crees que algo no va bien o si sospechas que podrías tener un embarazo ectópico deberás acudir a tu médico lo antes posible. Ahora, vamos a ver cómo es este tipo de embarazo.

Qué es un embarazo ectópico

Un embarazo ectópico es cuando un óvulo que ha sido fertilizado se implanta fuera del útero, normalmente en una de las trompas de Falopio, aunque en algunos casos ocurre también en la cavidad abdominal, en el ovario o en el cuello del útero (en el cuello uterino). Esto significa que el óvulo no se convertirá en un bebé, noticia que sin duda puede ser realmente dura para una mujer que piensa que su embarazo podría haber sido normal.

¿Puede llevarse a término?

Un embarazo ectópico no puede desarrollarse normalmente y el óvulo fertilizado no puede sobrevivir, si no se trata a tiempo la pérdida de sangre que puede ocurrir puede ser potencialmente mortal para la madre. Es por esto que el tratamiento temprano de un embarazo ectópico puede ayudar a una mujer a que en el futuro pueda tener embarazos saludables.

¿Cuáles son los síntomas?

De vez en cuando, un embarazo ectópico no causa ningún síntoma perceptible y sólo se detecta durante las pruebas de embarazo rutinarias, por lo que cuando una madre piensa que está embarazada y de repente descubre que es un embarazo ectópico, es un golpe emocional muy fuerte. Aunque la mayoría de mujeres no tienen síntomas, en ocasiones sí que aparecen y suelen darse entre la semana 5 y la 14 del embarazo.

Algunos de los síntomas más comunes cuando se produce un embarazo ectópico son:

  • El sangrado vaginal anormal.
  • Dolor abdominal.
  • Amenorrea (ausencia de regla).
  • Síntomas propios del embarazo.
  • Desmayo, mareo y shock si se rompe la Trompa de Falopio.

Si una mujer se ha una prueba de embarazo teniendo un embarazo ectópico, el resultado será positivo. Aunque ahora ya sabrás que si se produce, aunque la prueba sea positiva, no es un embarazo que se pueda llevar a término al no estar colocado el óvulo de forma adecuada y por los riesgos para la vida que puede ocasionar en la madre.

embarazo ectópico síntomas

¿Cuándo tendrías que consultar a tu médico?

Cuando una mujer tiene un embarazo ectópico es necesario que acuda a su médico de emergencias si nota cualquier síntoma o señal que pueda ser derivado de un embarazo ectópico, incluyendo sobre todo: dolor abdominal, dolor pélvico severo con sangrado vaginal, mareo extremo, desmayos…

Por qué ocurre un embarazo ectópico

Un embarazo ectópico ocurre cuando un óvulo fertilizado se queda atascado en su camino hacia el útero, normalmente porque la trompa de Falopio está dañada, inflamada o deforme. Los desequilibrios hormonales o el desarrollo anormal del óvulo fecundado pueden jugar un papel importante en esto. Pero también existen algunas causas que pueden aumentar el riesgo de padecer un embarazo ectópico, como por ejemplo:

  • La enfermedad pélvica inflamatoria (EPI) . Esta enfermedad es una infección del aparato reproductor femenino, por lo general causada por la clamidia.
  • Haber tenido otros embarazos ectópicos anteriormente.
  • Problemas de fertilidad.
  • Tener un DIU o una ligadura de trompas.
  • Fumar.

Aunque en más de la mitad de los casos que ocurren los embarazos ectópicos no existen factores de riesgo que sean concluyentes.

Deja un comentario sobre “Qué es el embarazo ectópico”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Reglas para comentar en Etapa Infantil

Etapa Infantil es un blog plural abierto a los padres, educadores y todas las personas interesadas en la crianza y la educación de los niños. Nos gusta dialogar porque pensamos que el debate enriquece. No obstante, también es necesario mantener cierto orden en la web. Por eso, antes de escribir un comentario, te recomendamos que leas las siguientes normas:

  • No escribas comentarios ofensivos, difamadores, vulgares o que puedan considerarse como un ataque personal. Si vas a expresar una opinión diferente, que sea de forma respetuosa.
  • No envíes SPAM ni hagas comentarios con fines publicitarios. Si vas a incluir un enlace, cerciórate de que realmente aporta valor a la lectura.
  • Asegúrate de que el comentario se corresponde con el tema del artículo. Si no es así, busca el artículo correspondiente. En el blog hemos tratado muchísimas temáticas.
  • Sé breve, no escribas comentarios muy largos. Ten en cuenta que nuestro tiempo es limitado y nos resulta más fácil responder si eres conciso.
  • Utiliza adecuadamente el castellano, recuerda que todos los lectores deben entender lo que escribes.
  • No escribas en mayúsculas, es como si estuvieras gritando y resulta incómodo de leer.

¡Gracias por compartir tus opiniones y experiencias!