Te amaré el resto de mi vida… aunque no esté contigo el resto de la tuya

Una madre siempre amará a sus hijos

Cuando se es madre se descubre que la crianza no es fácil. Antes de serlo, en la mente se forja una idea de la maternidad que nada tiene que ver con la realidad. Lo que sí es cierto es que por muy agotador que sea, es lo más maravilloso del mundo… y no se cambiaría por nada. Una vez que se tienen hijos, ellos se convierten en lo más importante en la vida de una madre.

Cuando ya no esté en este mundo

Como madre, sé que la naturaleza me impedirá estar a tu lado el resto de tu vida, pero te puedo asegurar que te amaré durante toda la mía. Seré tu madre hasta mi último suspiro y prometo cuidarte, guiarte y darte la seguridad que necesitas hasta entonces. Después, cuando ya no pueda estar físicamente a tu lado, te puedo asegurar que nuestro vínculo no se romperá del todo.

En el momento en que ya no esté en este mundo, no puedo decirte dónde estaré porque no lo sé… Pero si pudiese elegir, te aseguro que querría estar a tu lado, acompañándote y dándote toda mi buena energía para que puedas tener una bonita vida. Aunque no te pueda abrazar ni hablar, el amor que siento por ti es tan inmenso que sé que lo notarás esté dónde esté.

La naturaleza nos prohíbe vivir eternamente y en ocasiones, creemos que las personas somos eternas, y no es así en absoluto. Del mismo modo, solo deseo que la naturaleza siga su curso para que sea yo la primera que marche. De esta manera te habré dejado mis enseñanzas, los valores que necesitas para avanzar y espero que mi ejemplo, el que te servirá para ser una persona que disfrute cada segundo de la vida…

Mi mayor deseo es que me disfrutes en vida, igual que yo haré contigo hasta mi último día a tu lado. Quiero que en el futuro, cuando ya no me puedas llamar por teléfono, yo siga viva y fuerte en tu memoria… que sonrías cada vez que me recuerdes aunque también sientas un pellizco en tu corazón por no estar a tu lado. Eso significará que he hecho un buen trabajo como madre.

Te amaré por siempre

No me importa lo difícil que sea la vida, el hecho de ser tu madre me ayuda a sacar las fuerzas necesarias ante cualquier adversidad. Solo hay una adversidad con la que no podré luchar que es el envejecimiento o el momento en que toque mi turno para marcharme del plano terrenal… pero debes recordar que si estoy en tu corazón, siempre estaré contigo.

amor eterno madre

Desplegarás tus alas y te tocará a ti luchar con tus responsabilidades, y sé que lo harás, porque mi deber habrá sido enseñarte a hacerlo. Habrán días mejores y peores, pero incluso en los peores, si te fijas bien, siempre podrás sacar algo positivo. La vida es demasiado corta como para no disfrutarla, así que no dudes en saborear cada segundo de tu presente, porque ése, es el secreto de la felicidad.

El tesoro de la vida es el tiempo

En mi vida, te he regalado lo más importante: el tiempo. Es el mayor tesoro que tenemos porque se va rápido y nunca vuelve. Mientras esté a tu lado, te escucharé siempre que lo necesites, te abrazaré todas las veces que me permitas en el día, te besaré y te recordaré que tu madre te quiere más que a nada en el universo.

Cuando sientas que la vida te zarandea, estaré a tu lado para ayudarte a mantenerte en pie, te daré mis fuerzas siempre que la necesites. Pero también te enseñaré a hacerlo por ti misma, porque así, cuando no esté contigo, recordarás cómo te lo enseñé y podrás salir a flote ante cualquier adversidad.

No habrá tormenta en la vida que pueda contigo siempre que recuerdes que tienes una familia que te quiere tal y como eres. Porque como madre, te aseguro que soy capaz de darte todo, sin pedir nada a cambio. Tu sonrisa es mi motor y tus triunfos mis éxitos… ¿y tus fracasos? Recuerda que un fracaso siempre es un aprendizaje para mejorar en el futuro.

Mi vida será plena gracias a tu mirada y tus abrazos. Tu alegría es mi felicidad y en ti, tengo todo lo que necesito. Quiéreme hijo mío mientras viva, que yo lo haré con todas mis fuerzas, aunque no pueda estar toda tu vida a tu lado… En estos momentos solo me centro en caminar a tu lado una larga vida llena de felicidad, hasta el momento en que tengas que dejarme marchar. Recuerda que aunque me marche mi amor por ti seguirá fuerte eternamente dentro de tu corazón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios