Cómo aplicar el rincón de pensar y algunas alternativas

Aplicar el rincón de pensar

El rincón de pensar es una técnica muy utilizada por padres y profesionales educativos para que los niños aprendan a pensar en el comportamiento que han hecho y que se encuentren soluciones. Pero si se utiliza esta técnica de forma equivocada puede crear problemas en los pequeños. Es importante que los niños se sientan comprendidos y respetados todo el tiempo mientras se usa esta técnica. Aunque en ocasiones la técnica no es suficiente y es necesario aplicar otras alternativas al rincón de pensar.

Aplicar el rincón de pensar como una técnica mejorada

Si preguntas tanto a profesionales como a padres cómo suelen utilizar esta técnica, es probable que te encuentres con una gran variedad de respuestas y que muchos de ellos, utilicen esta estrategia que debe ser positiva como un castigo (que es negativo). Esta estrategia para que sea eficaz debe ser suave y sobre todo, empática con el niño pequeño. Para conseguirlo hay que seguir los siguientes pasos:

  • Da una advertencia. Una sola advertencia es necesario para que los niños sepan qué viene después. No debe ser algo repetitivo. Si el niño no coopera, dar una segunda advertencia y si no coopera, aplicar el tiempo para pensar.
  • Anuncia el tiempo de espera. Si el niño no parece colaborar, dile brevemente lo que ha hecho mal antes del tiempo de espera. Es necesario que le expliques por qué hay que pensar y que le ayudes a hacerlo. Debe sentirse comprendido, recuerda que detrás de un mal comportamiento siempre hay una emoción difícil de expresar.
  • Sentado. El tiempo de espera es mejor hacerlo en una escalera, una silla o un sofá. Un lugar donde no tenga distracciones.
  • Cuenta el tiempo con un reloj. El tiempo de espera no debe superar la edad que tenga el pequeño y nunca más de 5 minutos aunque pasen de los 5 años. Más tiempo solo hará que se quiera levantar sin pensar en lo que ha ocurrido, además deberás estar pendiente y no dejarle totalmente solo. Puedes poner una alarma para que sepa que hay un tiempo concreto.
  • Debe ser aburrido. El tiempo para pensar debe ser aburrido, aunque estés pendiente no debes hablar con él hasta pasado el tiempo que entonces empatices con él, con la situación y busquéis una solución.
  • Cuando suene la alarma, acércate a tu hijo y habla sobre lo ocurrido. Dale todo tu amor y buscar una solución a lo que ha pasado, necesita tus orientaciones y tu cariño para mejorar su conducta.
Rincón de pensar alternativas

Poco a poco, y a medida que se dé cuenta de que estás a su lado y que escuchas sus sentimientos y le ayudas a buscar soluciones, entonces él también estará dispuesto a escuchar.

Alternativas posibles al rincón de pensar

Reforzar comportamientos positivos

Identificar y reforzar los comportamientos positivos, tales como jugar con cuidado y hablando amablemente. Alabar y ofrecer recompensas por estos comportamientos, harán que el niño comprenda que se presta más atención a su buena conducta y que es él quién decide comportarse de ese modo.

Utilizar el lenguaje positivo

En lugar de decir lo que NO está bien y lo que NO debe hacer, se puede hablar desde un enfoque mucho más positivo. Por ejemplo, en lugar de decir a un niño cosas como: ‘No podrás salir a jugar hasta que te hayas puesto los zapatos’, se puede decir de otro modo mucho más motivador: ‘Cuando tengas los zapatos puestos podremos ir a jugar al patio’. Los niños de esta manera se sentirán mejor para cooperar.

Después de la tormenta siempre llega la calma

Cuando todos hayan tenido la oportunidad de calmarse, entonces será importante hablar sobre lo ocurrido y buscar alternativas.

Deja un comentario sobre “Cómo aplicar el rincón de pensar y algunas alternativas”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Reglas para comentar en Etapa Infantil

Etapa Infantil es un blog plural abierto a los padres, educadores y todas las personas interesadas en la crianza y la educación de los niños. Nos gusta dialogar porque pensamos que el debate enriquece. No obstante, también es necesario mantener cierto orden en la web. Por eso, antes de escribir un comentario, te recomendamos que leas las siguientes normas:

  • No escribas comentarios ofensivos, difamadores, vulgares o que puedan considerarse como un ataque personal. Si vas a expresar una opinión diferente, que sea de forma respetuosa.
  • No envíes SPAM ni hagas comentarios con fines publicitarios. Si vas a incluir un enlace, cerciórate de que realmente aporta valor a la lectura.
  • Asegúrate de que el comentario se corresponde con el tema del artículo. Si no es así, busca el artículo correspondiente. En el blog hemos tratado muchísimas temáticas.
  • Sé breve, no escribas comentarios muy largos. Ten en cuenta que nuestro tiempo es limitado y nos resulta más fácil responder si eres conciso.
  • Utiliza adecuadamente el castellano, recuerda que todos los lectores deben entender lo que escribes.
  • No escribas en mayúsculas, es como si estuvieras gritando y resulta incómodo de leer.

¡Gracias por compartir tus opiniones y experiencias!