Cómo ayudar a tu hijo en situaciones sociales

Ayudar hijo situaciones sociales

Quizá tu hijo sea tímido o introvertido, es importante diferenciarlo. Un niño introvertido es un niño que sabe seleccionar con quien quiere o no quiere relacionarse y en las interacciones sociales no se siente incómodo. Un niño tímido, en cambio, puede tener cierta ansiedad social a no saber relacionarse correctamente con otros, pero en realidad sí le gustaría tener mejores habilidades sociales. Si crees que tu hijo necesita ayuda en las situaciones sociales, sigue leyendo.

A menudo se asume que los niños son silenciosos o introvertidos, pero la realidad es que existen niños -aunque no todos- que pueden sentir verdadera ansiedad social porque son inseguros de sí mismos. Hay niños que pueden reaccionar de forma positiva en entornos más estimulantes, pero en entornos difíciles, el niño tranquilo puede practicar sus habilidades sociales y aprender a navegar en nuestro mundo ruidoso con mayor facilidad. Por eso, no te pierdas algunos consejos para ayudar a tu hijo en sus relaciones sociales.

Cambia la forma de comunicarte

Los niños que no hablan mucho sí reciben los mensajes de los demás, incluso los mensajes involuntarios, debido a que son grandes observadores. Cuando los padres se disculpan porque su hijo es tímido, estos pequeños pueden sentir que hay algo mal por su comportamiento reservado, pero no es así. Su quietud no tiene que ser nada negativo en absoluto. 

Tu hijo debe sentirse tranquilo para poder entablar una conversación, por eso es necesario crear un ambiente de aceptación dentro de tu propia familia, dando a tu hijo la libertad de ser él mismo y de sentirse bien con su forma de actuar.

situaciones sociales niños

Empieza el momento de diálogo

Puedes comenzar la conversación con tu hijo con preguntas, por ejemplo: ‘¿Cómo te sentirse cuando vimos al vecino en las escaleras? ¿Estuviste incómodo? Este tipo de conversaciones pueden ayudar a ambos a comprender mejor el comportamiento del niño. Cuando te des cuenta de que realmente tu hijo se siente incómodo en las situaciones sociales, puedes ofrecer algunas herramientas para ayudarle en una situación parecida en el futuro. Si por ejemplo a tu hijo le cuesta saludar diciendo hola verbalmente, puedes decirle que sonreír o mover la mano es más que suficiente para saludar a otros. Además, esto también ayudará a que tenga mejores interacciones en la escuela o en otros ámbitos sociales.

Práctica social

Cualquiera de nosotros puede sentirse abrumado en un entorno desconocido u hostil. Pero mientras los adultos suelen tener las habilidades sociales para salir del paso, los niños pequeños todavía están perfeccionando sus habilidades. La mejor estrategia para mejorar en habilidades sociales es practicar. Practicar las situaciones sociales en un entorno controlado y tranquilo le permitirá aprender de forma gradual a cómo comportarse y además, se sentirá cómodo de forma gradual en situaciones sociales que antes le incomodaban. Esto es así porque las estrategias sociales que aprenda practicando y haciendo juego de roles, le aportarán seguridad y confianza en sí mismo. 

No le fuerces

Es importante que no pongas a tu hijo en situaciones sociales o en ambientes que le puedan saturar emocionalmente si no está listo o si no quiere hacerlo. Esto podría causarle mucha ansiedad y además, que se evadiera aún más de los demás. Lo ideal es empezar poco a poco, por ejemplo, teniendo una cita para jugar con otro niño en el hogar, al tiempo en el hogar del otro niño, después invitar a otros niños de la escuela, etc.

No te sorprendas si tu hijo tranquilo prefiere un compañero de juegos más movido y socialmente activo. Un niño se puede sentir cómodo al lado de otro que sea más social para que le allane el camino en entornos sociales, e incluso, podrá aprender de él o ella.

Deja un comentario sobre “Cómo ayudar a tu hijo en situaciones sociales”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Reglas para comentar en Etapa Infantil

Etapa Infantil es un blog plural abierto a los padres, educadores y todas las personas interesadas en la crianza y la educación de los niños. Nos gusta dialogar porque pensamos que el debate enriquece. No obstante, también es necesario mantener cierto orden en la web. Por eso, antes de escribir un comentario, te recomendamos que leas las siguientes normas:

  • No escribas comentarios ofensivos, difamadores, vulgares o que puedan considerarse como un ataque personal. Si vas a expresar una opinión diferente, que sea de forma respetuosa.
  • No envíes SPAM ni hagas comentarios con fines publicitarios. Si vas a incluir un enlace, cerciórate de que realmente aporta valor a la lectura.
  • Asegúrate de que el comentario se corresponde con el tema del artículo. Si no es así, busca el artículo correspondiente. En el blog hemos tratado muchísimas temáticas.
  • Sé breve, no escribas comentarios muy largos. Ten en cuenta que nuestro tiempo es limitado y nos resulta más fácil responder si eres conciso.
  • Utiliza adecuadamente el castellano, recuerda que todos los lectores deben entender lo que escribes.
  • No escribas en mayúsculas, es como si estuvieras gritando y resulta incómodo de leer.

¡Gracias por compartir tus opiniones y experiencias!