Claves para recibir a tu recién nacido al mundo

recibir recien nacido despues parto

Durante el embarazo una madre ya siente un vínculo especial con su bebé en desarrollo. Cuando el pequeño está en el vientre la madre ya debe cuidarse para que el pequeño crezca sano y fuerte. Es aún más especial cuando la mamá empieza a sentir las patadas y movimientos de su pequeño en el vientre, ¡está creando una nueva vida! Y esa vida será sin duda, lo más maravilloso de su vida.

Una vez que han pasado los 9 meses del embarazo, será entonces cuando el bebé llegue al mundo a través del parto. El único deseo de los padres en este momento es que el bebé llegue sano y que todo marche bien tanto para la mamá como para el pequeño. Una vez que el bebé ya está en los brazos de sus padres, hay que saber recibirlo bien para que se vaya adaptando al mundo que le rodea.

El misterioso nuevo mundo

Un bebé comienza a desarrollarse en el vientre materno, y el confort que siente dentro de él es su primer mundo. Durante el parto el pequeño puede sentir cierto estrés y ansiedad, ya que el proceso del parto es un momento muy duro tanto para la madre como para el pequeño que está llegando al mundo. Que sea algo natural no significa que sea un camino de rosas.

En este sentido, cuando el bebé llega a los brazos de su madre, la reconocerá gracias a su olor y al sonido de su voz. Su madre es su hogar, es lo único que conoce en este nuevo y misterioso mundo. Por este motivo, para que tu bebé se adapte mejor a este lugar tan caótico lleno de luces, voces y sonidos extraños, deberás ayudarle recibiéndolo bien.

recibir recien nacido

Cómo recibir a tu recién nacido al mundo

El cuerpo de tu pequeño empezará a desarrollarse a pasos agigantados desde el primer momento que llega al mundo y empieza a respirar por sí mismo. Pero, ¿qué es lo que debes tener en cuenta?

  • Tenlo piel con piel todo el tiempo que puedas. No solo debe tenerle mamá así, papá también es importante que lo haga. El bebé necesita tener un vínculo saludable con ambos desde el momento del nacimiento.
  • Las rutinas y los hábitos son necesarios desde el primer día. De esta manera el bebé comenzará a acostumbrarse al mundo y sabrá qué esperar en cada momento. Esto le aportará seguridad y bienestar desde que empiece a acostumbrarse a las rutinas y hábitos que sus papás tienen preparadas para él.
  • Dedícale tiempo para hablarle y cantarle, mírale bien a la cara que sepa que eres tú quien le habla. Además de ayudarle a desarrollar el lenguaje, también estarás forjando un vínculo aún mucho más fuerte.
  • No le hables ‘como a un bebé’ todo el tiempo. Aunque es bastante inevitable porque a todos los adultos nos sale hablar a los bebés de una manera dulce y diferente, no lo hagas siempre. Tu pequeño necesita escuchar un lenguaje que se pronuncia de forma clara. Es la mejor forma de que el bebé comience a entender lo que dices y le sea más fácil comunicarse contigo en cuanto comience a tener las habilidades necesarias para hacerlo.
  • Controla su temperatura corporal. Muchos bebés se sienten molestos sin tienen demasiado frío o demasiado calor. Es importante que tengas en cuenta la temperatura del lugar donde estás para poder tener más o menos abrigado a tu bebé. Aunque el truco para no fallar, es ponerle siempre ‘una capa’ más que la que tiene un adulto en un momento determinado, sobre todo, cuando hace frío.
  • Mantén sus necesidades básicas cubiertas. Para que tu bebé se sienta seguro es importante que le mantengas sus necesidades básicas cubiertas: no le dejes llorar por hambre, fíjate en las señales que te da para saber cuando tiene que comer sin esperar a que se desespere. Si tiene sueño, permite que duerma sin necesidad de que se canse extremadamente, él también te dará las señales necesarias para que entiendas que quiere dormir. Si tiene el pañal sucio, cámbiale inmediatamente. Mantenle siempre limpio y si notas que algo en la salud no marcha bien, acude al pediatra inmediatamente.
  • Recuerda también, que en sus necesidades básicas también están las necesidades emocionales. Tu bebé te necesita sentir cerca en cada momento.
  • ¡Y no olvides ponerle sus vacunas!

Deja un comentario sobre “Claves para recibir a tu recién nacido al mundo”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios