¿Por qué cambiamos el tono de la voz cuando hablamos con bebés?

Tú también lo haces...

ton voz hablamos bebe

¿Qué padre no ha usado un tono infantilizado al hablar con su bebé al menos en alguna ocasión? Se trata de un comportamiento común entre los progenitores, independientemente de su cultura. De hecho, se ha demostrado que en países como Alemania, Canadá o España la mayoría de los adultos, sean padres o no, suelen cambiar su tono de voz cuando se van a dirigir a un bebé, a la vez que utilizan más diminutivos.

Se trata de un fenómeno que se conoce como “lenguaje infantilizado” y hace referencia a los cambios en la comunicación de los adultos cuando se dirigen a los bebés. De hecho, usar un tono más agudo es solo uno de esos cambios pero también solemos exagerar el tono emocional, utilizar oraciones más cortas y simples, repetir las frases, hablar más despacio y enfatizar más las palabras que decimos de forma aislada.

¿Por qué lo hacemos?

La mayoría de las veces no somos conscientes de los cambios que realizamos en nuestro tono de voz cuando les hablamos a los bebés porque lo hacemos de forma involuntaria. Se trata de una habilidad que hemos heredado filogenéticamente y que desarrollamos a medida que crecemos ya que nos facilita la comunicación con los bebés. De hecho, se ha demostrado que cuando cambiamos el tono de voz y hablamos más lento, los niños nos entienden mejor ya que como norma ellos procesan la información auditiva dos veces más despacio, en comparación con los adultos.

Asimismo, esos cambios en el tono de voz y las inflexiones nos ayudan a llamar su atención más rápido porque le estamos indicando que la conversación está dirigida a ellos. Además, al hacer énfasis en determinadas palabras les permitimos distinguir nuestra voz de los sonidos de fondo, de manera que entienden de forma más clara el mensaje y las emociones que estamos expresando.

cambiamos tono voz cuando hablamos bebes

Los bebés también lo agradecen

Lo más interesante de este fenómeno es que los bebés prefieren que les hablemos así. Un estudio realizado por investigadores del Instituto Politécnico y Universidad Estatal de Virginia analizó la respuesta de un grupo de recién nacidos a grabaciones de audio en la que los adultos hablaban dirigiéndose a los bebés o a otros adultos. Los expertos descubrieron que los bebés prestaban más atención cuando el discurso estaba dirigido a ellos.

Otro estudio, esta vez realizado por científicos de la Universidad Stanford, evaluó la reacción de bebés estadounidenses de 5 meses ante discursos que nunca antes habían escuchado. Las grabaciones contenían mensajes de aprobación y desaprobación en alemán, italiano y japonés. Durante los experimentos, los investigadores notaron que los bebés no mostraron ningún interés ante los mensajes en japonés, lo cual puede deberse a que las madres japonesas no suelen variar tanto el tono al dirigirse a los niños, como hacen las occidentales.

Sin embargo, al escuchar los discursos en alemán e italiano, los bebés respondían de forma positiva ante las aprobaciones y de manera negativa ante las desaprobaciones del discurso. No obstante, lo más interesante es que esto solo ocurrió en los mensajes que estaban dirigidos a los niños, cuando se trataba de un discurso dirigido a los adultos los bebés eran incapaces de distinguir las emociones que expresaba el interlocutor.

Cambiar nuestro tono de voz al dirigirnos a los bebés les ayuda a desarrollar su lenguaje

Los cambios que hacemos en el tono de la voz cuando nos dirigimos a los bebés no solo captan su atención y les ayuda a reconocer las emociones ajenas sino que también son una estrategia excelente para estimular el desarrollo del lenguaje. Los estudios sugieren que el lenguaje infantilizado ayuda a los bebés a desarrollar habilidades claves para el habla: aprenden a discriminar mejor los sonidos diferentes, a detectar los límites entre las palabras y a reconocer las oraciones dentro de un discurso. Además, los bebés cuyos padres utilizan un lenguaje infantilizado suelen aprender a hablar más rápido.

Deja un comentario sobre “¿Por qué cambiamos el tono de la voz cuando hablamos con bebés?”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios

INFORMACIÓN LEGAL

Etapa Infantil te informa que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por DICE LA CANCION, SL (Etapa Infantil) como responsable de esta web.

La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog.

Legitimación: Consentimiento del interesado. Como usuario e interesado te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Linode (proveedor de hosting de Etapa Infantil) fuera de la UE en Otros. Linode está ubicado en UE, un país cuyos nivel de protección son adecuados según Comisión de la UE. Ver política de privacidad de Linode. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no atender pueda tu solicitud.

Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@etapainfantil.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.

Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mi página web: etapainfantil.com, así como consultar mi política de privacidad.

REGLAS PARA COMENTAR

Etapa Infantil es un blog plural abierto a los padres, educadores y todas las personas interesadas en la crianza y la educación de los niños. Nos gusta dialogar porque pensamos que el debate enriquece. No obstante, también es necesario mantener cierto orden en la web. Por eso, antes de escribir un comentario, te recomendamos que leas las siguientes normas:

  • No escribas comentarios ofensivos, difamadores, vulgares o que puedan considerarse como un ataque personal. Si vas a expresar una opinión diferente, que sea de forma respetuosa.
  • No envíes SPAM ni hagas comentarios con fines publicitarios. Si vas a incluir un enlace, cerciórate de que realmente aporta valor a la lectura.
  • Asegúrate de que el comentario se corresponde con el tema del artículo. Si no es así, busca el artículo correspondiente. En el blog hemos tratado muchísimas temáticas.
  • Sé breve, no escribas comentarios muy largos. Ten en cuenta que nuestro tiempo es limitado y nos resulta más fácil responder si eres conciso.
  • Utiliza adecuadamente el castellano, recuerda que todos los lectores deben entender lo que escribes.
  • No escribas en mayúsculas, es como si estuvieras gritando y resulta incómodo de leer.

¡Gracias por compartir tus opiniones y experiencias!