La tendencia del adolescente hacia un comportamiento de riesgo

El secreto está en entender al adolescente para entender su comportamiento

Adolescente comportamiento riesgo

Los adolescentes son influenciables aunque estén construyendo su personalidad y sus ideales. Hubo un estudio que se centró en enseñar a los adolescentes comportamientos de riesgo y cuando se lo enseñaban, había menos actividad en las áreas del cerebro asociadas a la toma de decisiones y control cognitivo. Estas áreas son como niñeras del comportamiento. Existen ciertos comportamientos que deben tener luz roja y otros, luz verde. Cuando menos actividad hay en estas áreas, las malas decisiones y los comportamientos de riesgo son más probables.

Esto se puede explicar por los cambios en el cerebro que suceden en la adolescencia. El aumento de los cambios y de las hormonas recompensa al cerebro de los adolescentes siempre que prueban cosas nuevas. Esto puede parecer una personalidad valiente, creativa o que simplemente quieren probar cosas nuevas, por eso impulsará a los adolescentes a nuevas formas de ver y de ser en el mundo. Hay una desventaja obvia en esto, y es que siempre que quieren buscar nuevas experiencias son vulnerables a ponerse en situaciones de riesgo o peligrosas para ellos.

Los adolescentes en la actualidad

Los adolescentes en la actualidad suelen utilizar las redes sociales para comunicarse con los demás, para buscar información e incluso para buscar nuevas experiencias sin salir de casa. Las redes sociales pueden ayudar a los adolescentes a encontrar esa ‘chispa’ que les proporcionará descubrir cosas nuevas. Pueden ver lo que los demás están haciendo a través de las redes sociales y eso, les puede inspirar e influir.

Podría ser un deporte, una actividad en grupo, una visión del mundo diferente o algo que sea inesperado que les permita desafiarse a sí mismos de forma enriquecedora. Pero también, podrían sentirse influenciados por comportamientos de riesgo que les llame la atención y que piensen que si los demás pueden hacerlo, ¿por qué yo no?

Tendencia adolescente hacia comportamiento de riesgo

Una falsa sensación de seguridad

Los adolescentes tienen una falsa sensación de seguridad, sienten que son capaces de hacer cualquier cosa sin que les ocurra nada. La sensación de seguridad puede florecer en el grupo y hacer que los adolescentes hagan cosas que quizá no harían por su cuenta propia, como las cosas más arriesgadas. La oportunidad de sentirse conectados con sus iguales puede ser algo seductor para ellos, pero también aporta sensaciones de vértigo. Quizá, por sentirse aceptados por un grupo sean capaces de hacer cosas fuera de lugar.

Si esto sucede, es muy importante hacerles saber que entiendes por qué se siente importante y por qué también lo es hacer lo que está haciendo -la necesidad de estar con los amigos, el sentido de la seguridad cuando se hacen cosas en grupo, la emoción que viene junto con los riesgos, etc-. Tus hijos adolescentes deben saber que comprendes cómo se sienten pero que eso no significa que deba dejarse llevar para hacer cosas que quizá no quiera hacer. Para poder ser una buena influencia para tus hijos y serlo más fuerte que sus amigos, deberá sentirse escuchado y comprendido todo el tiempo. Habla con tu hijo/a adolescente sobre los riesgos y si tienes historias en tu vida similar con valores, cuéntaselo. 

El reto a todo esto es tratar de evitar que se sientan avergonzados o juzgados, la meta es que se den cuenta de cuáles son los comportamientos de riesgo y cuáles son sus consecuencias para que sean capaces de escoger el camino correcto.  Si en algunas ocasiones tu hijo no está por la labor de escuchar todo lo que tienes que decirle, entonces respira y espera que las cosas se calmen. En muchas ocasiones, lo único que tenemos que hacer es respirar. 

Deja un comentario sobre “La tendencia del adolescente hacia un comportamiento de riesgo”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Reglas para comentar en Etapa Infantil

Etapa Infantil es un blog plural abierto a los padres, educadores y todas las personas interesadas en la crianza y la educación de los niños. Nos gusta dialogar porque pensamos que el debate enriquece. No obstante, también es necesario mantener cierto orden en la web. Por eso, antes de escribir un comentario, te recomendamos que leas las siguientes normas:

  • No escribas comentarios ofensivos, difamadores, vulgares o que puedan considerarse como un ataque personal. Si vas a expresar una opinión diferente, que sea de forma respetuosa.
  • No envíes SPAM ni hagas comentarios con fines publicitarios. Si vas a incluir un enlace, cerciórate de que realmente aporta valor a la lectura.
  • Asegúrate de que el comentario se corresponde con el tema del artículo. Si no es así, busca el artículo correspondiente. En el blog hemos tratado muchísimas temáticas.
  • Sé breve, no escribas comentarios muy largos. Ten en cuenta que nuestro tiempo es limitado y nos resulta más fácil responder si eres conciso.
  • Utiliza adecuadamente el castellano, recuerda que todos los lectores deben entender lo que escribes.
  • No escribas en mayúsculas, es como si estuvieras gritando y resulta incómodo de leer.

¡Gracias por compartir tus opiniones y experiencias!