¡Así puedes decirles a tus hijos que los amas sin usar palabras!

Las caricias, los besos y los abrazos son solo algunas muestras de amor que no necesitan ir acompañadas de palabras para ser de lo más efectivas.

Decir hijos amas sin palabras

Amar a nuestros hijos es uno de los sentimientos más profundos y hermosos que podemos experimentar. Sin embargo, a veces las palabras no son suficientes para expresar todo el amor que sentimos por ellos. Por suerte, hay muchas maneras de demostrar nuestro amor a los niños sin necesidad de utilizar palabras.

¿Cómo demostramos nuestro amor sin una sola palabra?

A los niños, no se les escapa nada. Cualquier pequeño gesto de los padres, aun cuando ellos no sean conscientes de este, será percibido al momento por los niños, interiorizando la sensación que este le ha transmitido. Ello es debido a que la comunicación no verbal forma parte de nuestro ser, y los niños son especialmente sensibles a la hora de identificar e interpretar estos mensajes. Así mismo, pequeños gestos cotidianos también dejan al descubierto el gran amor que sentimos por ellos.

Miradas de afecto, amor y orgullo

Los ojos nos delatan, sin lugar a duda y las miradas transmiten todo aquello que tenemos en nuestro corazón. Por algo se dice que los ojos son el espejo del alma. Y nuestro amor más puro, más sincero, se esconde en ella. Así, no es difícil ver como se nos “cae la baba” cada vez que vemos a nuestros hijos; nos sentimos orgullosos, afortunados y esto es algo que, a ellos, no se les escapa.

Abrazos y caricias

El contacto físico es de lo más importante para un niño. Incluso aquellos que son más reacios a darnos, sienten amor y protección cuando los reciben por parte de sus padres. Un abrazo o una caricia demuestra muchísimo el amor y afecto que sentimos por nuestros hijos. Así, no debería faltar nunca un gran abrazo cuando llegamos a casa, el beso antes de acostarse o, simplemente, sentarnos con ellos y acariciarlos suavemente mientras vemos la televisión o les leemos un cuento.

Tiempo de calidad: lo que no se compra, es lo valioso

Pasar tiempo con nuestros hijos es una de las mejores maneras de demostrarles cuánto los queremos. Por ello, es fundamental que dediquemos todo el tiempo que nos sea posible a realizar actividades con ellos: ir al parque, practicar deportes o jugar a sus juegos favoritos son solo algunos de los ejemplos.

Dar regalos afectivos

No se trata de comprar cosas costosas, sino de tener pequeños detalles que les hagan sentir especiales. Podemos sorprenderlos con su dulce favorito o con un pequeño regalo para demostrar que estabas pensando en ellos. Cuando hablamos de regalos afectivos nos referimos a todo aquello que guste a los niños y que les demuestre que los tenemos siempre presentes.

Ayudarlos con sus tareas

Ayudar a nuestros hijos con sus tareas escolares o proyectos puede ser una gran manera de demostrarles que los apoyamos y nos preocupamos por su éxito. Así mismo, este momento es tiempo de calidad que nos permite conocerlos mejor, divertirnos con ellos y, sobre todo, demostrarles cuánto significan para nosotros.

Sonreír y mostrar apoyo

Mostrar una sonrisa y apoyar a nuestros hijos en sus actividades y logros puede ser una forma efectiva de demostrarles que estamos orgullosos de ellos. Además, estos pequeños gestos generan una complicidad entre padres e hijos que perdura en el tiempo: es la base de un vínculo familiar fuerte y sano.

Dar besos de mariposa

Cualquier tipo de beso transmite amor a los pequeños. Al igual que sucede con los abrazos, hay niños a los que no les gusta dar besos, pero disfrutan cuando los reciben. Los besos de mariposa son una técnica divertida y cariñosa en la que se hacen pequeños besos suaves en la mejilla o en la frente del niño. Además, podemos hacerlo repetidamente, muchas veces y deprisa, lo que será como un juego supercariñoso para nuestro peque.

Demostrar amor hijos sin una palabra

Preparar comidas especiales

Los niños deben llevar una dieta equilibrada para crecer sanos y fuertes. Sin embargo, hay muchísimas maneras en las que podemos darles todos los nutrientes que necesitan y hacerlo de un modo divertido, especial. Así, podemos prepararles sus comidas favoritas o sorprenderlos con un desayuno en la cama. También podemos presentar los alimentos dándoles formas divertidas, como caritas, ositos, etc.

Notas en el almuerzo del cole

Ponerles una pequeña nota en el almuerzo que se llevan al cole es otra buena manera de demostrarles nuestro amor. Recientemente, hablamos de esto en otro artículo y os mostramos varios ejemplos de notas que podíais usar. De este modo, no solamente les daremos una sorpresa que les alegrará el día, sino que también les podemos transmitir todo nuestro amor y apoyo.

Decirles lo orgullosos que estamos de ellos

Validar sus emociones y decirles lo muy orgullosos que estamos de ellos es otra buena manera de demostrar amor a nuestros hijos. Los más pequeños de la familia necesitan verse capaces de hacer las cosas por su cuenta para desarrollar una buena autoestima. Si los animamos a probar cosas nuevas y les enseñamos a no rendirse, pronto veremos cómo consiguen todo cuanto se proponen. Esto, claro está, nos invade de orgullo. Pero, ¿se lo transmitimos siempre a ellos? En la mayoría de los casos, lo damos por supuesto y esto no debería ser así. Reconocerles sus logros, les empodera y demuestra cuanto los queremos.

Importancia de demostrar amor a nuestros hijos

Son muchísimos los motivos por los que no debemos dudar nunca a la hora de dar muestras de amor y afecto a los pequeños. Estas muestras, lejos de malcriarlos o mimarlos, son de lo más necesarias para que crezcan felices y sanos.

Estas son solo algunas formas en las que podemos demostrar a nuestros hijos cuánto los amamos sin usar palabra alguna. La clave es encontrar maneras creativas y personales de demostrarles a nuestros hijos cuánto los queremos y cuán especiales son.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios