Si tu hijo está bien educado, hará estas cosas

Niños bien educados ejemplos

Todas las personas cuando llegamos al mundo somos como un lienzo en blanco. Un lienzo que se va pintando con las experiencias y vivencias que se van teniendo en la vida. Todo lo que los niños viven les moldea como personas, así como el trato que reciben de su entorno. Si eres padre o madre quizá no recordarás del todo cómo te moldeaste tú, pero sí puedes ver cómo tus hijos lo hacen día a día.

Educar bien a los niños

En alguna ocasión, cuando un niño pequeño dice una grosería a los adultos nos parece gracioso y nos reímos, pero esto es un arma de doble filo en la crianza. Si un niño pequeño ve cómo sus referentes adultos se ríen ante una palabra (aunque sea una grosería) la repetirá pensando que es algo bueno porque sus referentes de seguridad se han reído y esto le ha hecho sentirse bien.

Cuando un niño pequeño dice una grosería es importante corregirle desde el respeto para guiarle hacia las palabras correctas. Es necesario que entiendan que el lenguaje es importante y que siempre hay que utilizar palabras amables tanto hacia uno mismo como hacia los demás.

En la educación no solo se trata de corregir malas palabras, sino también de guiarles en comportamientos adecuados. Por ejemplo: no destruir cosas que no son suyas, no invadir el espacio vital de otras personas, no interrumpir las conversaciones, etc. Ningún padre quiere que su hijo sea un “mal educado”.

Los niños bien educados

Pero, ¿qué tipo de comportamientos se han inculcado correctamente a los niños para que se conviertan en “bien educados”? Veamos a continuación algunos ejemplos de ello.

Piden permiso

Un niño o niña bien educado/a pedirá permiso para lo que quieran hacer (ya sea jugar, ir al baño o cualquier otra cosa). Tendrán la costumbre de pedir permiso pero deben diferenciar en lo que se debe pedir permiso y en lo que no hace falta. Por ejemplo, si necesitan ir al wc no es necesario que pidan permiso, ya que es una necesidad física.

Recogen sus cosas

Los niños bien educados recogerán las cosas que hayan utilizado, ya sea para jugar, hacer los deberes o cualquier otra cosa. No será necesario recordarles una y otra vez que recojan sus cosas porque ya sabrán que deben hacerlo sin que se les tenga que ordenar y repetir constantemente.

Cumplen las reglas

Sabrán que existen unas normas y las obedecerán. Si hay alguna regla que no entiendan preguntarán sobre ella e incluso podrán dudar y potenciar su pensamiento crítico. Pero saben que existen reglas y que si están es por una razón por lo que las cumplirán porque han aprendido que hacerlo es por un bien común.

Educar bien niños

No interrumpen

En las conversaciones no interrumpirán mientras otras personas hablan. Serán capaces de esperar y reclamar la atención cuando el adulto u otra persona ya puede escucharle completamente. Sabrá esperar su turno sin berrinches y sin intentar llamar la atención de una forma disruptiva.

Expresan sus emociones

Serán capaces de expresar sus emociones y sentimientos de forma adecuada. Sus padres les habrán enseñado educación emocional y esto les habrá servido para entenderse a sí mismos y también a los demás. Utilizan palabras amables tanto para hablarse a sí mismos como para referirse a los demás.

Cuidan las cosas

Son capaces de cuidar sus cosas así como las pertenencias de los demás. No las rompen y las cuidan porque han aprendido a darle el valor que merecen tanto a las cosas como a las personas. Respetan y por ello comprenden que deben cuidar las cosas, las personas, a la naturaleza y a los seres vivos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios