5 enseñanzas fundamentales para los niños bien educados

El ser bien educados también se aprende de los padres

Niños bien educados

Todo el mundo quiere que sus hijos sean niños bien educados. Actualmente con todas las responsabilidades que los padres tienen parece que hagan malabarismos cada día para poder enseñar a los niños lo que está bien de lo que está mal. En ocasiones las propias acciones se quedan en un segundo plano. La mayoría de los padres saben lo que es sentir vergüenza frente a otros adultos cuando un niño muestra malos modales.

La dura realidad es que los niños aprenden imitando a sus padres. Si quieres que tus hijos tengan unos gestos adecuados, entonces deberás observarte a ti en primer lugar. Tus gestos y tu forma de hablar serán los que enseñen a tus hijos, y recuerda que en algún momento de tu vida cuando eras pequeño/a, lo aprendiste también de tus padres. No te pierdas algunas enseñanzas fundamentales para que tus hijos aprendan a ser niños bien educados.

Decir “por favor” y “gracias”

Te podrías sorprender de la poca frecuencia que se escuchan estas expresiones en las conversaciones de adultos hoy en día. Los niños no saben estas reglas y deben aprenderlas, observando. Cuando alguien te da algo la respuesta correcta es ‘gracias’ para mostrar agradecimiento, además se transmite respeto y aprecio por el otro. Cuando pides algo es necesario también hacerlo ‘por favor’ porque también se transmite respeto y amabilidad.

Saludar a otros

Es necesario prestar atención a cómo muchas personas dicen ‘hola’ pocas veces a día de hoy. Incluso muchas personas intentan evitar el saludo, no porque no quieran sino porque en la mayoría de ocasiones sienten vergüenza al hacerlo. Lo ideal para saludar es hacerlo cuando te cruzas a alguien que conoces en la calle o entras en una habitación con personas. Incluso aunque las otras personas no devuelvan el saludo, tú estarás mostrando tu amabilidad y respeto a los demás, y eso es lo que tu hijo debe aprender. 

Contestar al teléfono

Cuando se coge el teléfono hay que hablar de forma correcta con la persona que está al otro extremo. Lo ideal es decir siempre ‘hola’ en primer lugar, así la otra persona puede entender que ya puede comenzar a hablar. Si llamas a alguien, di su nombre y el propósito de tu llamada después del saludo. Tus hijos te verán hacerlo y aprenderán a hacer lo mismo a medida que crezcan y empiecen a realizar sus propias llamadas telefónicas.

Enseñar niños bien educados

Esperar el turno para hablar

Cuando tus hijos estén hablando es necesario que no les interrumpas, así ellos aprenderán a cómo escuchar y hablar cuando la otra persona esté hablando. La interrupción no es totalmente evitable ya que en ocasiones es una parte del flujo de una conversación normal, pero hacerlo en exceso es grosero e interrumpe una buena conversación.

Mostrar generosidad

Es muy importante que enseñes a tus hijos a practicar generosidad, algo que significa mostrar consideración por los demás. Por ejemplo, puedes enseñar a tus hijos a llevar las bolsas de la compra a personas mayores, ceder tu asiento en el autobús a una persona mayor, a una mujer embarazada o a alguien que tiene la pierna o el brazo fracturado. Hacer cosas por los demás hará que tu hijo pueda establecer un buen comportamiento.

El dominio de todos estos modales enseñará a tus hijos a tener responsabilidad, sensibilidad, respeto, madurez… ayudará a que tu hijo vea en ti un buen ejemplo para aprender a ser educado y además, estarás modelando un comportamiento que se reflejará en tu hijo cuando se convierta en una persona equilibrada, educada y que encaje bien en la sociedad. ¿Crees que hay alguna enseñanza más que los niños deban aprender para estar bien educados?

Un comentario sobre “5 enseñanzas fundamentales para los niños bien educados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios