Homeschooling: ¿Qué es y cómo aplicarlo?

Conoce qué es el homeschooling, la nueva modalidad educativa que cobra fuerza

Homeschooling

El homeschooling no es un concepto nuevo, pero tras la pandemia de coronavirus se ha vuelto muy popular en todo el mundo. Cada vez son más las familias que apuestan por educar a sus hijos en casa, al margen de las instituciones de enseñanza públicas y privadas. Ya se trate de familias que residen en entornos rurales en los que no hay colegio cerca o padres que no comparten los contenidos o valores que se imparten en el currículo académico, se trata de una alternativa a la enseñanza tradicional que llega pisando fuerte.

¿Qué distingue al homeschooling?

También conocido como “educación en familia” o “escolarización en el hogar”, el homeschooling es un modelo educativo en el que la familia asume la formación integral de sus hijos. De esta manera, los padres son los encargados de transmitir a sus hijos los conocimientos y habilidades básicos, pero también se ocupan del desarrollo afectivo y emocional de los pequeños y la transmisión de los valores y principios esenciales.

A diferencia de la educación tradicional, el homeschooling se enfoca más en las competencias que en los contenidos. Su objetivo esencial es que los niños aprendan a aprender, de manera que tomen las riendas de su aprendizaje a medida que crecen. De hecho, en este modelo la lectura, los proyectos independientes y los juegos educativos cobran un significado esencial ya que también es importante que los niños disfruten a lo largo del proceso de aprendizaje.

Por lo general, el homeschooling termina convirtiéndose en un estilo de vida para las familias que se decantan por esta opción ya que el aprendizaje no se limita exclusivamente a las horas de estudio. Esto se debe a que el homeschooling le concede mucha importancia al aprendizaje espontáneo, de manera que cualquier actividad y momento es bueno para transmitir a los niños un nuevo conocimiento y habilidad o desarrollar un nuevo valor.

Al ir un paso más allá de la formación académica, el homeschooling presta especial atención a los ritmos de aprendizaje de cada niño y respeta los intereses y las necesidades de los pequeños. Cuando los padres se encargan de la educación de sus hijos se enfocan sobre todo en sacar a la luz sus aptitudes innatas y estimular sus principales intereses, a la vez que potencian el autoconocimiento y refuerzan la autoestima de los más pequeños.

Homeschooling pros y contras

Las ventajas del homeschooling para tus hijos

Educar a los niños en casa tiene muchas más ventajas de lo que piensan algunos padres. Por lo general, estos pequeños se adaptan mejor al proceso de enseñanza y asumen un rol más activo en su aprendizaje. Además, practicar el homeschooling:

  • Elimina las prisas y las tensiones del proceso de enseñanza. Al no tener deberes y exámenes, los niños pueden centrarse únicamente en aprender, lo que se traduce en un aprendizaje más consciente y eficaz.
  • Admite el empleo de diversos métodos y materiales de enseñanza. Esto no solo convierte el aprendizaje en una experiencia más dinámica y divertida, sino que contribuye a que los niños aprendan mejor.
  • Permite adaptar el ritmo de aprendizaje a las necesidades de cada pequeño. Al tratarse de una educación personalizada, los padres tienen libertad para ajustar el contenido a las necesidades e intereses infantiles.
  • Fomenta el aprendizaje significativo y enseña a los niños a pensar. El homeschooling fomenta el desarrollo de la lógica y el pensamiento, por lo que en lugar de enseñar a los niños a memorizar, les enseña a reflexionar.
  • Estimula la autonomía independencia infantil. Al ocupar un rol activo en su propio aprendizaje, los niños desarrollan más habilidades y aprenden a “sacar las castañas del fuego” por su cuenta, lo cual les resultará muy útil en el futuro.
  • Fortalece el vínculo y la comunicación familiar. Las experiencias cotidianas y las relaciones familiares ocupan un lugar clave en el homeschooling, lo cual contribuye a reforzar los lazos entre padres e hijos de una manera muy especial.

Inconvenientes del homeschooling a tener en cuenta

Responsabilizarse por la educación de los hijos ofrece a los padres más libertad de horarios, pero también supone un tiempo valioso y una mayor dedicación. Esto significa que a veces puede ser difícil compaginar el homeschooling con el trabajo, sobre todo si los padres deben pasar mucho tiempo fuera de casa.

Del mismo modo, hay que tener en cuenta que el homeschooling puede privar a los niños de las ventajas de conocer otros modos de pensar, lo que supone un gran desafío para los padres, que deben ser capaces de ofrecerles una educación diversa e inclusiva en las paredes del hogar. Caso contrario, el homeschooling podría conducir al adoctrinamiento, despojando a los niños de otros puntos de vista imprescindibles para el desarrollo de su identidad.

Por otra parte, si los padres no propician que los niños se relacionen con sus coetáneos fuera de casa, el homeschooling podría afectar el desarrollo adecuado de sus habilidades sociales y privarles de vivir experiencias desarrolladoras con quienes les rodean. Asimismo, el homeschooling representa un reto a la hora de certificar los aprendizajes, aunque cada vez son más los centros educativos que abren la puerta a ofrecer certificación a estos niños.

Homeschooling España

¿Es legal aplicar el homeschooling en España?

Si bien hay países como Australia y Bélgica que permiten legalmente el homeschooling, en España su práctica no está regulada. La Constitución Española refleja el derecho a la educación, reconociendo la libertad de enseñanza y el derecho de los padres a que sus hijos reciban una formación religiosa y moral de acuerdo a sus convicciones. Sin embargo, el artículo 4 de la Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de Educación, establece la escolarización obligatoria hasta los 16 años.

Esto significa que las cerca de 4000 familias que practican el homeschooling en España se encuentran en un vacío legal. Aunque es cierto que algunas comunidades tienen leyes específicas que son más permisivas acerca del homeschooling, los padres que deciden educar a los niños en casa no tienen una protección legal y podrían enfrentarse a problemas legales al considerarse absentismo escolar. Por tanto, si estás pensando en apostar por el homeschooling, primero comprueba si la ley de tu comunidad autónoma lo permite.

Consejos para empezar a aplicar el homeschooling

Si estás decidido a aplicar el homeschooling, debes saber que también supondrá un aprendizaje para ti ya que tendrás que ponerte al día con los contenidos y prepararte para enfrentar la difícil tarea de la enseñanza. He aquí algunos consejos que pueden serte útiles:

  • Para aplicar el homeschooling, elige los métodos que consideres más adecuados y que mejor se adapten a tu hijo. Si no funcionan, cambia de método.
  • Planifica un temario de contenidos trimestral que te permita orientarte en la enseñanza. Si te resulta más fácil, puedes guiarte por los currículos académicos.
  • Observa y pregúntale a tu hijo qué temas le interesan más. Siempre que sea posible, recurre a estos temas como base de otros aprendizajes.
  • Permítele a tu hijo que tome las riendas de su propio aprendizaje. Motívalo a que explore, experimente e investigue todo lo que le rodea.
  • Aunque dispongas de libertad de horario, dedica a menos cuatro horas diarias a la educación de tu hijo.
  • No limites la educación al contexto familiar. Planifica actividades fuera de casa y fomenta la interacción de tu hijo con otros niños de su edad.
Referencias
  • Jefatura del Estado (2006) Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de Educación. En Boe.
  • García, N. (2017) Homeschooling: 4.000 familias en España practican la formación escolar en casa. En: El Economista.
  • Cortes Generales (1978) Constitución Española. En: Boe.
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios