Los mejores mercadillos de Navidad de España

Mercadillos de Navidad en España para ir con los niños

Mercadillos Navidad

Con la Navidad a la vuelta de la esquina y las luces adornando las calles, no podemos evitar que el espíritu navideño nos contagie. Por eso, año tras año, nos encanta recorrer los mercadillos navideños, una tradición que no pasa de moda porque no solo podemos encontrar los productos más típicos de estas fechas sino también propuestas muy originales e incluso divertidas para celebrar la Navidad de una manera distinta.

10 mercadillos de Navidad en España

1. Plaza Mayor, en Madrid

Mercadillo de Navidad en la Plaza Mayor, en Madrid

No solo es uno de los más tradicionales de la capital sino que puede vanagloriarse de ser uno de los más antiguos de España. Además, también es uno de los más grandes, por lo que será prácticamente imposible que salgas con las manos vacías. Hay desde adornos para el árbol de Navidad hasta figuras para el belén, sin olvidar las pelucas y caretas, que ya se han convertido en todo un clásico. Aunque quizá los que más disfruten serán los pequeños de casa ya que pueden encontrar una amplia gama de artículos para gastar bromas el Día de los Santos Inocentes.


2. Feria de Santa Llúcia, en Barcelona

Mercadillo de Navidad en Barcelona

Cuando se acerca el fin de año los alrededores de la catedral de Barcelona se engalanan. De hecho, este mercadillo se lleva celebrando desde 1876 y, aunque no hay dudas de que la feria ha cambiado mucho desde entonces, sigue atrayendo a grandes y pequeños por igual. Y no es para menos porque suele acoger más de 250 puestos en los que podrás encontrar una inmensa variedad de productos, desde belenes y árboles de Navidad hasta flores de Pascua y dulces deliciosos. Por supuesto, no faltan los objetos decorativos, los regalos, la joyería e incluso la zambomba, para que los niños se diviertan y le pongan música a la Navidad.


3. Mercado Central, en Valencia

Mercadillo de Navidad en Mercado Central, en Valencia

En Valencia no escasean los mercadillos navideños, pero el más emblemático es el que se encuentra en los alrededores del Mercado Central. Y no es para menos porque hay cerca de 300 puestos donde se puede encontrar prácticamente de todo. Este año el mercadillo se situará por las calles de la Avenida Barón de Càrcer y, una vez más, deleitará a los visitantes con sus dulces de Navidad, entre los que podrás probar el pan de jengibre, el turrón de la zona y las tradicionales castañas asadas. Por supuesto, no faltará la ocasión para comprar decoraciones de Navidad para los árboles, figuras de belenes y artesanía.


4. Plaza del Pilar, en Zaragoza

Mercadillo de Navidad en la Plaza del Pilar, en Zaragoza

La Plaza del Pilar se convierte en un auténtico escenario navideño. Cada año se construye frente a la Basílica un Belén gigante formado por unas 100 figuras de tamaño natural que recrean las escenas más significativas relacionadas con el Nacimiento. Y también hay un Árbol de los Deseos al que podréis acercaros para pedir más suerte para el próximo año. Es cierto que este mercadillo no es tan grande como el de otras ciudades, pero lo compensa con creces debido al ambiente mágico en el que se enclava. Además, como está organizado por las Asociaciones de Artesanía y Artesanos Alimentarios, podrás encontrar figuras ornamentales preciosas, regalos y, por supuesto, los platos y dulces más típicos de la Navidad.


5. Plaza Nueva, en Sevilla

Mercadillo de Navidad en la Plaza Nueva, en Sevilla

Cuando se acerca la Navidad, Sevilla se viste de fiesta. Las plazas de la ciudad acogen árboles de Navidad y luces para festejar este momento tan especial del año. Sin embargo, es la Plaza Nueva la que adquiere mayor protagonismo pues acoge el Mercado Navideño de Artesanía de Sevilla. A lo largo de unos 80 puestos podrás encontrar desde joyas hasta productos de cuero y cerámica, ropa y, por supuesto, juguetes para los niños que conservan una impronta artesanal. No obstante, este año Sevilla también ha programado “Magia de Navidad”, un gran mercado navideño que se extenderá por todo el casco antiguo con trenes neumáticos para que podáis desplazaros entre las diferentes zonas.


6. Mercadillo de Navidad de Bib-Rambla, en Granada

Mercadillo de Navidad de Bib-Rambla, en Granada

Granada le da la bienvenida a la Navidad con su tradicional mercadillo en la plaza de Bib-Rambla, un espacio en el que se dan cita más de 50 artesanos y comerciantes granadinos y de otras zonas de España con una amplia oferta de artículos navideños. De hecho, se pueden encontrar desde productos de joyería manufacturados, cerámica de autor y juguetes de madera hasta los dulces navideños tradicionales y las icónicas figuritas de Belén. Aunque, sin duda, uno de sus mayores atractivos son los diferentes talleres y demostraciones sobre la artesanía granadina que tienen lugar cada jornada.


7. Mercado de Navidad de Puerto Portals, en Mallorca

Mercado de Navidad de Puerto Portals, en Mallorca

Este año la magia de la Navidad vuelve a inundar al Puerto Portals para recibir a los visitantes que podrán pasear entre las más de 40 casetas inspiradas en los típicos mercados centroeuropeos. Es cierto que este mercado es mucho más joven que los de otras ciudades, pero en cambio emana un ambiente cálido y divertido como ningún otro, no en vano ha sido elegido como uno de los cinco mejores mercados navideños de Europa. Su gran estrella es la pista de patinaje, pero también cuenta con actuaciones musicales, conciertos en vivo, cuentacuentos, talleres infantiles, bailes en familia y muchas otras sorpresas.


8. Feria de Santo Tomás, en Bilbao

Feria de Santo Tomás, en Bilbao

En Bilbao hay distintos mercados navideños, pero sin duda la Feria de Santo Tomás es una de las más famosas. El mercado se celebra desde XIV por lo que se le considera la más antigua de Guipúzcoa y, aunque obviamente ha cambiado su apariencia, la feria aún conserva la esencia de su tradición vasca. De hecho, en los casi 300 puestos que en la actualidad forman parte de la feria no solo se pueden encontrar productos típicos como las nueces, rosquillas y miel sino que también tienen lugar los famosos concursos de pinchos, exhibiciones de deportes rurales vascos y la triunfal llegada de los zanpantzarrak.


9. Mercadillo navideño, en Alcalá de Henares

Mercadillo navideño, en Alcalá de Henares

Con la llegada de la Navidad, Alcalá se viste de gala, enciende todas sus luces y abre las puertas de uno de los mercadillos navideños más divertidos de toda España. El mercado comparte escenario entre el Recinto Ferial y la Plaza de Cervantes, comunicados por un tren turístico que le permitirá disfrutar a los visitantes tanto de las ofertas gastronómicas típicas de la Navidad y la preciosa decoración que engalana la Plaza como de las opciones de entretenimiento más modernas que se erigen en el recinto ferial. Una oportunidad única para subirse en una noria móvil de más de 40 metros de altura y patinar junto a los niños en la pista de hielo móvil más grande de toda España.


10. Mercado de San Francisco, Badajoz

Mercado de San Francisco, Badajoz

Tradicionalmente, Badajoz ha sido una de las primeras ciudades españolas en encender sus luces de Navidad, la señal de aviso de que se abren las puertas del tradicional mercado del Paseo de San Francisco. En sus casi 30 casetas se pueden encontrar productos y creaciones de los artesanos y artistas de la comunidad, así como los típicos dulces navideños y algunas decoraciones para la Navidad. Tampoco faltan los villancicos solidarios y conciertos tradicionales para animar el ambiente, así como los concursos de escaparate y los talleres infantiles. Aunque no hay duda de que su atracción estrella es el templete, donde los niños le pueden entregar sus cartas para Papá Noel a los elfos, una experiencia que seguramente no olvidarán.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios