Cómo incluir el método silábico en el aula

método silábico

¿Conoces el método silábico para enseñar a los niños a leer de forma más efectiva? El método silábico fue desarrollado por Samuel Heinicke y Federico Gedike, dos reconocidos pedagogos. Querían encontrar una técnica para que aprender a leer fuese más sencillo para los niños y lo consiguieron con su método que usa las sílabas y sus combinaciones para facilitar el proceso. El método silábicos es como una derivación del método fonético. Antes de que los niños entiendan las sílabas deberán conocerlas por separado para poder combinarlas.

En las aulas

Este método permite a los niños reconocer y utilizar correctamente las grafías del alfabeto y combinar las letras y las sílabas correctamente de acuerdo a la lengua que conocen. Es necesario ponerlo en práctica en las aulas para que los niños puedan aprender su buen uso en todas sus variantes. Para ello hay que tener en cuenta algunas cosas.

Aprender las vocales y las consonantes

Los niños tienen que aprender las vocales y las consonantes y por eso, durante el aprendizaje del método silábico se centrarán primero en las vocales y después en las consonantes. Para ello:

  • Vocales: aprender a-e-i-o-u en la lectura y escritura. Los niños identificarán y leerán en voz alta el sonido y la grafía correspondiente.
  • Consonantes: no se enseñan de forma aislada, sino que se aprenden junto con las vocales. Por eso el aprendizaje de las vocales es tan importante hacerlo de forma previa. Después se juntan las vocales con las consonantes y se forman sílabas sencillas: pa-pe-pi-po-pu, la-le-li-lo-lu, al-el-il-ol-ul, etc. Los niños se familiarizarán con el aprendizaje de los sonidos de cada una de las letras.

En el aula se puede representar con fichas de diferentes colores, un color para las vocales, otro color para las consonantes y unas terceras fichas para las sílabas combinadas. De esta manera, el aprendizaje es más visual y para los niños es mucho más sencillo.

Aprender las sílabas

Una vez que el punto anterior se ha consolidado, entonces es importante seguir trabajando para conseguir el entendimiento y buen uso de las sílabas para formar palabras. El método silábico es un proceso progresivo, esto significa que el método va desde más fácil a más difícil a medida que los niños van adquiriendo y entendiendo los conceptos.

Existen algunos ejercicios que son clave en todo este aprendizaje:

  • Sílabas combinando vocal-consonante: pla, bre, bru, pro… pronunciar la pronunciación y la grafía combinando vocales y consonantes.
  • Sílabas en orden inverso: serían sílabas donde primero va la vocal y después la consonante (al, ar, er, el, etc).

El aprendizaje de este modo ayudará a los niños a descubrir cómo una misma consonante puede cambiar su pronunciación tan solo combinándose con diferentes vocales. Un ejemplo claro sería la “r”, que no es lo mismo decir: “rosa” que “órbita”. Ambas “r” están con la o, pero dependiendo del lugar donde se ubica se pronuncia diferente.

Qué es metodo silabico

Diptongos, triptongos y sílabas mixtas

Cuando ya se ha dominado todo lo anterior, entonces es momento de enseñar otras combinaciones entre vocales y consonantes: diptongos, triptongos y palabras mixtas. Veamos:

  • Diptongos: son sencillos; ai, ou, ei. Y hay que identificarlos en las sílabas de las palabras.
  • Triptongos: se añade una vocal más a la combinación de vocales dentro de una misma sílaba, por ejemplo: guau; uau.
  • Sílabas mixtas: es cuando se combinan las sílabas sencillas (consonante y vocal) con sílabas inversas (vocal y consonante) y se forma una palabra. Por ejemplo: es-pal-da.

Formar frases y lectura comprensiva

Una vez que todo lo anterior está conseguido, será el momento de comenzar a formar frases y a que los niños entiendan la lectura que hacen. Ya no solo se trata de decodificar palabras, sino que se trata de comprender lo que se lee y expresar lo que se escribe.

En este sentido, la finalidad del método silábico, siempre es que los niños aprendan a leer y escribir correctamente, de manera sencilla. Que lo hagan entiendo lo que leen y sabiendo lo que quieren escribir. Se potencia la lectura y la escritura y los niños se sienten motivados para poder hacer las cosas cada vez mejor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios