¿Por qué los niños deben aprender a jugar ajedrez?

Beneficios del ajedrez en niños

ajedrez para niños

Históricamente el ajedrez se ha considerado un juego de sabios. Sin embargo, en realidad se trata de un mito ya que cualquier persona puede aprender sus secretos, incluso los niños. A partir de los 4 años, los pequeños ya cuentan con las habilidades cognitivas suficientes para aprender a mover las fichas y hacer jugadas sencillas. Los padres pueden aprovechar esta etapa para estimular su interés por el ajedrez pues se ha demostrado que es uno de los juegos que mayores beneficios cognitivos aporta a los más pequeños de casa.

5 razones por las que los niños deben aprender a jugar ajedrez

1. Mejora el cociente intelectual

Jugar ajedrez es un ejercicio excelente para entrenar la mente y potenciar la inteligencia. Este juego contribuye a crear nuevas conexiones neurales, a la vez que estimula el pensamiento y fomenta la resolución de problemas. Así lo comprobó un metaanálisis realizado por expertos de la Universidad de Liverpool, en Reino Unido, en el que se analizaron 24 estudios previos sobre el efecto del ajedrez en el desarrollo cognitivo de más de 2 700 jóvenes. Los resultados desvelaron que la práctica de este deporte tiene un efecto positivo en el desarrollo de las habilidades intelectuales, sobre todo en el ámbito de las matemáticas.

beneficios ajedrez

2. Potencia el desarrollo de las habilidades sociales

Los niños que suelen tener dificultades para relacionarse podrían beneficiarse de la práctica de ajedrez. Así lo ha demostrado un estudio realizado por expertos de la Universidad de la Laguna, en España, en el que se analizaron los beneficios de la práctica regular de ajedrez en el desarrollo socio-afectivo de un grupo de 170 escolares de entre 6 y 16 años. Los resultados desvelaron que jugar ajedrez no solo estimula las interacciones, sino que también mejora las competencias sociales y las habilidades para hacer nuevos amigos. Al terminar el estudio, los niños que participaron en el programa de ajedrez se mostraron más comunicativos, receptivos y empáticos que antes de comenzar el entrenamiento.

3. Ayuda a concentrarse

Practicar ajedrez desde una edad temprana se puede convertir en un excelente entrenamiento para mejorar la concentración. Un estudio realizado en la Universidad Internacional de La Rioja encontró que los niños que juegan ajedrez de forma regular prestan más atención y tienen una mayor capacidad de concentración que aquellos que no lo hacen. Para llegar a estos resultados aplicaron diversas pruebas cognitivas, entre ellas algunos tests para evaluar la concentración, en un grupo de 60 estudiantes de primaria, 30 de los cuales participó en un programa de ajedrez. Según los expertos se debe a que durante la partida los pequeños deben prestarle atención a cada jugada para analizar las opciones posibles, lo que les obliga a abstraerse del entorno y focalizar su atención en el juego.

beneficios juego ajedrez niños

4. Favorece la resolución de problemas

Un estudio realizado en Canadá evaluó la capacidad para resolver problemas en 437 estudiantes de quinto grado que fueron distribuidos en tres grupos: un grupo que recibió el curso de matemáticas tradicional durante todo el estudio, otro que recibió el plan de matemáticas tradicional en primer grado y luego un programa enriquecido con instrucción de ajedrez y un tercer grupo que recibió el currículo de matemáticas enriquecido con ajedrez desde el primer grado. Los resultados mostraron que el grupo que jugó al ajedrez desde el primer grado obtuvo una mayor puntuación en las pruebas para evaluar la resolución de problemas, un 81,2% como promedio, en comparación con los que empezaron a practicar ajedrez más tarde o aquellos que nunca lo hicieron.

5. Mejora la creatividad

Jugar ajedrez desde una edad temprana estimula la creatividad infantil. Así lo corroboró una investigación en la que se evaluó la creatividad de un grupo de estudiantes tras 32 semanas practicando ajedrez u otra actividad de su preferencia. Los resultados revelaron que la puntuación en las pruebas de creatividad aumentó un promedio de 10.53 en los estudiantes que jugaron ajedrez en comparación con el 1.86 en quienes no apostaron por este entrenamiento. La explicación llega de la mano de un estudio alemán realizado en la Universidad de Tubinga en el que se halló que jugar al ajedrez activa y ejercita ambos hemisferios cerebrales, lo cual mejora el funcionamiento del cerebro y fomenta la conexión entre las neuronas.

Deja un comentario sobre “¿Por qué los niños deben aprender a jugar ajedrez?”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios